Almudena Navalón nos presenta sus joyas (y aclara cómo conoció a Manuel Carrasco)
  1. Famosos
ENTREVISTA

Almudena Navalón nos presenta sus joyas (y aclara cómo conoció a Manuel Carrasco)

La periodista está centrada en su labor empresarial con Denis Marlon. Primero lanzó su colección de calzado y ahora llegan las joyas...

Foto: Almudena Navalón, en la presentación de sus joyas. (Gtres)
Almudena Navalón, en la presentación de sus joyas. (Gtres)

Está cargada de planes y rezuma entusiasmo al hablar de su primera colección como diseñadora de joyas, que ha denominado 'Origen'. Almudena Navalón, quien está felizmente casada con Manuel Carrasco y es madre de dos niños, Chloe y Manuel, de cuatro y un año, respectivamente, ha encontrado la fórmula para conciliar su vida personal con la profesional, al igual que su marido, con quien, además, comparte su empresa, Denis Marlon, que nació de una manera casual, como ella misma nos cuenta: "Estábamos veraneando en el Algarve, porque está muy cerca de Huelva y vamos mucho allí. Vimos un puesto de zapatos, pedí un modelo y no había de mi talla. Mi mejor amigo que estaba alí, que es además mi fotógrafo de cabecera y el fotógrafo de Manuel, me dijo 'si a ti te encanta la moda, te encanta el diseño, haz tus propios zapatos'. Y pensé que no era mala idea, que por qué no montaba algo".

Era un momento clave también para ella: "Había parado con el periodismo. Me quería un poco reinventar o hacer algo distinto. De ahí surgió, y dos años más tarde saqué la empresa. Fueron dos años de trabajo duro, en los que tuve que aprender a hacer muchas cosas, a diseñar, de calzado, buscar fabricante... Fue mucho trabajo. Salimos con las zapatillas, tuvimos muy buena acogida, llegó el covid, empezamos de cero de nuevo, porque la gente con el covid primero no salía a la calle, así que cómo se iban a comprar unos zapatos. Y después, si tú tienes dinero en el bolsillo, lo primero que te compras es una caña, algo totalmente comprensible. A la moda, sobre todo a las empresas más pequeñas, nos ha costado arrancar".

Pese a estas dificultades, la situación está cambiando, como nos desvela Almudena: "Ahora poco a poco vamos saliendo, hacemos muchas promociones y estamos contentos. Pudimos sacar una segunda colección, que se puso mucha gente conocida, así que estamos encantados. Siempre he sido muy de complementos y de joyas, así que era algo que tenía en la cabeza desde hacía tiempo. Y también quise darle una continuidad a la empresa. Las fotos de la colección las sacamos en las minas de Ríotinto, que son unas minas de oro y de plata, que viene al caso, porque al final son joyas hechas a mano, en plata, chapadas en oro. En cuanto a 'Origen', me parecía una palabra bonita y que venía a cuento".

PREGUNTA: Tu firma es una apuesta completa por producción nacional, son joyas hechas en España por profesionales de aquí.

RESPUESTA: Sí, se hacen en Córdoba, el joyero es artesano y para nosotros era muy importante diferenciarnos por ahí. En hacer algo diferente realmente. Están hechas una a una. No hay dos joyas iguales. Igual un anillo se lo compran y no es exactamente igual a otro que se le asemeja mucho. Eso le da un valor añadido. Son diseños originales y exclusivos.

P: ¿De dónde viene la inspiración para estos diseños?

R: No sabría decirte. Esa parte creativa que tengo es de lo que me gustaría llevar a mí. Está inspirada en las tendencias porque miro lo que se lleva y lo que no se lleva. No voy a diseñar una joya que no sea actual. Estoy actualizada. Es lo que yo me pondría, básicamente.

P: Generalmente, cuando se lanza un producto se suele hacer un estudio de mercado. ¿A qué target quieres llegar con tus joyas? ¿A qué mujeres le pueden interesar?

R: No tengo un target definido, pero sí le gustarán a una persona que apueste por nuestros valores, que aprecie el valor de las cosas. Porque las cosas valen lo que valen y es imposible sacar unos pendientes de plata de ley, hechos a manos, en España, uno a uno, chapados en oro, que no es lo mismo que bañado, a 10 euros. Es imposible. A cualquiera que le guste llevar algo así, que apueste por la sostenibilidad y el comercio justo y que además le guste el diseño le gustará la colección. Creo que son muy ponibles. No es nada ostentosa, es una colección muy fresquita.

