El look de Cuevas, Ponce cantando e invitados VIP: la comunión de su hija
  1. Famosos
UN DÍA MUY ESPERADO

El look de Cuevas, Ponce cantando e invitados VIP: la comunión de su hija

A pesar de las circunstancias, aseguran a Vanitatis que Enrique Ponce estaba tranquilo, feliz y ejerciendo también de anfitrión en la que es su propiedad

Foto: Enrique Ponce y Paloma Cuevas. (Getty)
Enrique Ponce y Paloma Cuevas. (Getty)

La Cetrina se vistió de fiesta por última vez. Al menos en lo que se refiere a las celebraciones familiares de los Ponce Cuevas. Ya no habrá más finales de año ni veranos en esta finca que compró el torero cuando comenzaba a despuntar. Está puesta a la venta y hasta que esto suceda sí habrá algún fin de semana en el que Ponce disfrute con sus hijas de los caballos y los animales domésticos que hay allí.

Foto: Enrique Ponce. (CP)

La primera comunión de la hija pequeña de Paloma Cuevas y Enrique Ponce ha sido el broche de oro para este campo de novecientas hectáreas en Navas de San Juan (Jaén), donde se han reunido este fin de semana familia y amigos. Era el día grande en la vida de la pequeña de la casa y sus padres hicieron lo posible para que resultara igual de emocionante que la de su hermana hace cuatro años. Con menos invitados por razones estrictamente sanitarias, sin capea y con Enrique Ponce arropado por todos. Era una situación complicada que se resolvió como era de esperar, con cariño y respeto.

placeholder Paloma Cuevas y Enrique Ponce. (Cordon Press)
Paloma Cuevas y Enrique Ponce. (Cordon Press)

Para la fiesta se había contratado una banda y un DJ. Ponce cantó con ellos, como es su costumbre. Rancheras y boleros, que es su fuerte. Antes de la pandemia tenía previsto editar un disco con este tipo de temas y cantar una canción a dúo con Julio Iglesias. Este proyecto quedó por el momento archivado.

La niña lució una creación de Rosa Clará en colaboración con Paloma Cuevas, el pelo suelto, que sujetaba un adorno de flores y una cadena con la medalla de la Virgen. Una estética sencilla y muy parecida a la que utilizó su hermana mayor el día que hizo su primera comunión. Lo mismo sucedió con la puesta en escena de la liturgia religiosa que la madre quiso que fuera el foco central de este día.

placeholder Paloma Cuevas. (Getty)
Paloma Cuevas. (Getty)

Como ya adelantó Vanitatis, se dispuso un altar vestido con un capote de paseo bordado con la Virgen de Guadalupe, una imagen de la Inmaculada y presidiendo Jesús Caído, del que la familia es muy devota. El sacerdote tuvo un recuerdo para los presentes, los ausentes y una petición expresa por un familiar al que ese mismo día le intervenían en el hospital.

Tanto para la decoración floral del altar como del resto de la de la casa y del jardín, la anfitriona Cuevas eligió el color blanco.

Una vez que finalizó la eucaristía, los invitados se trasladaron a la zona de la piscina, donde se habían dispuestos las mesas manteniendo las medidas sanitarias que marca la Junta de Andalucía. Precisamente, la primera comunión se retrasó, entre otras cuestiones, para que todos los invitados estuvieran vacunados, como así fue.

placeholder Enrique Ponce. (CP)
Enrique Ponce. (CP)

Tras el cóctel se sirvió la cena, que consistió en foie, pescado con verduras y la tarta de cumpleaños de Paloma Cuevas, quien escogió para la ocasión un vestido turquesa que forma parte de su colección y con el que, según los testigos, lució espectacular.

Después baile, música discotequera y la intervención estelar de Enrique Ponce. Familiares y amistades disfrutaron de la primera fiesta pospandemia. Muchos de ellos era la primera vez que se veían desde hace un año y medio. Entre los amigos que acudieron a la Cetrina no faltaron Nieves Álvarez, Gema Ruiz, Fiona Ferrer, Remedios Cervantes, Marian Camino, Naty Abascal, Margarita Vargas y Luis Alfonso de Borbón. Su hija mayor, íntima de las niñas Ponce Cuevas, ya estaba en la finca desde días antes.

Faltaron Carolina Herrera, que se encontraba en Nueva York; Ramón García, que se desplazó a Bilbao para estar con su madre, y Paloma Segrelles, que ese mismo día tenía una cita importante al ser la graduación de su sobrina.

No se repartirán imágenes como en un principio se había estudiado. Los padres han querido que la primera comunión de su hija fuera lo más íntima y distendida. No hay que olvidar que ha sido el primer encuentro de la familia de Enrique Ponce con sus consuegros Valencia y resto de familiares maternos de la niña después de lo que supuso la exposición pública en las redes sociales del torero y Ana Soria.

Paloma Cuevas Enrique Ponce
El redactor recomienda