Entrenamiento GAP: este es el tiempo que tardas en notar resultados
  1. Estilo
  2. Ocio
Constancia y tiempo

Entrenamiento GAP: este es el tiempo que tardas en notar resultados

Si entrenas de forma constante y te alimentas de forma adecuada, los resultados del entrenamiento GAP serán visibles en poco tiempo

placeholder Foto: Tiempo que tardas en notar los efectos del entrenamiento GAP. (Ayo Ogunseinde para Unsplash)
Tiempo que tardas en notar los efectos del entrenamiento GAP. (Ayo Ogunseinde para Unsplash)

El sedentarismo es una de las lacras de nuestra sociedad, a pesar de que somos conscientes de que el ejercicio físico es una forma eficaz de mantenernos activas, llenas de energía y saludables, el ritmo de vida que llevamos, los compromisos laborales y sociales, e incluso la pereza contra la que hay que luchar para ponernos las mallas y las zapatillas de deporte y salir a hacer un poco de ejercicio físico, juegan en nuestra contra a la hora de hacer más ejercicio físico.

Por eso, encontrar el ejercicio que nos ayude a crear un hábito es una estupenda idea, probar diferentes actividades hasta que descubramos una que nos divierta y que nos haga volver al gimnasio, parque, e incluso al salón de casa, con una sonrisa y muchas ganas de ponernos en forma. Mucha gente encuentra en los ejercicios de pilates o yoga a su mejor aliado, pero otros prefieren algo más movido, como los entrenamientos HIIT (entrenamiento por intervalos de alta intensidad) o el GAP.

placeholder Tiempo que tardas en notar los efectos del entrenamiento GAP. (Lyfe Fuel para Unsplash).
Tiempo que tardas en notar los efectos del entrenamiento GAP. (Lyfe Fuel para Unsplash).

El GAP es una rutina de tonificación en la que se trabajan glúteos, abdominales y piernas, de ahí el nombre, que se forma con las iniciales de estos grandes grupos musculares. Se suele realizar en clases grupales, dirigidas por un profesional, y la intensidad se puede adaptar a diferentes niveles, aumentando conforme evolucionan los alumnos, desde ejercicios con el propio peso a añadir elementos como mancuernas o picas; combina ejercicios de pie con otros de suelo.

Son rutinas en las que se realizan diferentes ejercicios, entre los más habituales destacan las elevaciones de caderas y los abdominales clásicos y oblicuos, pero también las estocadas y las patadas en cuadrupedia. Se practican también las sentadillas, las elevaciones de piernas o las distintas variedades de planchas, tanto la tradicional como la lateral.

placeholder Tiempo que tardas en notar los efectos del entrenamiento GAP. (Jonathan Borba para Unsplash)
Tiempo que tardas en notar los efectos del entrenamiento GAP. (Jonathan Borba para Unsplash)

Además, a los beneficios generales que conseguimos siempre que nos ejercitamos, como sentirnos más felices o ayudarnos a dejar los problemas a un lado despejando nuestra mente, también hay otros específicos que podremos obtener con este entrenamiento. Por ejemplo, es ideal para tonificar piernas, glúteos y abdominales, pero también para aliviar dolores de espalada, favorecer la estabilidad del cuerpo y aumentar el equilibrio, mejorar la circulación y disminuir la flacidez.

Cualquier ejercicio que hagamos es positivo, pero si escogemos entrenamientos GAP podremos tonificar y fortalecer las tres zonas clave sobre las que inciden los ejercicios que suelen realizarse, logrando una figura más firme y unos músculos más fuertes. Tanto si hacemos ejercicio físico por el mero placer de sentirnos mejor con nosotras mismas como si buscamos un objetivo concreto, ver cómo nuestros esfuerzos se reflejan en nuestro cuerpo siempre es plato de buen gusto.

placeholder Tiempo que tardas en notar los efectos del entrenamiento GAP. (Bruce Mars para Unsplash)
Tiempo que tardas en notar los efectos del entrenamiento GAP. (Bruce Mars para Unsplash)

Como siempre señalamos cuando hablamos de este tipo de resultados, lograrlos requiere un poco de esfuerzo y, sobre todo, constancia por nuestra parte, este es otro de los motivos por lo que crear una rutina es tan favorable, nos será más sencillo poder notar los cambios que nuestro cuerpo experimentará si nos mantenemos fieles y hacemos ejercicio de forma constante. Si entrenamos dos veces por semana, en tan solo un mes podremos empezar a notar resultados, que serán más evidentes tras dos o cuatro meses.

Evidentemente, cada persona es diferente, por lo que estos datos son solo una aproximación, hay personas a quienes les cuesta más y otras que en seguida notarán cómo sus esfuerzos se reflejan en su figura. Los resultados serán mucho mayores si compaginamos las sesiones con otros ejercicios y entrenamos tres veces por semana, las acompañamos con una alimentación adecuada y respetamos las horas de descanso.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Piernas Zapatillas Glúteos Gimnasio
El redactor recomienda