Jelly nails, de los salones de Corea a las tendencias de manicura del verano
  1. Estilo
  2. Belleza
Color y volumen

Jelly nails, de los salones de Corea a las tendencias de manicura del verano

Con mucho brillo y un toque infantil de lo más chic, la también conocida como manicura de gelatina se ha colado entre las tendencias del año, pero su historia viene de lejos

Foto: Jelly nails de un salón de belleza coreano. (@nail_ho)
Jelly nails de un salón de belleza coreano. (@nail_ho)

Corea dicta desde hace años las tendencias de belleza. Hemos interiorizado casi como si las hubiéramos inventado frases como 'el protector solar es el mejor cosmético y hay que usarlo a diario' y nadie se atreve a cuestionar la doble limpieza o el efecto psicológico de las mascarillas tissue, por no hablar de las bb creams… Tener una en casa está tan normalizado como una barra de labios roja o una bruma facial en la oficina -Josie es tan solo un ejemplo-. Bien, pues parece que la influencia coreana también se va a colar en el mundo de la manicura y la proeza se la debemos a las jelly nails, el esmaltado más gelificante y naíf del momento.

Mientras a este lado del globo y amadrinadas por Rosalía o el clan Kardashian, las uñas XXL, creadas con acrílico, de diseños llamativos y una longitud considerable son la tendencia indiscutible que determina si estás a la moda y eres guay o no, en Corea la cosa cambia.

Impasibles ante las modas virales o las manicuras de los cantantes de K-pop, basta con hacer un repaso por los salones de manicura de Corea del Sur para descubrir que la moda son y serán las uñas cortas. No verás un borde libre entre los posts que acumulan miles de likes, en su lugar, las uñas se cortan de una forma limpia y natural, nada extrema, justo donde la uña se despega de la piel. El resultado son diseños muy limitados por el espacio que priman el acabado sobre el dibujo.

Los esmaltados son especialmente brillantes, como si acumularan capas y capas de top coat, logrando un efecto gel muy potente, pero no recargado al utilizar solo esmaltes de colores claros, pasteles, naturales, como si tan solo fueran una jugosa capa de laca de uñas. Pero este acabado gelatinoso no es el que ha dado nombre a esta tendencia de manicura que Allure bautizaba con precisión como jelly nails.

La moda que poco a poco ha ido cogiendo forma y esparciéndose por los salones de toda Corea, y especialmente de Seúl, es la manicura con volumen. Como puedes observar, no se trata de una manicura con textura fingida como las knitted nails, aplicando capa de esmalte sobre capa de esmalte hasta lograr el volumen deseado. Los diseños de la manicura de gelatina se consiguen con el propio esmalte en gel, a modo de top coat aplicado por capas, con secado incluido, un punzón para dar forma y, sí, un pulso y un sentido estético admirables.

Tanto los materiales como la precisión para realizar las jelly nails hacen de ella una manicura solo al alcance de manicuristas profesionales. Prácticamente cada centro tiene su propia técnica para realizarlas. Hay quienes utilizan directamente los esmaltes de gel, tanto con color como sin él, para crear el volumen 3D. Otros crean la estructura con ayuda de las mismas extensiones que se utilizan para las manicuras postizas, reforzándolas posteriormente un gel resina y dándoles forma con ayuda de un pincel. Otra opción bastante repetida es utilizar el builder gel directamente sobre la uña esmaltada y trabajarlo con un puntero o pincel.

Los diseños que más triunfan en Corea son aquellos que mantienen una marcada estética infantil. Igual que en el mundo de las joyas, los colgantes y anillos llenos de color y con formas redondeadas se han convertido en una indiscutible tendencia, este año todo tendrá un toque naíf.

En el caso de las manicuras, eso pasa no solo por una gama cromática muy luminosa y pastelosa, también hay que tener en cuenta los diseños. Con un nombre tan sugerente como jelly nails (manicura de gelatina), que los diseños de moda en Corea hicieran referencia a golosinas era de esperar. Frutas, animales o formas como corazones, estrellas o diseños geométricos también se repiten una y otra vez en las manicuras vistas en Instagram.

Además de las reconstrucciones de uñas, en los salones de Corea comenzaron a aparecer los primeros diseños de las jelly nails hace algo más de un par de años, a modo de cómodas decoraciones tan solo en aquellos dedos que se fueran a utilizar menos. El volumen del relieve de las uñas puede resultar incómodo o arriesgado en dedos como el índice, de ahí que al principio tan solo viéramos ositos o corazones en las uñas de los pulgares. Ahora que las manicuras de gelatina se han popularizado y van camino de convertirse en tendencia veraniega, los diseños jelly se han extendido a todos los dedos y exploran diseños atrevidos y cargados de color.

Las jelly nails son una realidad, ahora solo queda entregarse a los diseños infantiles.

Laca de uñas Esmalte de uñas Tendencias de belleza
El redactor recomienda