P: La empresa la montaste con tu marido, Manuel. ¿Cómo compartís esa faceta profesional?

R: Yo soy la directora. A él por supuesto que le gusta ver cómo van las cosas, me pregunta mucho, pero no se mete en el diseño ni nada. Me lo deja a mí. Cuando terminamos todo, sí se lo enseño y normalmente le gusta. De hecho, hay un collar que es de chica que ya lo lleva puesto. El que llevo puesto ahora no le veo con él, pero dale tiempo... -dice con humor-. Me gustaría sacar una colección más inspirada para chicos. Ojalá lo pueda hacer pronto.

placeholder Almudena Navalón y Manuel Carrasco, en una entrega de premios. (EFE)
Almudena Navalón y Manuel Carrasco, en una entrega de premios. (EFE)

P: En tu blog has hablado en diversas ocasiones sobre la conciliación familiar. ¿Cómo has vivido la pandemia con dos niños tan pequeños y en confinamiento?

R: Fue complicado, porque el niño nació en marzo de 2020. Imagínate, en una fecha complicada, que fue justo cuando estalló la pandemia. Lo recuerdo dentro del horror que estábamos viviendo incluso hasta con cariño. Hicimos equipo y nos ayudamos mucho el uno al otro. Compartimos tareas, que no hay que decir 'él me ayuda', que ya está desfasado. El confinamiento fue hasta bonito porque nos olvidamos del mundo. Incluso decidí quitar la tele porque no podía más con el bombardeo de noticias, me iba a afectar... Empezamos a escuchar música, leíamos cuando podíamos, porque dos niños dan mucho trabajo...

Como te decía, fue una época incluso bonita. Ahora que tenemos una normalidad que no es normalidad, sí que cuesta conciliar, sobre todo yo, que trabajo mucho en casa. Dos niños son un trabajazo. Imagínate, además, dirigir la empresa, aprender cosas de diseño que no sabía... Muchas cuestiones que me requieren casi 24 horas. Por suerte, contamos con ayuda en casa, porque si no sería imposible estar aquí hablando contigo. Conciliar es muy complicado. Tengo la suerte de poder trabajar en casa, pero muchas mujeres no.

P: La vida de un músico como Manuel conlleva muchos viajes, ¿cómo es en su faceta de padre?

R: Es muy buen padre, le encanta estar con los niños. Cada vez que puede pasa tiempo con ellos. Si bien es cierto que su trabajo como compositor le lleva a pasar mucho tiempo creando. En este caso, haciendo sus canciones. Y cuando tiene conciertos debe salir, inevitablemente. Creo que le pasa más a él que a nosotros separarse de la familia. Lleva dos años sin salir a la carretera, así que estará como loco.

placeholder Almudena Navalón, con sus zapatillas.
Almudena Navalón, con sus zapatillas.

P: ¿Tiene ya listo el nuevo disco?

R: No sé si sacará disco, pero yo me aventuro a decirte que sacará nuevo tema para después de verano. Me encanta lo que he escuchado, porque tengo ese privilegio de poderlo escuchar en casa. En el mes de julio empieza con una gira muy pequeñita, porque la grande, que es más multitudinaria, la pasó al 2022, y este fin de semana empieza en Starlite, donde tiene dos fechas. Estará muy emocionado y yo también, con muchas ganas.

P: ¿Cómo acogió Chloe a su hermano Manuel? Porque en estos casos se suele hablar mucho del síndrome del príncipe (princesa) destronado(a).

R: Muy bien porque es una niña muy buena y muy inteligente. Se llevan dos años y medio. Vino con la pandemia y diría que cuántos cambios... El niño no para... Es tan buena que a veces me dice 'mamá, yo te ayudo'.

P: Tu historia de amor es un poco como 'La fuerza del destino' de Mecano, porque conociste a Manuel en un bar, a donde acudían amigos comunes vuestros...

R: Ahora ya decís bar, porque antes era en una entrevista.

P: Bueno, lo cuentas tú misma en tu blog...

R: Bien, bien... Es que siempre me dicen lo de la entrevista. Nos conocimos en un bar de Malasaña a una hora intempestiva, las tres o las cuatro de la mañana. Desde entonces casi que no nos hemos separado. Congeniamos muy bien, aunque tenemos nuestras diferencias, porque lógicamente no somos dos personas exactamente iguales. Sobre todo, el truco es caerte bien, llevarte bien, divertirte y ser amigos por encima de todo.

Manuel Carrasco
El redactor recomienda