Logo El Confidencial
PANDEMIA GLOBAL POR COVID-19

Escoltas de Casa Real denuncian que no se toman medidas para garantizar su salud

Afirman que al menos tres agentes están 'atrapados' en Ginebra en casa de la infanta Cristina y que la infanta Elena no ha prescindido de ninguno de los 20 policías de su escolta

Foto: La infanta Cristina, en una imagen de archivo. (Reuters)
La infanta Cristina, en una imagen de archivo. (Reuters)

Los miembros de seguridad de Casa Real están preocupados y así quieren hacerlo saber. Porque ante sus reclamaciones, dicen, no observan medidas de prevención. Hablamos de la escolta que no está relacionada con los reyes Felipe VI y doña Letizia, es decir, de los policías que custodian la seguridad del resto de la familia del Rey y que estos días temen por su propia seguridad. "Hemos vivido muchos momentos con esta familia, incluso en las situaciones más difíciles, pero ahora hablamos de nuestra salud, de nuestras vidas", nos dicen.

LEA MÁS: Más de 10 escoltas, una furgoneta Mercedes... Los detalles del primer permiso de Iñaki Urdangarin

Son más de 30 agentes que, según confirman a Vanitatis fuentes directas, siguen trabajando como si nada hubiera pasado. “Los escoltas hacemos lo mismo, las mismas horas y en los mismos lugares, sin prevención ninguna", denuncian. Pedimos a los superiores que nos protegieran y lo único que hemos conseguido, muy poco a poco, es algunas cajas de guantes, gel y mascarillas. Además, ha tardado todo en llegar, hasta este martes no teníamos nada".

El rey Felipe VI y la reina Letizia, en un desfile en Madrid. (Reuters)
El rey Felipe VI y la reina Letizia, en un desfile en Madrid. (Reuters)

De todos estos agentes, hay al menos seis que están de baja con síntomas de coronavirus. No se les han practicado los tests, porque casi no hay, pero “los síntomas son los mismos y están en casa por ese motivo”. El resto sigue trabajando.

Ni en el Ministerio del Interior ni en el Palacio de la Zarzuela, con quienes nos hemos puesto en contacto, han sabido darnos una respuesta. Desde Casa Real dicen no tener constancia de ninguna queja, al menos que haya llegado hasta ellos. Desde el Ministerio de Interior advierten de que nunca informan sobre la escolta de Casa Real.

Las infantas, el problema

Quienes más quebraderos de cabeza les han dado estos días son las infantas Elena y Cristina, las hermanas del rey Felipe VI, quienes se han adaptado peor a las circunstancias, en contraposición a sus tías, la infanta Margarita y la fallecida Pilar. Los hijos de las hermanas del Rey carecen de escolta una vez cumplen mayoría de edad.

La infanta Cristina, que ha estado viajando a Brieva unas dos veces por mes desde que su marido entró en prisión, se encuentra confinada en Ginebra por la pandemia global. La hija mediana de los Reyes eméritos cuenta con unos 15 escoltas a su servicio, escoltas que se dividen en grupos y que trabajan por semanas, puesto que el trabajo en Ginebra es de 24 horas durante siete días a la semana.

El vehículo de la infanta Cristina entra en La Caixa, en Barcelona. (EFE)
El vehículo de la infanta Cristina entra en La Caixa, en Barcelona. (EFE)

En estos momentos hay al menos tres agentes ‘retenidos’ en Ginebra. Estos escoltas, que viven en un edificio diferente al de Cristina de Borbón, se encuentran “lejos de sus familias y de los suyos en momentos tan duros como estos, y total, para realizar tareas que no son las suyas”. Porque, según denuncian, en estos momentos la Infanta y sus hijos están en casa, por lo que sus escoltas hacen gestiones personales más propias de otros servicios domésticos que de los miembros de seguridad. "Ahora vete a comprar medicinas a las 3 de la madrugada, ahora ve a por una pizza al restaurante x".

Elena y sus 20 escoltas

En el caso de la infanta Elena, cuentan que ha tenido que ser su padre, don Juan Carlos I, quien le pidiera que por favor se quedara en casa. “Ha estado saliendo hasta el último momento, incluso se fue de cacería, y ahora son los escoltas quienes hacen esas gestiones personales". En este caso hablamos de 20 agentes asignados, de los cuales entre cuatro y seis realizan tareas estáticas, es decir, son quienes están en los llamados puntos de espera, la puerta del domicilio, las 24 horas del día.

La infanta Elena, en Panamá City junto a un escolta el pasado 5 de marzo. (Reuters)
La infanta Elena, en Panamá City junto a un escolta el pasado 5 de marzo. (Reuters)

El resto es la escolta activa es la que se mueve con ella, la que la sigue en coche y por la calle. Pero estos días, que no se puede salir, están todos en una sala a la espera de órdenes. Todos mezclados, en una habitación de unos 10 metros cuadrados donde hay un sofá y una tele. Allí están quienes controlan la seguridad y quienes están a la espera de recibir órdenes. Y recordamos que hay seis de baja con síntomas gripales.

"Reducir servicios"

“No han aportado soluciones, no se han formado grupos estancos para que al menos no estén todos allí, mezclados -dicen-. Se podrían además reducir servicios, no hace falta tener a toda la escolta trabajando, o incluso anularlos unos días”. Porque al final, aseguran, sus tareas terminan siendo las que no les pertenecen: pasear al perro, ir a comprar, incluso “han tenido que ir a Zarzuela a buscar unos zapatos”.

¿Qué reclaman? Que las infantas ‘pequeñas’ tomen ejemplo de sus tías y de su hermano. Felipe y Letizia, quienes han renunciado a parte de su seguridad, según anunciaron este mismo martes, y han ofrecido que sus escoltas velen por la seguridad de los ciudadanos en tares especiales en la zona del Pardo.

Margarita de Borbón, su marido, Carlos Zurita, y su hija, María Zurita, en el funeral por la infanta Pilar de Borbón. (EFE)
Margarita de Borbón, su marido, Carlos Zurita, y su hija, María Zurita, en el funeral por la infanta Pilar de Borbón. (EFE)

Mientras, la infanta Margarita, que tiene a su disposición unos seis escoltas, ha realizado un ‘prescinde’, es decir, ha dado permiso a los agentes que se encargan de su seguridad para que no trabajen. “Cada mañana la llaman para ver si necesitan algo y ya está, como mucho han ido un día a la compra". La hermana de la reina Sofía, Irene, que vive en Zarzuela, también tiene escolta asignada y ha prescindido de ellos estos días.

“No entendemos que hasta en las comisarías se haya reducido la presencia de personal y que los escoltas tengamos que realizar tareas que no nos corresponden, y algunos incluso estén 'encerrados' en Ginebra.”, concluyen.

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
27 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios