Decora tu hall con estilo evitando estos errores frecuentes
  1. Estilo
  2. Ocio
Un espacio perfecto

Decora tu hall con estilo evitando estos errores frecuentes

No siempre es sencillo decorar el recibidor y acertar, por eso hemos recopilado los errores más frecuentes que tienes que evitar cuando lo hagas

placeholder Foto: Errores frecuentes al decorar el hall. (Milada Vigerova para Unsplash)
Errores frecuentes al decorar el hall. (Milada Vigerova para Unsplash)

La entrada de nuestra casa es la que se encarga de darnos la bienvenida cuando llegamos y despedirnos cuando nos vamos, por eso es importante lograr que sea un lugar agradable. No siempre nos resulta sencillo, acertar con la decoración adecuada puede ser más complicado de lo que pensamos, sobre todo si cometemos alguno de estos frecuentes errores.

Por ejemplo, todos sabemos que si queremos que una habitación se vea más grande y luminosa, el blanco es una opción estupenda. Sin embargo decorarlo todo en este color puede hacer que se vea un espacio frío y carente de personalidad, por eso es mejor combinarlo con detalles en madera o metal, como los espejos y lámparas, o apostar por tonos crudos, beis o gris claro.

Los espejos son clave para lograr esto también, un espejo grande nos ayuda a reflejar la luz, multiplicándola. Sin embargo, si los colocamos en cualquier lugar, sin asegurarnos de que es el adecuado, tendremos un lugar en el que mirarnos, pero sin las ventajas añadidas. Lo mejor es colocarlo donde refleje espacios más profundos, como ventanas o habitaciones colindantes.

Hablábamos también de lámparas, porque otro de los indispensables de cualquier estancia es la iluminación, y el hall no es una excepción. La luz debe ser la adecuada, cálida y acogedora y, si puede ser natural, mejor todavía. No debemos pecar ni por exceso, ni por defecto, no es necesario llenar todo el espacio con lámparas, será suficiente con conseguir una luz indirecta que ilumine todo.

Tanto para esta estancia como para todas las demás, debemos escoger la cantidad de muebles adecuada, así como su tamaño. Es importante ser conscientes del espacio del que disponemos antes de dejarnos llevar por nuestros deseos, es importante poder desplazarnos por nuestra casa con comodidad, sin tener que esquivar muebles o tener que apartarlos.

No suelen ser espacios muy grandes, por lo que lo mejor es optimizar el espacio, escoger muebles funcionales que nos puedan resultar útiles. Si tu espacio no es demasiado amplio, recuerda que el suelo no es la única opción, aprovecha la oportunidad que te brindan las paredes y no solo para poner marcos. Coloca muebles volados, que ocupan menos espacio visual y cumplen la misma función que los que tienes que apoyar en el suelo.

Abarrotar las paredes con adornos tampoco es la mejor idea, recargarlas provocará que se vea más pequeño, provocando una mayor sensación de agobio y caos. Tampoco conviene dejar este espacio completamente en blanco, porque quedará impersonal y frío, encontrar el término medio es clave para lograr el efecto deseado.

Lo fundamental es que tengamos claro el espacio del que disponemos y lo que precisamos, para que tu recibidor sea lo más confortable posible para ti, cubriendo tus necesidades del día a día y que así te ayude a sentirte como en casa nada más entrar.

Decoración
El redactor recomienda