Martita de Graná, yudoca con Broncano y otras seis curiosidades para conocerla mejor
  1. Famosos
Expresiva e irreverente

Martita de Graná, yudoca con Broncano y otras seis curiosidades para conocerla mejor

Martita de Graná se ha convertido en una de las cómicas e influencers más conocidas del país. Te desvelamos algunos datos sobre ella que no todo el mundo conoce

Foto: Martita de Graná, en el Festival de Málaga. (Getty)
Martita de Graná, en el Festival de Málaga. (Getty)

El tiempo lo pone todo en su lugar y a Martita de Graná el tiempo la ha vuelto a poner sobre un escenario, el lugar al que llegó casi por casualidad, pero en el que se siente como pez en el agua. Irreverente, provocadora y sin pelos en la lengua, esta joven nacida en 1989, evidentemente en Granada, puede presumir de ser una de las influencers y cómicas más mediáticas y divertidas.

Puede, y lo hace, puesto que esas son exactamente las palabras con las que se presenta en su página web. No se corta un pelo y tal vez por eso ha conseguido llenar las mejores salas y teatros de España, o protagonizar momentazos como el que pudimos ver durante su paso por ‘La resistencia’, cuando el equipo técnico se encargó de censurarla mientras daba una patada al presentador, David Broncano. La joven llevaba un vestido y ella misma se encargaba de anunciar que esto pasaría.

Iba para maestra

Antes de explotar su vis cómica en escenarios de toda España, Martita de Graná era Marta Martínez, una anónima profesora con mucho que ofrecer. Ella estudió Magisterio y es a lo que se dedicaba antes de comenzar con su fulgurante carrera. Ahora que ha conocido las luces del show business no parece que tenga intención de regresar a las aulas; de hecho, ha confesado en algunas ocasiones que se está formando para ello y que le gustaría conseguir un papel en alguna serie.

Sueño cumplido

Dicho y hecho, hace escasos días la veíamos desfilar por el Festival de Málaga, algo que ha podido hacer gracias a su participación en la película ‘García y García’, que se estrenará en agosto. Este es su debut y lo hace de la mano de nombres tan importantes como el de Pepe Viyuela, José Mota o Eva Ugarte. En esta película interpreta a Eva, una chica seria y responsable, una imagen muy diferente de la Marta que solemos ver.

Famosa en Facebook

Aunque ahora tenemos muy claro que hay redes sociales para todos los gustos e Instagram y Tiktok son las que más atención se llevan, la carrera de Martita comenzó en Facebook, concretamente con un vídeo que se hizo viral en 2015 en el que loaba las bondades de su tierra. Ella lo tenía claro y en poco menos de dos minutos hacía un repaso de los tópicos más habituales: “Sus tapas, la ‘milnow’, Sierra Nevada, el Albaicín, la Alhambra, el Granada CF, la gente joven en invierno, la diversión o las universidades”.

'Mi padre flipa'

Este es el nombre del show con el que se sube a los escenarios, para que todas las personas que han seguido sus vídeos por las redes puedan compartir su experiencia en directo. El nombre lo dice todo, de nuevo haciendo gala de su humor, porque, según asegura en su web, su éxito “es tan grande que su padre aún no se lo cree”. Quienes sí se lo creen son las mujeres que suelen llenar los teatros para ver su espectáculo (más del 80% de su público es femenino) y disfrutar de su humor, basado en situaciones cotidianas y chistes inspirados en su propia vida.

Llegó el confinamiento

Llevaba dos años con su espectáculo cuando llegó la pandemia y el confinamiento, una situación que nos dejó a todos encerrados en casa y, por qué no decirlo, aburridos. Gracias a Martita de Graná, esa situación fue mucho más llevadera, rara es la persona que no recibió en su teléfono alguno de los vídeos que se dedicó a subir, convirtiéndola en un fenómeno viral de nuevo. Esta época complicada ha sido clave en su carrera y la ha ayudado a afianzarse.

Humor irreverente, pero con límites

Durante esas semanas, ella decía lo que todos pensábamos, compartiendo con su humor habitual anécdotas y chascarrillos que nos ayudaban a sonreír. Vídeos que además se han convertido en su seña de identidad, sobre todo gracias a su gran expresividad y a saber reírse de sí misma. ¿Por qué esos planos contrapicados? “Siempre he hecho la gracia con mi papada, y con el contrapicado se ve mucho más”, explicaba divertida para ‘Nius’.

Así, parece que para Martita no hay límites, puede hacer humor de todo, de sexo, masturbación e incluso de las cosas más escatológicas, pero tiene uno: la política. No siempre es sencillo lidiar con el odio en redes sociales, y por eso prefiere no meterse en estos temas porque, a pesar de que ha afirmado que no tiene muchos haters, es consciente de que este tema es peliagudo y provoca discusiones, y, como afirmaba en la misma entrevista para el citado medio, “el humor nos une”.

Influencers Instagram
El redactor recomienda