Es noticia
Menú
Antonio Escohotado, en clave personal: siete hijos de tres parejas y un golpe muy doloroso
  1. Famosos
EN IBIZA

Antonio Escohotado, en clave personal: siete hijos de tres parejas y un golpe muy doloroso

El filósofo y fundador de Amnesia Ibiza perdió a su hijo Román en 2010, de un infarto. Decía que a su muerte se encontraría con él. Le sobreviven otros seis hijos de tres parejas

Foto: Antonio Escohotado. (EFE)
Antonio Escohotado. (EFE)

La vida de Antonio Escohotado fue tan apasionante (o más) que su propia obra. Sus palabras se clavan en la memoria cuando uno las lee y los años que fue cumpliendo, hasta su muerte, este domingo 21 en Ibiza, han dejado huella en el imaginario colectivo, a veces sin que uno lo sepa. Filósofo, agitador cultural, escritor del ensayo más completo sobre drogas, profesor universitario, fundador de la discoteca Amnesia... y padre.

Sí, un padre dedicado y amado por sus hijos, fruto de sus tres matrimonios. Y un golpe duro, el más duro, en su vida: la muerte de su hijo Román, víctima de un ataque al corazón.

placeholder Fernando Sánchez Dragó con Jorge, uno de los hijos de su amigo Antonio Escohotado. (EFE)
Fernando Sánchez Dragó con Jorge, uno de los hijos de su amigo Antonio Escohotado. (EFE)

El primero, con Cristina Álvarez de Lorenzana, con quien tuvo cuatro hijos; el segundo con Mónica Balázar, madre de otros dos vástagos, y el tercero, con Beatriz Salama, con quien tuvo una hija. Esta última relación, la que mantuvo hasta el fin de sus días con Salama, sirve para describir al autor y su época, algo que él relató en diversos libros en los que mezcla la filosofía con la autobiografía. Escohotado era gran amigo de Fernando Sánchez Dragó pero se enamoró de su mujer, algo que fue recíproco y que terminó en el divorcio de ambas parejas. Sánchez Dragó se lo tomó bastante bien, según contó el propio Escohotado, quien recordó que su segunda mujer no estuvo tan conforme con lo sucedido.

Foto: La 'otra' princesa Soraya cierra Amnesia Ibiza para celebrar un cumpleaños de 150.000 euros

Aun así, Antonio y Beatriz formaron una pareja sólida que ha durado hasta hoy. Juntos fueron padres de Claudia, una bella joven que estudia Derecho. Uno de los golpes más duros que sufrió Escohotado en su vida fue la pérdida de su hijo Román (1970), en 2010. En el libro ‘Los penúltimos días de Escohotado’ (La Esfera de los Libros, 2021) escrito por Ricardo F. Colmenero, quien charló con el filósofo en sus últimos años en Ibiza, donde decidió refugiarse a la espera de la muerte, le dijo: “El primero al que me voy a encontrar es a Román. El hijo que perdí. Y en el delirio de mi imaginación digo: a lo mejor aparece Román”.

Recuerdo de Román

Diplomático de carrera, Román había sido cónsul en República Dominicana y uno de los primeros extranjeros en llegar a Haití a ayudar tras el terremoto que dejó un trágico reguero de muertos en el país caribeño. En 2018, cuando una persona recordó a Román en Twitter, Escohotado le daba las gracias: “Si no recuerdo mal, hay un edificio a su nombre en Haití como reconocimiento a su labor como cónsul en Dominicana por ser de los primeros en llegar y auxiliar tras el desastre en el país vecino”. Román falleció poco después de aquel terremoto en su nuevo destino, Seúl, mientras dormía, víctima de un ataque al corazón.

