Es noticia
Menú
Los negocios españoles de José Andrés, cuando prepara su salto a la producción audiovisual
  1. Famosos
CON UN CURIOSO SOCIO

Los negocios españoles de José Andrés, cuando prepara su salto a la producción audiovisual

El chef, flamante ganador del Princesa de Asturias, se ha hecho mundialmente famoso por su labor solidaria. En España tiene intereses económicos con el magnate del acero Jon Riberas

Foto: El chef José Andrés, en Santiago de Compostela. (EFE)
El chef José Andrés, en Santiago de Compostela. (EFE)

De un tiempo a esta parte es raro el día en que el nombre del chef José Andrés no aparece en prensa por un motivo u otro. Sus días parecen tener el doble de horas que los del resto de los mortales, o él la fórmula mágica para exprimir cada minuto. Mientras se escriben estas líneas, el chef está en la isla de La Palma, ayudando a que todo el que ha perdido su casa y su vida tal como la conocían a causa de la erupción del volcán Cumbre Vieja tenga al menos un plato de comida que llevarse a la boca. Y es que, en España, el 90% de su actividad es solidaria, pues el grueso de sus empresas, en su mayoría restaurantes, se encuentra en Estados Unidos.

World Central Kitchen es el proyecto que le ha llevado a estar en boca de todos en nuestro país. Tanto es así que fue galardonado hace unos días con el Premio Princesa de Asturias de la Concordia, un momento de mucha emoción para él, y es que su labor durante la pandemia en 2020, la llegada de Filomena en enero de este año, los incendios de Ávila de este verano y ahora la ayuda en La Palma le han sacado definitivamente del mapa de los cocineros para proyectarlo a otro nivel superior.

Lo cierto es que tiene el reconocimiento internacional desde hace más de 20 años. Concretamente, lleva 23 afincado en Estados Unidos y es allí donde comenzó su andadura con un pequeño restaurante en Washington. Ahora tiene más de 20 locales, una familia consolidada y un imperio valorado en casi 50 millones de euros.

Foto: El cocinero José Andrés en una imagen de archivo. (EFE)

A pesar de que su vida y su familia están al otro lado del charco, José Andrés no solo se ha acordado de España cuando ha tocado acudir ‘al rescate’ con su fundación. También tiene negocios vinculados a la tierra que le vio nacer. Concretamente dos, un holding bajo el nombre Jose & Jon Investiments SL dado de alta en 2014 con domicilio fiscal en la zona de Embajadores y que él gestiona a través de su sociedad principal con sede fuera de España, José Andrés Corporation INC, y otra sociedad, Gold Iberia Internacional Agro Food SL, en la que consta como consejero.

En ambas, el socio que le acompaña es el magnate del acero Juan María Riberas Mera, cuyos negocios junto a su hermano en este ámbito, la automoción y las energías renovables le han llevado a atesorar una de las principales fortunas del país.

placeholder Francisco José y Juan María Riberas Mera. (EFE)
Francisco José y Juan María Riberas Mera. (EFE)

A través de la primera se gestionan desde 2019 los restaurantes que el chef junto a su socio y otros cocineros se propusieron abrir en la calle Ibiza. Los primeros fueron La Cocina de Frente, Casa Julián Tolosa y Bulbiza. Él mismo explicó el porqué de la idea y del emplazamiento: “En la calle Ibiza hay sitio para locales que apuesten por la cocina más cercana, de proximidad, tiene que ser como pasa en Japón, que la gente hace cola para comer ramen, pues aquí se debería hacer lo mismo para tomar cocido o cualquier plato de nuestra gastronomía”. El proyecto se retrasó por el parón general de 2020, pero continúan trabajando para que en algún momento sí lo sean.

Foto: El chef José Andrés cuenta con su mujer Tichi y sus tres hijas como mejores apoyos. (Instagram/@chefjoseandres)

En cuanto a propiedades se refiere, solo consta a nombre de una de sus empresas un pequeño local comercial en el interior del Palacio de Gaviria, en la céntrica calle Arenal. Su compraventa se firmó en 2017, quizá con la intención de que el espacio albergara algún nuevo proyecto, pero hasta la fecha no ha sido así.

