Logo El Confidencial
¡Tú también puedes!

Si quieres los brazos de la reina Letizia, tonifícalos con estos ejercicios en casa

Tú también puedes lucir unos brazos tonificados gracias a estos ejercicios que puedes realizar en tu salón

Foto: La reina Letizia siempre ha presumido de brazos tonificados. (Getty)
La reina Letizia siempre ha presumido de brazos tonificados. (Getty)

Probablemente, como nos ha ocurrido a nosotras, en alguna ocasión has mirado admirada los brazos de estas dos mujeres y te has preguntado cómo pueden lucir unos brazos tan tonificados. La respuesta es sencilla y ninguna de las dos la oculta.

Lo han conseguido gracias al entrenamiento. Nunca nos cansaremos de señalar las muchas cualidades positivas que el ejercicio físico tiene sobre nosotras, tanto a nivel físico como emocional.

Nos ayuda a desconectar de los problemas del día a día y también a mantener nuestra mente despejada. Además, durante el ejercicio liberamos endorfinas, que aumentan nuestra sensación de bienestar. Sin olvidar que hace que durmamos mejor, lo que se traduce en un mejor rendimiento durante el día.

Jennifer Aniston nunca olvida los brazos en su rutina de entrenamiento. (EFE)
Jennifer Aniston nunca olvida los brazos en su rutina de entrenamiento. (EFE)

Pero un cuerpo armónico y tonificado también es otra de las claras ventajas que encontramos. Sobre todo cuando entrenamos los brazos, consiguiendo que luzcan tonificados en lugar de perder elasticidad.

Si quieres mantener esta zona a punto, te traemos algunos ejercicios que puedes apuntar para incluir en tu rutina y poder presumir de brazos fuertes y siempre en forma.

Tonificar brazos

Para lucir unos brazos tonificados, es esencial trabajar los bíceps, pero también los tríceps. Lo mejor es realizar ejercicios específicos para esta parte del cuerpo al menos tres veces por semana.

Puedes comenzar haciendo fondos de tríceps. Para hacerlas solo necesitarás la ayuda de una silla. Colócate de espaldas a ella y siéntate en el suelo con las rodillas flexionadas y las plantas de los pies apoyadas en el suelo.

Coloca ambas manos en el asiento de la silla y eleva el cuerpo con la fuerza de tus brazos. Intenta mantener la espalda recta mientras elevas y bajas el tronco. Cuanto más alejes las piernas, mayor intensidad le estarás añadiendo al ejercicio. Realiza 15 repeticiones.

Para trabajar los bíceps puedes realizar flexiones de brazo. Para este ejercicio necesitarás unas mancuernas. Si no tuvieras, te pueden servir un par de botellas llenas de agua. Solo tienes que colocarte de pie con los brazos extendidos hacia el suelo.

Flexiona uno de tus brazos hasta que la mancuerna quede a la altura de tu hombro. Vuelve a la posición inicial y haz el mismo movimiento con el brazo contrario. Repite 15 veces con cada uno.

Ahora que tienes las mancuernas en las manos, puedes hacer unas extensiones de tríceps. Para ello solo tienes que dejar una de ellas y agarrar la otra con ambas manos. Sentada en un banco con la espalda recta, sujeta la mancuerna por detrás de la cabeza.

Extiende y flexiona los brazos con el peso añadido de la mancuerna. La clave en este ejercicio no es el peso de la mancuerna, sino hacer de forma adecuada el mayor número de repeticiones. Por ejemplo, puedes empezar por 15 e ir ampliando.

Unos ejercicios que son una buena manera de ir alcanzando tus objetivos gracias a tu constancia y tu esfuerzo.

Ocio

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios