Así era Irene Montero de pequeña con su padre, y así lo ha homenajeado recordando su infancia
  1. Famosos
Cómo hemos cambiado

Así era Irene Montero de pequeña con su padre, y así lo ha homenajeado recordando su infancia

La ministra de Igualdad ha recordado a su padre, Clemente, con una bonita fotografía y una profunda reflexión sobre el paso del tiempo y la pérdida de un ser querido

Foto: Irene Montero, en una imagen de archivo. (EFE)
Irene Montero, en una imagen de archivo. (EFE)

Habitualmente emplea sus redes sociales con fines profesionales, pero en esta ocasión la ministra de Igualdad ha hecho una excepción y ha querido usarlas para mandar un mensaje importante. Irene Montero ha echado la vista atrás y lo ha hecho recordando a quien ha sido y es una de las figuras más importantes de su vida, su padre Clemente.

En junio de 2018, Irene tenía que decirle adiós tras una larga enfermedad que acabó con su vida. “Llegaste demasiado temprano a una muerte que no era la tuya”, citaba entonces Montero a Benedetti para despedirse de su progenitor con una bella carta que igualaba la imagen escogida, en la que se les podía ver a los dos jugando en la playa cuando Irene era apenas una niña. Ahora de nuevo ha querido tener un recuerdo para él.

No necesita que sea una fecha señalada como ha sucedido en anteriores ocasiones (falleció en el mes de junio y su cumpleaños era en diciembre), para Irene cualquier momento es bueno para recordar a su padre y, sobre todo, para hacer balance de las cosas, revisar los recuerdos y reflexionar sobre el pasado. Una vez más, ha hecho suyas las palabras de otro, en este caso de Manuel Vilas en ‘Ordesa’.

“Cuántas veces llegaba yo a mi casa, cuando tenía diecisiete años, y no me fijaba en la presencia de mi padre, no sabía si mi padre estaba en casa o no. Tenía muchas cosas que hacer, eso pensaba, cosas que no incluían la contemplación silenciosa de mi padre. Y ahora me arrepiento de no haber contemplado más la vida de mi padre. Mirar su vida, eso, simplemente. Mirarle la vida a mi padre, eso debería haber hecho todos los días, mucho rato”.

Tal y como hemos señalado, no es la primera vez que tiene un recuerdo para su padre, cuya ausencia parece estar presente cada día en la vida de la ministra. Reflexiones que comparte con todos sus seguidores y que suele acompañar de pequeñas pinceladas de su infancia en forma de imágenes, como la que compartió hace tiempo para celebrar el cumpleaños de Clemente, el primero tras su muerte, y en la que ambos paseaban por el parque del Retiro.

Un bonito recuerdo de una infancia que Irene pasó entre La Elipa y Moratalaz, aunque el tiempo que pasó en Tormellas, el pueblo de Ávila de donde sus padres son oriundos, también forjó su carácter. Su infancia fue clave para Irene, le proporcionó unos cimientos sólidos y también una forma de ver el mundo de la que todavía hace gala; sus orígenes humildes son clave para entender la mujer que es hoy día. Su padre, aunque empezó a estudiar Medicina, trabajó toda su vida como empleado de mudanzas; su madre, Adoración, lo ha hecho como educadora infantil.

La joven cursó sus estudios en el colegio Siglo XXI, una "cooperativa de familias sin ánimo de lucro que autogestiona sus recursos económicos". "Impulsamos, en estrecha colaboración con nuestro equipo pedagógico, una educación responsable, solidaria y participativa”, tal y como se puede leer en su página web.

Una familia trabajadora donde la educación era vital, algo que Irene aprendió desde pequeña y parece asentar las bases de su carácter, trabajadora incansable y dispuesta a dar batalla. Tal vez por eso comenzó su vida laboral muy pronto, como cajera de una cadena que se dedicaba a la venta de electrodomésticos. Eso sí, sin descuidar su formación académica, es licenciada en Psicología y tiene un máster en Psicología de la Educación.

placeholder Pablo Iglesias saluda a Irene Montero tras conocer los resultados de las elecciones autonómicas, en una imagen de archivo. (EFE)
Pablo Iglesias saluda a Irene Montero tras conocer los resultados de las elecciones autonómicas, en una imagen de archivo. (EFE)

Ahora, convertida en una de las ministras más polémicas del Gobierno, parece tener claro el camino a seguir a pesar de tener que enfrentarse a las críticas por su trabajo, pero también por su vida privada. Pocas casas son más conocidas y han despertado más comentarios que la famosa casa de Galapagar, en la que de momento continúa viviendo con su pareja, Pablo Iglesias, y su familia.

A pesar de los constantes rumores que señalan la ruptura entre ellos, que han sido desmentidos con contundencia, y los que apuntan a una mudanza, por ser un lugar demasiado conocido, parece que de momento las cosas siguen como estaban. La pareja es celosa de su vida privada, por lo que estos pequeños retazos que Irene comparte de vez en cuando son una grata sorpresa.

Irene Montero
El redactor recomienda