Foto: El filósofo Antonio Escohotado critica a los intelectuales que no dan palo al agua. Opinión

El filósofo estaba muy presente en lugares como Twitter y descubrimos que quien llevaba sus cuentas era uno de sus hijos, fruto de su matrimonio con Cristina, fallecida en 2016 a los 71 años. Se trata de Antonio Jorge (1977), quien se sorprendió incluso al ver el éxito que su padre tenía en internet. “Cuando el año pasado [en referencia a 2016] abrí las redes sociales de mi padre (Facebook, Twitter, Instagram y el canal en YouTube) mis previsiones de obtener seguidores se vieron pronto superadas, constatando que su pensamiento podía hacerse sitio en los nuevos canales mediante una comunidad de lectores que interactuase y debatiese en torno a sus ideas”, tal como explcia el propio Jorge en su página de La Emboscadura.

Su hijo, su editor

A partir de ese momento y tras darse cuenta de que la obra de su padre no estaba disponible en digital y tampoco en muchos países fuera de España, creó La Emboscadura, una editorial que difunde la obra de Escohotado. En la página de la editorial, Jorge lo cuenta así: “Asumí ser el encargado de velar por la difusión permanente de la obra de este sabio que, en la plenitud de su pensamiento, no se cansa de advertirme que tiene la sensación de ‘deber cumplido’ con la vida. Otra de las funciones de La Emboscadura será conseguir que sus principales títulos se traduzcan a otras lenguas, principalmente al inglés. Cuento con vosotros y agradezco de antemano el apoyo que brindáis a la fraternal iniciativa”. Jorge es además el fundador de Memoralia, una editorial dedicada a dar forma a la biografía de personas anónimas tras su muerte.

Foto: Sánchez Dragó y Ayanta en una imagen de 2013. (EFE)

Otro de los hijos que tuvo con Álvarez de Lorenzana es Daniel (1965), el mayor, piloto profesional desde hace casi dos décadas, tras estudiar en la Escuela Nacional de Aeronáutica. Y Alejandro (1979) es el cuarto hijo, ingeniero informático y fundador de Six Management (agencia de modelos), también conocido DJ, productor y promotor cultural.

Recién casado con su primera mujer, Escohotado, a quien sus amigos llamaban Tono, se fue a vivir a un piso en la calle Miguel Ángel, en el barrio madrileño de Chamberí. Era un piso abierto, en el que los colegas entraban y salían e incluso daban cama a quienes no tenían adónde ir. Fue el caso de Mariano Antolín Rato, filósofo, quien vivió con el matrimonio durante un año. Además, Escohotado tuvo otra relación: estuvo casado con Mónica Balázar. De ese matrimonio son fruto Rebeca, nacida en Ibiza (como su hermano Alejandro) y es emprendedora inmobiliaria, y Antonio, graduado en Psicología.

Ibiza, Malasaña, Galapagar

Lo cuenta en sus ‘Memorias’: “Mi casa, que era la de Tono Escohotado”, escribe con gracia, y cuenta que los padres de aquellos jóvenes no lo veían mal porque confiaban en Tono y Cristina. “Tono era un hombre casado y acababa de tener un hijo. Cristina Lorenzana era duquesa [en realidad era hija del conde de Cheste] y el padre de Escohotado era un famoso falangista de la televisión. Así que para los padres aquella era una casa respetable y de orden. Y siguió siendo casa abierta para todos, hasta que un día Escohotado puso un cartel: ‘Os queremos mucho a todos, pero sólo recibimos los martes’”.

Foto: La reina Letizia, en una imagen de archivo. (EFE)

Ahora vivía en Ibiza, aunque parte de su vida la pasó entre el barrio de Malasaña, donde viven algunos de sus hijos, y Galapagar, donde vivía cerca de Pablo Iglesias, a quien criticó casi más que a la derecha pese a ser un detractor de los conservadores. Genio y figura.

La vida de Antonio Escohotado fue tan apasionante (o más) que su propia obra. Sus palabras se clavan en la memoria cuando uno las lee y los años que fue cumpliendo, hasta su muerte, este domingo 21 en Ibiza, han dejado huella en el imaginario colectivo, a veces sin que uno lo sepa. Filósofo, agitador cultural, escritor del ensayo más completo sobre drogas, profesor universitario, fundador de la discoteca Amnesia... y padre.

El redactor recomienda