Drew Barrymore se apunta al fenómeno comercial de las gafas para la luz azul
  1. Estilo
  2. Belleza
Fichaje empresarial

Drew Barrymore se apunta al fenómeno comercial de las gafas para la luz azul

Las celebrities se han convertido en las nuevas empresarias del mundo de la belleza y la actriz ha encontrado en la lucha contra el envejecimiento de la piel su nuevo proyecto

placeholder Foto: Drew Barrymore, como modelo de su propia colección de gafas. (Cortesía)
Drew Barrymore, como modelo de su propia colección de gafas. (Cortesía)

Drew Barrymore es esa vieja conocida que siempre ha estado en tu vida y de la que cada poco sabes cosas, como si te llegara una postal de tus parientes lejanos que viven en las antípodas. “Ey, Drew ha tenido una hija que se llama Frankie”. “Ey, Drew ha confesado cómo planta cara a sus problemas de acné adulto”. Y el último 'ey': Drew Barrymore ha creado sus propias gafas para proteger la piel de la exposición a la luz azul y parece que en Hollywood son ya todo un éxito.

[LEER MÁS. Tu móvil también te envejece: así se combate al nuevo enemigo de tu piel]

Su amiguísima Cameron Diaz, especialista en salir a la calle con gafas de pasta y moño deshecho, no ha tenido tiempo entre cambiar pañales y dar el biberón a su hija Raddix de probar las gafas de Drew. En un comentario de Instagram, Cameron le pedía las suyas a la flamante empresaria: “¡¡¡Necesito un par !!!! ¿Me ayudas, Poo Poo?”. Un comentario más tarde, la propia Cameron explicaba que se trataba de una exigencia en toda regla y que Poo Poo no significaba ‘caca’, sino que se trata del mote cariñoso con el que Cameron llama a Barrymore.

placeholder Algunos de los diseños de Flower by Drew. (Cortesía)
Algunos de los diseños de Flower by Drew. (Cortesía)

Sí, Drew Barrymore no ha parado de compartir stories en Instagram con los comentarios de todas las satisfechas y bellas consumidoras de su nuevo proyecto empresarial, además de las celebs que le daban la enhorabuena por su producto, varios diseños de gafas con cristales protectores de la luz azul, el nuevo enemigo de nuestra piel, capaz de acelerar su envejecimiento y que, además, puede generar estrés y dolores de cabeza.

placeholder Drew Barrymore, en una imagen promocional de sus gafas para la luz azul. (Cortesía)
Drew Barrymore, en una imagen promocional de sus gafas para la luz azul. (Cortesía)

Las monturas con este tipo de cristales tienen la misión de convertirse en una pantalla entre la luz azul que desprenden todos los dispositivos que usamos a diario. No solo los ordenadores a los que estamos pegados como consecuencia del teletrabajo, el móvil o la tablet también desprenden esa luz azul que, a la larga, acelera el envejecimiento de la piel. Si a esto le sumamos que una de las zonas más sensibles y delicadas de nuestro cuerpo es el contorno de los ojos, la principal finalidad de las gafas con cristales para la luz azul es la de proteger la piel de esta área específica de la agresión lumínica.

[LEER MÁS. El decálogo de la mirada: la rutina definitiva para cuidar los ojos]

El imperio de Drew Barrymore

Mientras la actriz alterna cameos, comedias románticas y el cuidado de sus hijas, Olive (7 años) y Frankie (6 años), su mente no para de crear. Así fue como nació Flower by Drew, una empresa de decoración que lo mismo te vende sábanas infantiles que crea una colorida vajilla o lanza una completísima colección de monturas. Pero la crème de la crème de Flower by Drew, la joya de la corona que ha hecho que todo el mundo en Estados Unidos no pare de hablar de Barrymore, son las 8 gafas con cristales de luz azul, a la venta en Walmart y por unos económicos 20 dólares, que vienen a ser al cambio un poco más de 18€, sin duda una de las claves de su éxito.

Además del imperio deco y de su incursión en el mundo de la moda, Drew Barrymore puede presumir de haber sido una de las primeras estrellas del cine en lanzar su propia marca de cosméticos... ¿Adivinas su nombre? En efecto, Flower Beauty. La firma vio la luz en 2017 y recoge desde cosméticos para el cuidado de la piel hasta maquillaje. La obsesión de Drew con la palabra 'flower' y las aventuras empresariales es aún más vieja. En 1995 la actriz creo su propia productora de cine, Flower Productions, con la que sacó a flote 'Los ángeles de Charlie 2', con la espectacular intervención de Demi Moore en bikini y luciendo cuerpazo.

[LEER MÁS: Cosméticos de escritorio para no sacrificar tu belleza ni en la oficina]

Beneficios de las gafas para la luz azul

Además de actuar como barrera de la luz de la pantalla y la delicada zona del contorno de nuestros ojos, otro de los beneficios de las gafas contra la luz azul es que son buenas a nivel óptico. Puedes llevarlas tengas o no graduación, así que si siempre has querido una excusa para llevar una montura chula, es tu momento. Pero además, al ponérnosla, cualquier pantalla parece adquirir un tono cálido, lo que se traduce en un menor esfuerzo del ojo, evitando el dolor de cabeza después de estar varias horas frente a la pantalla y la reducción del posible estrés.

Aunque los filtros solares también sirven como protectores de la luz azul que desprenden los dispositivos electrónicos, las gafas con cristales especiales refuerzan esa protección y son el plan B para todo el mundo -un porcentaje demasiado amplio de la población- que no se protege de la luz azul. Súmale que se trata de monturas que favorecen al rostro y que las ha creado una famosa a la que todo el mundo tiene cierto cariño: el negocio está en marcha.

Drew Barrymore Cameron Díaz Maquillaje con gafas Contorno de ojos Antiedad
El redactor recomienda