Champú azul, porque las morenas también necesitan matizar su cabello
  1. Estilo
  2. Belleza
Fichaje cromático

Champú azul, porque las morenas también necesitan matizar su cabello

Tanto si llevas algún tipo de coloración en tu cabello como si no, algunas agresiones pueden modificar su color. Y el champú azul ha venido a ayudarte a matizar tu cabello castaño

Foto: El castaño chocolate de Emily Ratajkowski con reflejos matizados con un champú azul. (Getty)
El castaño chocolate de Emily Ratajkowski con reflejos matizados con un champú azul. (Getty)

En el verano podemos culpar al sol, la sal o el cloro de resecar nuestro cabello y hacer que afloren en él tonos anaranjados que jamás habíamos pedido, pero no solo es culpa de los factores ambientales, nosotras también somos las culpables de ese deterioro cromático del cabello. La sobreexposición a fuentes de calor como secadores, planchas o demás moldeadores, así como el uso de cosméticos para fijar el pelo, llevar una rutina de cuidado no demasiado completa y por supuesto las diferentes técnicas de coloración debilitan el cabello haciéndolo poroso y favoreciendo que su color se transforme.

Si eres morena ya te habrás dado cuenta de que, aunque a las rubias el cabello se les amarillee e incluso adquiera un tono verdoso, a los cabellos castaños también les ocurre, lo único es que las mechas doradas, o simplemente más claras que el cabello natural, comienzan a adquirir un tono rojizo cobre bastante poco estético. A este color 'oxidado' se le suma una sequedad extrema y el maravilloso encrespamiento.

Melenas castañas con matices rubios como los de Penélope Cruz. (Getty)
Melenas castañas con matices rubios como los de Penélope Cruz. (Getty)

Pero esta modificación del color también afecta a los cabellos vírgenes -aquellos que jamás se han decolorado- y que ven cómo sus puntas se van anaranjando como consecuencia, de factores ambientales como el sol.

Bien, pues si para los cabellos rubios existe el champú morado, para los morenos existe el champú azul, que a través de pigmentos de ese mismo color equilibra el tono castaño de nuestro cabello enfriando esas notas anaranjadas que suelen surgir tan alegremente. Es decir, los champús azules corrigen el color que se ha desvirtuado.

Este proceso se debe a que el color azul es el opuesto al naranja y por tanto se complementan. Pero, además de rectificar el color, el uso habitual de los champús azules ayuda a que el cabello se vea más homogéneo e incluso brillante. Si no tienes demasiado tiempo para retocar tu color en la peluquería, te ayuda a mantener un buen tono y a que se vea más sano.

Los matices dorados suelen tornarse en rojizos en los cabellos morenos. (Getty)
Los matices dorados suelen tornarse en rojizos en los cabellos morenos. (Getty)

Cómo incluirlo en tu rutina habitual

Pero los champús enriquecidos con pigmentos, tanto el morado como el azul, requieren una aplicación específica. Para que actúe de forma correcta y sus resultados sean más intensivos, es necesario dejarlo trabajar unos minutos. Lo ideal es lavar el cabello con el champú habitual y aclararlo perfectamente para cumplir con una correcta limpieza. A continuación, se aplicaría el champú azul, centrándonos más en los medios y puntas que en la raíz. Se deja actuar durante 3 minutos y se aclara por completo.

Después del champú azul puedes seguir con tus cosméticos habituales ya que no eliminarán su efecto. Si repites su uso de forma habitual, poco a poco verás cómo el color de tu cabello se matiza. Por así decirlo, actúa como un baño de color.

Por cierto, como nota a tener en cuenta, agradecerás saber que tanto el champú azul como el morado pueden dejarte las uñas o las pequeñas pielecillas a su alrededor con un ligero color azulado. Tranquila, se va en unas horas.

Champús azules o gotas matificantes

Champús azules y otros cosméticos matificantes del color.
Champús azules y otros cosméticos matificantes del color.

Gotas matificantes Mixed Feelings Brunette de IGK (c.p.v.). Aunque no se trata de un champú, sí contiene los pigmentos azules que equilibran esos tonos cobrizos o anaranjados que surgen en los cabellos morenos. Está enriquecido con antioxidante y vitaminas para hidratar y proteger el pelo. A diferencia del resto de cosmético, para utilizarlo debes mezclar unas gotas de Mixed Feelings con tu champú, tu acondicionador o tu mascarilla, y sigue con tu rutina habitual. En función de tu color de pelo debes aplicar una determinada cantidad de gotas.

Champú Blue Malva de Aveda (40,57€). Está más orientado a los cabellos con canas, las cuales se ven revitalizadas y más eléctricas y puras que nunca. Es decir, si lo que quieres es un blanco más limpio, este es tu champú. También se puede utilizar para matizar los colores cobrizos en los cabellos morenos y les devuelve luminosidad.

Total Results Brass Off de Matrix (6,90€). Aplica tanto pigmentos morados como azules, por lo que lo pueden utilizar tanto los cabellos morenos como los rubios ya que su función es la de equilibrar el color al incluir pigmentos fríos. Neutraliza los tonos amarillentos, cobrizos o naranjas. Además de corregir el color, tiene un potente poder hidratante evitando la rotura en las puntas y protege el color durante más tiempo.

Color Extend Brownlights Shampoo de Redken (21,14€). Matiza los tonos cobrizos y anaranjados enfriando la coloración con los pigmentos azules de forma gradual (lo apreciarás con el uso reiterado) y un brillo instantáneo (después del primer uso).

Crema Super Matizante de Olia (10,74€). De nuevo, no se trata de un champú sino de un tratamiento matificante. Aplícalo después de lavar el cabello y de haber aclarado el acondicionador, sobre el cabello húmedo previamente secado con una toalla. Funciona como una mascarilla, así que tan solo tienes que aplicarlo por el cabello y dejarlo actuar 10 minutos. A continuación, aclara el cabello perfectamente y notarás los matices en cuanto lo seques.

Cabello Color cabello Tinte pelo Tendencias de belleza
El redactor recomienda