La joya escondida de Mónaco con la que Grace Kelly recordó sus orígenes irlandeses
  1. Casas Reales
DETALLES DESCONOCIDOS

La joya escondida de Mónaco con la que Grace Kelly recordó sus orígenes irlandeses

Es uno de los secretos mejor guardados de Mónaco que merece la pena conocer, en el principado se esconde una joya que vincula a Grace Kelly con Irlanda

Foto: Grace Kelly, en una imagen de archivo. (Cordon Press)
Grace Kelly, en una imagen de archivo. (Cordon Press)

Por su impecable trayectoria en la industria de Hollywood durante los años dorados y por convertirse en princesa de Mónaco, tenemos claro que Grace Kelly siempre será recordada. A pesar de fallecer joven -un accidente de tráfico acabó con su vida en septiembre de 1982 cuando tenía 52 años-, su estela sigue inspirando a todas las generaciones.

La figura, el estilo y el saber hacer de la icónica Grace Kelly fueron, entre otras causas, los motivos por los cuales Mónaco vivió un crecimiento sin precedentes desde que contrajera matrimonio civil con el príncipe Rainiero en 1956. Una figura más que reconocida que aún guarda muchos los detalles desconocidos para el gran público y uno de ellos es la joya de Mónaco que vinculaba a Grace con sus orígenes.

placeholder Biblioteca Irlandesa Princesa Grace de Mónaco. (PGIL)
Biblioteca Irlandesa Princesa Grace de Mónaco. (PGIL)

"Es un tesoro oculto en la Roca y una de las joyas culturales del principado: la Biblioteca Irlandesa Princesa Grace", es la frase con la que definen a esta 'joya' oculta en la página turística del Principado de Mónaco; y es que, aunque los habitantes del país monegasco sean conocedores de esta construcción, no así fuera de sus fronteras. Inaugurada en noviembre de 1984 por Rainiero III en homenaje a su esposa, y al apego que sentía por sus orígenes irlandeses, se trata de una majestuosa biblioteca.

Con unas vistas inmejorables, este edificio ejerce de espacios multiusos, pero su característica principal y el motivo por el que fue creada es porque es el hogar de la colección personal de la princesa Grace de libros irlandeses y partituras irlandesas-estadounidenses, así como hermosos libros de referencia y artículos de valor histórico, fotografías y obras de arte. Un gran fondo de libros, disponibles para préstamo, que se han conseguido reunir con el apoyo de la Fundación Princesa Grace de Mónaco.

placeholder El príncipe y la princesa de Mónaco con el presidente de Irlanda, Eamon de Valera. (PGIL)
El príncipe y la princesa de Mónaco con el presidente de Irlanda, Eamon de Valera. (PGIL)

En este lugar, además de realizarse distintos eventos como charlas y conferencias de populares escritores, hay cabida para los niños porque abre durante las vacaciones escolares y destinan una de sus salas para que los más pequeños puedan familiarizarse con la literatura irlandesa. La Biblioteca Irlandesa Princesa Grace es una joya hasta tal punto que el 'New York Times' la clasificó como la número uno en sus recomendaciones de viaje por las maravillas que se pueden encontrar en ella.

Pero ¿de dónde viene el vínculo de Grace Kelly con Irlanda? De su abuelo, John Peter Kelly, que era albañil de Newport en el condado de Mayo y dejó Irlanda en 1887 para instalarse al otro lado del charco, concretamente, en Filadelfia, y fundar la que sería una de las principales empresas de construcción del país, consiguiendo acumular la fortuna de la que llegó a disfrutar la propia intérprete años después. No en vano, Grace luchó por mantener viva esta conexión con el país de sus orígenes.

placeholder El príncipe Alberto, en una visita a la Biblioteca Irlandesa Princesa Grace. (PGIL)
El príncipe Alberto, en una visita a la Biblioteca Irlandesa Princesa Grace. (PGIL)

Así, fueron tres las ocasiones en las que la princesa Grace visitó Irlanda (1961, 1976 y 1979). Durante su primer viaje, de hecho, visitó la antigua casa de campo donde había vivido su abuelo, Newport House en Drimulra, y terminó comprándola. Además, acudió acompañada de su esposo Rainiero y ambos se reunieron con el presidente de Irlanda, Eamon de Valera, y otros mandatarios, tal y como dejan ver las imágenes que la propia organización de la biblioteca ha publicado en su página web.

En esta misma página, de hecho, podemos apreciar una de las veces en las que el hijo de Grace Kelly, el príncipe Alberto, ha acudido a esta emblemática biblioteca. Lo hizo con motivo del evento de presentación de la exposición permanente de fotografías del irlandés John Minihan, pero también se pudo deleitar con algunos de los elementos que componen la colección personal de su madre: un busto en su honor, un costurero o unas servilletas diseñadas por ella misma, entre otros. Una razón más para soñar con una próxima escapada al Principado de Mónaco.

Mónaco Grace Kelly
El redactor recomienda