Tres ejercicios de pilates que puedes hacer en casa solo con una esterilla
  1. Estilo
  2. Ocio
Mejora tu postura

Tres ejercicios de pilates que puedes hacer en casa solo con una esterilla

Ponte a prueba con estos ejercicios de pilates que te dejarán con ganas de aprender más

placeholder Foto: Pilates en casa, el mejor ejercicio físico. (Rawan Yasser para Unslash)
Pilates en casa, el mejor ejercicio físico. (Rawan Yasser para Unslash)

Aunque en ocasiones sintamos que se nos hace tarde para aprender algo nuevo, no lo es. De hecho es uno de los placeres de la vida, aprender hace que nos sintamos como cuando éramos pequeñas, llenas de ganas y de ilusión.

Además si se trata de ponernos en forma, mejor todavía porque nuestro cuerpo necesita que lo movamos. Si trabajamos con él y nos obligamos a ponernos en marcha, nos sentiremos mejor, más ligeras y más flexibles, y también más felices.

placeholder El ejercicio es importante para sentirse bien. (Rawan Yasser para Unsplash)
El ejercicio es importante para sentirse bien. (Rawan Yasser para Unsplash)

Por eso no debes buscar excusas para no hacer ejercicio físico, lo que hay que conseguir es encontrar aquel que te enganche, que te invite a seguir entrenando, mejorando y llevando gracias a él una vida más saludable, larga y placentera.

Pilates en casa

Aunque normalmente se asocia la práctica del pilates con evitar dolores lumbares y de espalda, este ejercicio aporta muchos más beneficios a nuestro cuerpo. Por ejemplo, mejora nuestra flexibilidad, equilibrio y postura y tonifica nuestros músculos.

Para practicar estos ejercicios que te proponemos a continuación necesitarás la ayuda de una esterilla para no hacerte daño.

Cuando pensamos en pilates, uno de los primeros ejercicios que nos viene a la mente es la V. Para realizarlo correctamente primero tienes que tumbarte boca arriba sobre la esterilla, con los brazos extendidos sobre la cabeza y las piernas estiradas.

Así, mientras subes las piernas sin flexionar las rodillas, eleva también el cuerpo, bajando los brazos a la vez como si intentaras tocar las piernas, formando una V. Mantén la postura unos segundos, regresa a la posición inicial y repite 10 veces más.

Para fortalecer la zona de la cintura, puedes realizar el ejercicio que se conoce como la sierra. Para hacerlo, solo tienes que sentarte en el suelo con las piernas abiertas y estiradas. Manteniendo la espalda recta y los brazos en cruz.

Gira el tronco hacia un lado, intentado cogerte el pie con la mano del lado contrario. Por ejemplo, si giras el tronco hacia la izquierda, será tu mano derecha la que se acerque al pie izquierdo. Regresa después al centro estirando la espalda. Repite cinco veces con cada lado.

Recuerda inhalar cuando regreses al centro y exhalar cuando flexiones el tronco.

Puedes terminar realizando la tijera. Para ello tendrás que tumbarte boca arriba, con las piernas extendidas. Levanta una de las piernas, eleva ligeramente el tronco y sujétala con ambas manos. Suelta esa pierna y, sin descender el tronco, cambia de pierna.

Cada vez estarás elevando una de las piernas mientras la otra regresa a su posición, pero sin llegar a apoyarse en el suelo. Con este ejercicio ganarás flexibilidad y fortalecerás los muslos. Haz dos series de diez repeticiones. ¿Te animas a seguir practicando?

Piernas Postura Brazos Ejercicios piernas
El redactor recomienda