Logo El Confidencial
Sí quiero, pero solo contigo

Bodas elopement: lo que tuvieron en común las bodas de Penélope, Elsa y Angelina

Tu pareja y tú, un par de testigos y alguien que lo oficie... Así son las bodas elopement (sin invitados), la respuesta a muchos de los problemas de organizar una ceremonia

Foto: Una boda solo para vosotros. (Unsplash)
Una boda solo para vosotros. (Unsplash)

“Dejémoslo todo y casémonos en Las Vegas”. La pobre Toula le hacía esta desesperada proposición a su novio en ‘Mi gran boda griega’ y es que gestionar todo el tema de los invitados y las familias es una de las circunstancias que puede equilibrar la balanza hacia una boda en 'Petit comité' y sin invitados.

Con el término 'elopement', este tipo de celebraciones han ido cobrando popularidad en los últimos años, ocupando los primeros puestos en las búsquedas sobre bodas de Pinterest. Pero los enlaces sin invitados no se limitan a las clásicas bodas civiles, hay todo un mundo 'bridal' en el que elegir el perfecto enclave, el vestido que se adecúe a las circunstancias de la boda o cómo conseguir las mejores fotografías del enlace son importantes aspectos a tener en cuenta a la hora de organizar el enlace perfecto.

¿Una boda sin invitados? Piénsatelo. (Unsplash)
¿Una boda sin invitados? Piénsatelo. (Unsplash)

¿Por qué casarse sin invitados?

Solo quien se haya visto en la situación sabrá lo complicado que es cuadrar las mesas, juntar amigos, exparejas o familiares conflictivos. Por no hablar de la mediatización que puede generarse. Un sencillo acto de amor requiere una enorme puesta en escena que en algunas ceremonias puede alejarse mucho de la idea principal.

Además de tener que hacer la criba -cual lista de Schindler- y decidir a quién se deja fuera, una vez cerrada la lista de invitados toca una de las partes que más tiempo y presupuesto consume: darles de comer y beber y encontrar un lugar en el que puedan bailar libremente. Estos son algunos de los condicionantes que llevan a optar por las bodas elopement.

Sin embargo, la cosa de las bodas elopement tiene mucha más historia y no se limita a celebrar una boda íntima. Tendríamos que remontarnos a varios siglos atrás, cuando los únicos matrimonios eran los concertados.

Cuando una pareja de enamorados se fugaba para casarse en secreto, a ese tipo de enlaces se les llamaba bodas elopement. Un concepto muy romántico que busca, por un lado, evocar a aquellos amantes del pasado; por otro lado, ahorrar tiempo, trámites y dinero, y por último, un tipo de boda que está de moda. Concretamente, en el último año, en Pinterest, la búsqueda de inspiración sobre este tipo de enlaces ha aumentado un 128%.

Las bodas elopement están de moda. (Unsplash)
Las bodas elopement están de moda. (Unsplash)

El lugar es de vital importancia

Al reducir el número de participantes y contar solo con los obligatorios para cumplir con la legalidad (los novios y dos testigos), la pareja puede centrarse en aspectos más personales, en cosas que a ellos les gusten. A un lado quedan el clásico 'una finca de fácil acceso desde la ciudad' o el 'pondremos autobuses para ir y para volver' porque uno de los conceptos claves en las bodas elopement es el del lugar.

Auténticas maravillas de la naturaleza, paisajes propios de un plano americano ganador de Oscar y núcleos urbanos a cuantos más kilómetros, mejor. De ahí que las fotografías de boda sean uno de los conceptos más buscados en torno a estas bodas íntimas, porque aunque no haya demasiados invitados, el fotógrafo y el encargado de celebrar la ceremonia son absolutamente indispensables. Una isla perdida, el Amazonas, un bosque canadiense, una cumbre nevada...

Y además, en medio de la naturaleza. (Unsplash)
Y además, en medio de la naturaleza. (Unsplash)

Aceptamos juzgado como lugar elopement

Aunque las bodas civiles siempre se han celebrado en los ayuntamientos/juzgados, en las últimas décadas es muy común acudir a bodas en sitios de lo más variopintos, pero oficiadas por un juez/alcalde/oficiante.

Las ceremonias en juzgados tienen a su favor, entre otras cosas, que la etiqueta formal que requiere el evento puede ser de lo más casual. Recordamos la sabia elección de Olivia Palermo con un jersey de cashmere verde pistacho, una falda de vuelo de Carolina Herrera y los Manolos de Carrie Bradshaw.

De nuevo esta particularidad puede, por un lado, ayudar a ahorrar varios miles de euros y, por el otro, genera muchas más posibilidades de outfit. Vestidos de novia cortos, retro, boho, camiseros, trajes de pantalón… Ambos podéis ser más fieles a vuestro estilo.

Las bodas elopement, en general, no suelen reparar en gastos en lo que al vestido de la novia se refiere; sin embargo, cada vez hay más novias que buscan vestidos elaborados de forma ecológica y respetando el medioambiente, además de visitar ateliers pequeños de firmas que están haciéndose un hueco en el mundo de la moda nupcial.

Una boda elopement es una pequeña huida. (Unsplash)
Una boda elopement es una pequeña huida. (Unsplash)

La moda entre las estrellas de Hollywood

Por supuesto, como toda moda que se precie, los inicios de las bodas elopement tienen su origen en el 'star system'. ¿Recuerdas aquella boda entre Brad Pitt y Angelina Jolie que luego tuvo su portada en People? Se casaron en la más absoluta soledad únicamente rodeados de sus hijos. 'Ring ring', eso es una boda elopement.

Otros que también se casaron en supersecreto, aunque con los invitados con la tasa per cápita de Oscar más alta del mundo, fueron Penélope Cruz y Javier Bardem. La pareja se trasladó hasta el paradisíaco enclave natural de Las Bahamas para darse el 'Sí quiero' en la intimidad mediática, pero con unos pocos invitados más que en las bodas elopement habituales.

Queen B y su hermana Solance también se casaron en Petit comité. Apenas se pueden encontrar fotografías del enlace de Beyoncé y Jay Z en el que solo participaron los miembros de su familia. Por otro lado, la hermana pequeña de la reina del R&B se casó en Brooklyn, en el bar más hipster y vistiendo un original mono con escote en V el pelo afro.

Pero no creas que hay que desplazarse hasta fronteras internacionales para encontrar a famsos fans de las bodas elopement. Sara Carbonero, una de nuestras 'It girls' más influyentes también se casó con Iker Casillas en una pequeña ceremonia a la que solo asistieron familares, amigos más allegados y su hijo Martín. La suya fue una boda en el juzgado de Boadilla del Monte, discreta y sencilla, como la preja. Sara confesó que ella no quería un bodorrio.

Estos son algunos de los enlaces elopemnt que acapararon portadas, pero ellos no fueron los únicos: Emily Ratajkowski casándose con un traj de Zara en un juzgado de Nueva York, Elsa Pataky sorprendiendo a todo el mundo con una boda en una isla privada, Jennifer Aniston casándose durante la fiesta de cumpleaños de Justin Theroux, Keira Knightley con su vestido corto de Chanel... Las bodas elopement están en auge tanto entre los famosos como entre el resto de la sociedad.

Ocio

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios