Reptando, escalando... Las imágenes del duro entrenamiento militar de Elisabeth de Bélgica
  1. Casas Reales
UNA PRINCESA SOLDADO

Reptando, escalando... Las imágenes del duro entrenamiento militar de Elisabeth de Bélgica

La heredera participa estos días en un campamento militar, al que este viernes ha tenido acceso la prensa para verla uniformada y en plena acción

Foto: La princesa Elisabeth de Bélgica, durante su entrenamiento militar. (Casa Real de Bélgica)
La princesa Elisabeth de Bélgica, durante su entrenamiento militar. (Casa Real de Bélgica)

La princesa Elisabeth de Bélgica ha sido la primera heredera de su generación en someterse a un férreo entrenamiento militar, necesario para asumir su papel en el trono belga en un futuro. Tras los meses de internamiento en la Real Academia Militar de Bruselas, durante estos días se encuentra en un campamento de verano para poner en práctica todas las habilidades adquiridas en estos meses. Y en la mañana de este viernes la prensa ha podido presenciar algunas de las prácticas de la heredera y sus compañeros, por lo que hemos podido ver a Elisabeth uniformada y en plena acción, desfilando, reptando bajo alambres o escalando.

La prensa estaba citada muy temprano, ya que los soldados se levantan a las 6 de la mañana. Lo hacen en unas pequeñas tiendas de campaña individuales, instaladas al aire libre. Tras el desayuno junto al resto de compañeros en una carpa, no pasa mucho tiempo hasta que comienzan su entrenamiento del día. Primero tienen que formar y mantenerse firmes mientras se escucha el himno nacional, que probablemente todo el escuadrón se sabrá de memoria, pero aún más en el caso de la heredera. Después, llega el turno de pasar a la la acción, así que hemos visto a la princesa Elisabeth en su papel de soldado, subiendo por una estructura de madera o arrastrándose por el suelo durante un trecho, desarrollando uno de los ejercicios quizá más conocidos de este tipo de entrenamientos.

Ya estamos acostumbrados a ver a la princesa Elisabeth de Bélgica uniformada y entregada a su nuevo papel, pero sigue llamando la atención estas imágenes de la heredera como un miembro más de la Real Academia Militar y entregada a la causa como el resto de sus compañeros. Un momento abierto para la prensa en el que seguro que no ha estado falta de nervios, dada la enorme expectación mediática que había desde primeras horas de la mañana en Arlon, la ciudad de Bélgica donde se está desarrollando este campamento militar. Y, claro, todos los objetivos se dirigían a ella, todos los periodistas estaban pendientes de sus pasos y sus movimientos, lo que añadía una presión extra a los ejercicios.

Pero lo cierto es que no queda mucho para que se quite el uniforme y se olvide de los madrugones y de las horas de entrenamiento, puesto que a finales de julio termina el curso. Aunque lo normal es que dure tres años, los planes de la Casa Ral es que solo estuviera durante uno. Eso sí, antes de graduarse, tiene una cita muy importante, ya que participará en el desfile de las Fuerzas Armadas con motivo del Día Nacional. Una fecha que celebrará, por primera vez, mezclada con los miembros del ejército y no en el palco, donde siempre suele estar, junto a sus padres y sus hermanos.

Precisamente, la princesa ha hecho referencia a esta cita cuando ha atendido a los medios de comunicación, dando unas pequeñas declaraciones sobre su vida en el ejército: "Estoy acostumbrada a levantarme tan temprano. He tenido que ajustarme mucho aquí, pero lo he disfrutado inmensamente. He conocido gente fantástica, he ganado muchas experiencias nuevas. Espero volver a veros el 21 de julio". Y es que el Día Nacional de Bélgica será la gran cita de la heredera antes de decir adiós a sus compañeros y a la disciplina militar, además del punto de partida para su futuro, que todavía no está claro.

Tal y como nos contaba hace unas semanas el periodista belga Wim Dehandschutter, los reyes Felipe y Matilde ya tienen claros los planes de su hija, pero no se va a comunicar nada de forma oficial hasta que no termine su entrenamiento, el próximo 31 de julio. Será entonces cuando informen de por cuál de las dos opciones que se apuntan como el próximo paso de Elisabeth se han decantado. Por un lado, la que cobra mucha más fuerza, que se tome un año sabático, viaje y haga trabajo de voluntariado, como también va a hacer su homóloga holandesa, la princesa Amalia. Por otro, que comience una carrera universitaria, también importante para su papel institucional.

placeholder La princesa Elisabeth de Bélgica, en el campamento militar. (Casa Real de Bélgica)
La princesa Elisabeth de Bélgica, en el campamento militar. (Casa Real de Bélgica)

Y, por supuesto, al ver estas imágenes del entrenamiento militar de Elisabeth de Bélgica, no podemos evitar que nos venga a la cabeza la princesa Leonor, ya que es aún un misterio si, como ella, la heredera española también se pondrá en un par de años el uniforme del ejército y adquirirá las técnicas, habilidades y disciplinas, como ya hizo el rey Felipe hace tres décadas y como se supone que le corresponde para poder asumir el trono en un futuro.

Elisabeth de Bélgica
El redactor recomienda