Su nueva productora

También relacionado con el mundo de la cocina, pero diametralmente diferente, es uno de sus proyectos más recientes, José Andrés Media, una productora de televisión con contenido gastronómico. “Ha sido mi sueño lanzar José Andrés Media durante muchos años: contar historias sobre quiénes somos a través de la comida que comemos. Nuestro contenido gastronómico será tan creativo, divertido, inspirador y auténtico como nuestros restaurantes. No puedo esperar para empezar”, ha dicho sobre este salto a la producción televisiva que parece una evolución lógica en su carrera. Al parecer, el primer proyecto será para Discovery + y será una serie de seis episodios que podremos ver en España antes que en el resto del mundo.

placeholder Un voluntario de World Central Kitchen. (Reuters)
Un voluntario de World Central Kitchen. (Reuters)

World Central Kitchen tiene su sede europea en España, en concreto en el barrio de Vallecas, donde desde el confinamiento más duro acuden todo tipo de voluntarios, desde cocineros hasta repartidores. Vanitatis ha tenido la posibilidad de hablar con un joven que trabaja con ellos para ayudar durante la pandemia a las familias más afectadas. “Todo está pensando y organizado y se va adaptando según las necesidades. La máxima es llegar a cuanta más gente mejor, pero no restando calidad. Siempre se nos transmitía que lo que comemos es importante y que todas las personas, por poco que tengan, tienen derecho a un plato de comida digno” afirma.

"Se cuidan mucho todos los detalles -explica-, se genera un muy buen ambiente, además se crearon bastante empleos, no solo éramos voluntarios y ahora hay gente que sigue trabajando, te transmiten todo el tiempo que lo que haces es importante”. Sobre el chef, su opinión es inmejorable: “Él no está allí todo el tiempo, supongo que tiene muchas cosas que gestionar, pero está pendiente de todo y de todos, no hay una sola persona del equipo que hable mal del ‘jefe’ como sí pasa en la mayoría de los puestos de trabajo”.

placeholder Pepa Muñoz, 'socia' de José Andrés en sus labores solidarias. (EFE)
Pepa Muñoz, 'socia' de José Andrés en sus labores solidarias. (EFE)

Pepa Muñoz es, desde 2020, las manos de José Andrés en Madrid. Es la responsable de la fundación en la capital y lo compagina con su trabajo como cocinera en el conocido restaurante El Qüenco de Pepa. Está enormemente orgullosa de ello a juzgar por sus palabras: “No sé ni por dónde empezar. Para darte las gracias por ser tan grande, por haber aparecido en mi vida y haberme enseñado tanto en tan poco tiempo que nunca olvidaré. Enhorabuena por ese merecidísimo premio #princesadeasturias y por colocar a la cocina en lo más alto, no solo en los restaurantes sino en los sitios donde de verdad necesitan un plato de comida. Gracias a todas las personas y voluntarios que forman esta preciosa familia”.

Después de Haití

Esta iniciativa surgió después del terremoto de Haití en 2010, cuando el chef se planteó que no se trataba solo de que se donase comida, había que crear un circuito para hacerla llegar y para cocinarla, puesto que la gente lo había perdido todo, incluida una sartén para cocinar y un lugar donde hacerlo. No bastaba con enviar millones de paquetes de alimentos no perecederos, había que alimentar a esas personas de un modo organizado y efectivo. Fue un éxito personal para el chef y desde entonces, con sus negocios ya viento en popa, sus aspiraciones cada vez se han volcado más en hacer eso mismo, pero en cualquier otra parte del mundo, allí donde fuera necesario. Ahora mismo en La Palma.

Pero no ha dejado de innovar en la cocina, de ofrecer nuevas experiencias gastronómicas en sus más de veinte locales repartidos por Estados Unidos. Entre ellos puedes encontrar una experiencia gastronómica de lujo con su cocina de autor, cocina mediterránea en plena Nueva York, especialidades en mexicano o coreano… No hay nada que se le resista.

De un tiempo a esta parte es raro el día en que el nombre del chef José Andrés no aparece en prensa por un motivo u otro. Sus días parecen tener el doble de horas que los del resto de los mortales, o él la fórmula mágica para exprimir cada minuto. Mientras se escriben estas líneas, el chef está en la isla de La Palma, ayudando a que todo el que ha perdido su casa y su vida tal como la conocían a causa de la erupción del volcán Cumbre Vieja tenga al menos un plato de comida que llevarse a la boca. Y es que, en España, el 90% de su actividad es solidaria, pues el grueso de sus empresas, en su mayoría restaurantes, se encuentra en Estados Unidos.

El redactor recomienda