Paloma Cuevas hereda la amistad de Julio Iglesias de su padre Victoriano Valencia
  1. Famosos
Una relación que viene de lejos

Paloma Cuevas hereda la amistad de Julio Iglesias de su padre Victoriano Valencia

En la época de matrimonio feliz, Paloma y Enrique pasaron alguna temporada en la mansión del cantante en la República Dominicana

Foto: Paloma Cuevas. (Cordon Prress)
Paloma Cuevas. (Cordon Prress)

Paloma Cuevas está disfrutando de un verano tranquilo con sus hijas. A finales de julio se instaló en la Costa del Sol con sus padres y otros familiares directos para disfrutar del primer agosto tras la firma del divorcio. A diferencia del año pasado, que lo pasó en La Cetrina alejada del foco mediático, esta vez ha sido Victoriano Valencia el que ha tomado las riendas del veraneo diferente de sus hijas y nietas. Eligió la zona de Marbella que conoce muy bien y donde el matrimonio Cuevas Díaz organizaba su cuartel general. Victoriano acompañaba a Ponce como su apoderado y regresaban a la casa que él alquilaba para toda la familia. Este año se ha vuelto a los orígenes de aquellos veraneos marbellís del clan Valencia.

El que fuera uno de los toreros más importantes de los años sesenta, y el primero universitario y licenciado en Derecho, tuvo relaciones con grandes personajes como Rainiero y Grace de Mónaco, Ava Gardner, Geraldine Chaplin o la princesa Beatriz de Saboya que se enamoró de él. Pero ya el torero español había elegido a la mujer de su vida: Paloma Díaz. Todas estas relaciones formaban parte de la vida de Victoriano que compartió aula con muchos de los que luego formaron parte de la vida política activa de la democracia y del mundo empresarial de la que nunca ha presumido.

Y uno de estos amigos era y es Julio Iglesias al que conoció cuando el cantante era futbolista. A pesar de la distancia y del enclaustramiento elegido, el padre de Paloma sigue manteniendo una estupenda relación que ha heredado la empresaria y a su vez sus niñas con las gemelas Victoria y Cristina. Todos ellos se consideran familia. Hace unos días subía a su cuenta de Instagram unas imágenes de Palomita saltando en la finca Las Cuatro Lunas, que en la actualidad, y según el registro mercantil, es propiedad de Miranda Rijnsburger. A la primogénita de Paloma Cuevas le gustan los caballos y todo lo relacionado con la hípica. Una afición que comparte con la hija de Margarita Vargas que en muchas ocasiones ejerce de profesora tanto con Eugenia como con Paloma y Bianca. El verano pasado, en pleno enclaustramiento en La Cetrina, Paloma y sus hijas pasaron una semana en el chalet de los duques de Anjou en Sotogrande y cada mañana acudían a la hípica para practicar.

De Punta Cana a Cuatro Lunas

Esta vez ha sido en la finca de Ojén donde están viviendo desde principio de verano Miranda, las gemelas y Guillermo, el pequeño. Miguel y Rodrigo vienen y van dependiendo de sus agendas festivas. Han cumplido 23 y 22 años y van por libre. Las niñas prefieren Marbella, tienen sus amigos desde hace años y una vida social intensa con escapadas a los chiringuitos de moda y paseos en barco.

Miranda es la reina y señora de Cuatro Lunas donde recibe a las amigas de siempre. Una de ellas es Paloma Cuevas y sus niñas. A veces también se han acercado a la casa Victoria Valencia y Paloma Díaz. En la época más dura para la empresaria, sin divorcio y con Ponce exponiendo su amor en las redes sociales, Julio Iglesias a través de Miranda ofreció la casa de Miami e incluso gestionar una en Punta Cana para alejarse del foco mediático.

placeholder Paloma Cuevas y su padre. (Vanmitatis)
Paloma Cuevas y su padre. (Vanmitatis)

En la época de matrimonio feliz y antes de que comenzara la pandemia y el mundo se volviera del revés, Paloma y Enrique pasaron alguna temporada en la mansión de la República Dominicana. Las navidades pasadas la empresaria viajó hasta Punta Cana y allí quiso cerrar 2020 y comenzar el nuevo año. Aunque había recibido la invitación de Miranda, Paloma Cuevas prefirió ir por libre. Como publicó Vanitatis, alquiló una villa cuya intermediaria fue María José Suárez. El 31 hubo fiesta muy reducida y con el cantante Juan Peña animando la velada que fue divertida y sobre todo entrañable. Eran las primeras navidades tras el tsunami que supuso la aparición de Ana Soria en la vida del torero.

Foto: Paloma Cuevas. (CP)

La relación con Julio Iglesias ha formado parte de la vida familiar y musical de Ponce. Tanto es así que estaba previsto que grabaran un tema juntos. La pandemia paralizó esta faceta ajena al mundo taurino, un disco que estaba casi cerrado con diez canciones entre las que se incluía un dueto con Iglesias. El disco estaba producido, compuesto y dirigido por los hermanos que forman el grupo Materia Prima: Mónica, Pedro y Juan Fernández Valderrama. Este proyecto se encuentra en la actualidad paralizado.

Precisamente y gracias a ellos, Enrique Ponce cantó para el gran público por primera vez hace unos años. Fue en el teatro Calderón en un concierto solidario organizado por el citado grupo. Era su bautismo en directo junto a los componentes del grupo que son también amigos incondicionales. Ese día le pidieron que subiera al escenario y cantó con Mónica, la solista, que siempre ha tenido palabras de cariño hacia el torero en el apartado musical: “Es una de las personas más generosas que conozco, es mi amigo”.

Paloma Cuevas
El redactor recomienda