El 'birkómetro' de Victoria Beckham: el lenguaje de sus bolsos de Hermès
  1. Estilo
  2. Moda
SU SIGNIFICADO

El 'birkómetro' de Victoria Beckham: el lenguaje de sus bolsos de Hermès

¿Por qué ha rescatado de su armario la diseñadora su colección de bolsos Birkin?

placeholder Foto: Victoria Beckham. (Cordon Press)
Victoria Beckham. (Cordon Press)

Siguiendo la dinámica de los llamados 'bienes de Veblen', un término económico que denomina a aquellos productos cuya curva de demanda incrementa su precio y, pese a ello, logra que su demanda aumente, los bolsos Birkin de Hermès siguen subiendo sus precios pese a la crisis. Al hacerlo, logran que cada vez se asienten más como un símbolo de estatus que la gente sueña (y se esfuerza por) tener. En el centro de reventa Privé Porter, las grandes marcas han incrementado sus precios de retail entre un 50 y un 100%. Por supuesto, los Birkin son los más aclamados. “La clientela de los bolsos Birkin y Kelly de repente ha dejado de viajar y no se ha comprado ni una casa ni un Bentley, por lo que se ha encontrado con mucho dinero en sus bolsillos que gastar y que invertir en un capricho”, explica Jeffrey Berk a la CNN.

placeholder Victoria y su Birkin camel.
Victoria y su Birkin camel.

Los Birkin de mayor éxito en plena pandemia han sido los rosas, y la gente busca diseños de tamaño más reducido. Por eso sorprende que Victoria Beckham haya vuelto a sacar de su armario a sus queridos Birkin, que antes de convertirse en la reina de las tendencias coleccionaba (se dice que tiene más de cien) y combinaba con cada uno de sus looks para presumir de la enorme variedad de colores y texturas de la que dispone. Ella ha vuelto ahora a apostar por su bolso preferido, en lugar de lucir los de su propia marca -como nos había acostumbrado-, y ha rescatado de su armario un Birkin camel que ya tenía en 2009. Victoria lo combina con un look destinado a mandar al mundo un mensaje: aunque su patrimonio sigue siendo generoso, no se encuentra en su mejor momento financiero a causa de la crisis en la que se halla sumergida su empresa. De ahí que combine su Birkin menos ostentoso, que tiene desde hace más de una década, con camisa, una chaqueta blazer de su colección (valorada en 1.850 euros, eso sí) y jeans, un mix destinado a generar cierta empatía. De hecho, lleva algunos días apostando por su Birkin camel, al que le da algún giro de estilo anudando en él pañuelos de seda estampados.

placeholder Victoria Beckham. (Cordon Press)
Victoria Beckham. (Cordon Press)

Antaño, habría cambiado cada día su Birkin para adaptarlo a sus diferentes estilismos, pero ahora prefiere recurrir a accesorios secundarios para hacerlo. Al fin y al cabo, si le has pedido ayuda al Estado para remontar tu firma y le has comunicado al mundo que la crisis te ha afectado, presumir de tu colección de bolsos de Hermès no sería lo idóneo. En pleno furor de las Spice Girls presumía de los diseños más exóticos de Hermès, modelos a los que solo pueden acceder los verdaderamente adinerados y que demostraban que aquella no había sido la primera compra en la marca. Al fin y al cabo, cuando se invierten miles y miles de euros en un bolso, si no se dispone de una verdadera fortuna no se apuesta por diseños ajenos a la atemporalidad. Un Birkin camel o negro denota una compra meditada. Uno morado o rosa indica que quien lo ha comprado, posiblemente, tenga otros en su armario y, de esta forma, el Birkin más estridente cuestione como una suerte de 'novelty bag'. Eran tiempos en los que sus vestidos querían mandar al mundo el mensaje de opulencia -los de Hervé Leger de bandas eran sus preferidos- y sus Birkin eran de colores llamativos en los que los materiales más caros reinaban en sus diseños.

placeholder Victoria Beckham. (Cordon Press)
Victoria Beckham. (Cordon Press)

Cuando se convirtió en la esposa de David Beckham, fue aumentando el tamaño de sus Birkin, que llamaban la atención por contar con un volumen que contrastaba con su esbeltísima silueta, que entonces mostraba con microshorts. Hace dos años, cuando la marca que lleva su nombre comenzaba a tener problemas pero no eran aún tan públicos, volvía a apostar por los diseños exóticos de su pasado, pues todavía no tenía que guardar las apariencias y aún no le importaba mandar mensajes con sus looks. Era un escaparate humano de su propia marca, y nos habíamos acostumbrado tanto a ver su colección de Birkin que ya no reparábamos en los bolsos, sino en sus prendas. Cuando vivía su mejor momento como diseñadora, apostaba por el mayor alarde que se puede hacer: prescindir de bolso.

placeholder Victoria Beckham. (Cordon Press)
Victoria Beckham. (Cordon Press)

Cuando alguien lleva bolsos minúsculos o ni siquiera los lleva, la realidad es que cuenta tras de sí con un equipo de asistentes encargados de portar todo lo que esa persona requiere o capaz de satisfacer sus necesidades.

placeholder Victoria Beckham. (Cordon Press)
Victoria Beckham. (Cordon Press)

El estilo WAG de Victoria era completamente diferente al de ahora, pues mientras que antes veía los partidos con sus Birkin maxi y sus shorts, ahora apuesta por bolsos trenzados de Bottega Veneta, esos que funcionan como armas de lujo silencioso que maneja con sigilo para seguir mandando el mensaje que envía con sus Birkin de antaño: "Aunque no estoy en mi mejor momento financiero, sigo teniendo el poder". Cuando tienes más de cien Birkin en tu armario, sin lugar a dudas, lo tienes.

David Beckham Victoria Beckham Bolsos
El redactor recomienda