Novias reales: los peinados que hicieron historia en las bodas royal
  1. Casas Reales
Sencillas, elegantes o clásicas

Novias reales: los peinados que hicieron historia en las bodas royal

Repasamos los peinados que escogieron algunas royals para ser las más bellas en su gran día

placeholder Foto: Victoria de Suecia, el día de su boda. (EFE)
Victoria de Suecia, el día de su boda. (EFE)

Los miembros de la realeza siempre han despertado una gran curiosidad y sus bodas no han sido menos. Recepciones maravillosas, dignas de cuentos de hadas, y vestidos de novia de ensueño, que han marcado a generaciones y que han pasado a formar parte de la historia. Coronas, tiaras, diademas… pero también el resto de joyas y complementos.

Los peinados que escogieron lucir estas novias reales tampoco han pasado desapercibidos, desde las que se mantuvieron fieles a su estilo optando por llevar el cabello suelto a aquellas que prefirieron lucir un peinado más trabajado, decantándose por discretos recogidos. Todas ellas tomaron una decisión que ha creado leyenda.

Isabel II

placeholder  Isabel II, el día de su boda con Felipe de Edimburgo. (Cordon Press)
Isabel II, el día de su boda con Felipe de Edimburgo. (Cordon Press)

La actual reina de Inglaterra se casó con Felipe de Edimburgo en 1947, una boda real que hemos podido ver recreada en una de las series del momento, ‘The Crown’. Por muy bien que lo hiciera el equipo de caracterización y vestuario, nada mejor que ver algunas imágenes del momento en el que ambos empezaban su vida en común, que todavía continúa.

La reina Isabel II escogió un look de peinado muy natural, llevó el cabello suelto, media melena con la que lucía los rizos naturales de los que todavía presume. Mención aparte merece la impresionante tiara de diamantes que eligió para darle el 'sí, quiero' al amor de su vida.

Grace Kelly

placeholder Grace Kelly y Raniero III. (Cordon Press)
Grace Kelly y Raniero III. (Cordon Press)

Si la boda de Isabel II destaca por la naturalidad escogida por la novia para lucir su cabello, la de Grace Kelly lo hace porque sirvió para confirmar lo que todo el mundo sabía, que la elegancia de esta mujer era infinita e imposible de igualar. Se decidió por un delicado moño estilo chignon que cubrió con encajes y un velo, dejando aparte ornamentos más llamativos.

Diana de Gales

placeholder Diana de Gales y el príncipe Carlos, el día de su boda. (Cordon Press)
Diana de Gales y el príncipe Carlos, el día de su boda. (Cordon Press)

El vestido de Diana de Gales es uno de los más recordados, algo similar a lo que sucede con la ya famosa tiara Spencer. Sin embargo, prefirió optar por un look natural y refrescante para su cabello corto y rubio. El detalle más destacable es el flequillo que asomaba bajo la imponente joya y que hacía sus rasgos aún más dulces.

Reina Letizia

placeholder Letizia y Felipe, el día de su boda. (Getty)
Letizia y Felipe, el día de su boda. (Getty)

Haciendo un poco de memoria, seguro que puedes recordar dónde estabas el lluvioso día que Letizia Ortiz y el Príncipe de Asturias se casaban. El vestido de novia de la Reina recibió merecidas alabanzas, así como su look beauty, que acompañó con un sencillo recogido y flequillo ladeado, todo ello coronado con la tiara prusiana.

Rania de Jordania

placeholder Rania de Jordania, el día de su boda. (Cordon Press)
Rania de Jordania, el día de su boda. (Cordon Press)

Un look muy diferente al que escogió Rania de Jordania en su gran día, un peinado que ahora sorprende por lo moderno y atrevido que resulta, un alto recogido tipo top knot en el que sujetó un voluminoso velo de tul blanco.

Charlène de Mónaco

placeholder Charlène de Mónaco, el día de su boda. (Getty)
Charlène de Mónaco, el día de su boda. (Getty)

Esta esperada boda dio mucho que hablar, pero todo lo que se escribió en su día no fue suficiente para eclipsar el espectacular look de la novia. Un romántico recogido bajo adornado con detalles joya a ambos lados y en el que sujetó el velo con el que completó su look nupcial.

Victoria de Suecia

placeholder Victoria de Suecia, feliz en su boda. (EFE)
Victoria de Suecia, feliz en su boda. (EFE)

En 2010 se casaba Victoria de Suecia con el joven que le había devuelto la sonrisa y al que había conocido después de una de las etapas más complicadas de su vida; la heredera del trono reconoció haber padecido trastornos alimenticios. Victoria prefirió llevar un peinado sencillo, un moño pulido que dejaba todo el protagonismo a la impresionante tiara de camafeos que lució.

Kate Middleton

placeholder Kate Middleton, durante el día de su boda. (Getty)
Kate Middleton, durante el día de su boda. (Getty)

La duquesa de Cambridge es otra de las mujeres que optó por mantenerse fiel a su estilo habitual y sorprendió poco verla aparecer con un ligero semirrecogido. No necesitó nada más, toda la atención fue para su increíble vestido de encaje y organza de Alexander McQueen, la tiara de Cartier y el traje de su hermana Pippa, encargada de acompañarla durante el camino a la iglesia.

Camilla Parker

placeholder El príncipe Carlos, Camilla y los hijos de ambos, el día de su boda. (Clarence House)
El príncipe Carlos, Camilla y los hijos de ambos, el día de su boda. (Clarence House)

En su boda con el príncipe Carlos, Camilla Parker fue una novia madura, segura y elegante. A pesar de que llevó el cabello natural, fiel al look que ha mantenido en los últimos años, también quiso aportar un toque diferente y se colocó un original tocado de Philip Treacy, uno de sus diseñadores de confianza.

Muchas han sido las bodas reales que han marcado un antes y un después, y no menos las novias que han querido mostrarse bellas y resplandecientes en su gran día. Sin duda, esta es solo una pequeña muestra de todas las celebraciones de las que hemos sido testigos y un pequeño aperitivo de todas las que nos quedan por vivir.

Bodas Casa Real Peinado
El redactor recomienda