Baño de Gong: descubre los beneficios de la meditación auditiva
  1. Estilo
  2. Ocio
El sonido primordial

Baño de Gong: descubre los beneficios de la meditación auditiva

Existen muchos tipos de meditación, como la auditiva a través de baños de Gong, y encontrar el que no resulta más efectivo puede ayudarnos a reducir el estrés.

Foto: Baño de Gong para la meditación auditiva. (Unsplash/Manja Vitolic)
Baño de Gong para la meditación auditiva. (Unsplash/Manja Vitolic)

Hoy en día es habitual sentirnos estresados, una desagradable situación que en ocasiones llega a impedirnos disfrutar de las cosas buenas de la vida. Por suerte cada vez hay más formas de plantarle cara y la meditación es una de ellas, una terapia alternativa que puede sernos muy útil a la hora de reducir los niveles de ansiedad y estrés, así como para obtener un profundo estado de relajación con el que mejorar nuestra salud y bienestar.

Existen numerosos tipos de meditación, que siguen diferentes sistemas y se emplean con diferentes fines. No todos ellos funcionan igual para todas las personas y por eso resulta tan interesante conocerlos todos para poder encontrar aquel con el que consigamos los resultados que buscamos, un estado pleno de relajación que nos ayuda a mejorar nuestro estado de ánimo, pero también nuestra salud. La meditación auditiva es uno de ellos y el baño de Gong uno de los más interesantes.

placeholder Baño de Gong para la meditación auditiva. (Magic Bowls para Unsplash)
Baño de Gong para la meditación auditiva. (Magic Bowls para Unsplash)

Aunque existan diferentes formas de meditación, todas ellas tienen algunos beneficios comunes, entre ellos los ya señalados, ayudan a reducir el estrés, la ansiedad y los problemas que pueden estar derivados de ambas, pero hay más. Por ejemplo, se ha demostrado su eficacia a la hora de reducir dolores crónicos, para prevenir la hipertensión y para fortalecer el sistema inmune. Resulta de gran utilidad para ayudarnos a desarrollar la conciencia personal, inteligencia emocional y empatía, mejora la memoria así como la salud emocional y aumenta la felicidad.

Los diferentes tipos de meditación se podrían dividir en dos grandes categorías, verbal y no verbal. En la verbal es probablemente la forma de meditación más común, repitiendo una oración de forma repetitiva. Aunque no se suele contemplar de esta forma, los rezos pueden llegar a considerarse una forma de meditación verbal, creando un estado de relajación y finalizando con una sensación de profunda tranquilidad.

placeholder Baño de Gong para la meditación auditiva. (Magic Bowls para Unsplash)
Baño de Gong para la meditación auditiva. (Magic Bowls para Unsplash)

Las meditaciones no verbales engloban a todas las demás, puesto que son aquellas en las que no hay mediación de palabras por parte del individuo. Se ponen en práctica a través de la música, de la contemplación o el tacto, por ejemplo, pero también a través del oído, estas son las auditivas, entre las que encontramos diferentes formas de meditación. La más habitual es el canto del OM, pero encontramos otras menos conocidas aunque igual de interesantes, como el baño de Gong que, a pesar de su nombre, no tiene nada que ver con el agua.

Baño de Gong

El Gong es un instrumento considerado sagrado por muchas civilizaciones, uno de sus usos fue en ritos funerarios, para ayudar a elevar al alma de la persona tras abandonar el plano físico. En las antiguas civilizaciones asiáticas se empleaba en ceremonias y rituales, los momentos clave en la vida de una persona se acompañaban del sonido del Gong. Se usa en muchas técnicas y terapias, empleado el Gong como instrumento de producción de tonos y vibración con una finalidad sanadora.

placeholder Baño de Gong para la meditación auditiva. (Anthony Shkraba para Pexels)
Baño de Gong para la meditación auditiva. (Anthony Shkraba para Pexels)

Las frecuencias de sonido pueden llegar a afectarnos a nivel celular y por ello se emplean las distintas frecuencias y vibraciones del Gong. Se considera que tiene múltiples beneficios, como reducir los niveles de estrés mientras relaja el sistema nervioso y equilibra el sistema glandular. El sonido de este instrumento se emplea como técnica para aliviar dolores de cabeza y cuello, así como equilibrar el sistema respiratorio, pero también para alcanzar un estado máximo de relajación.

El sonido del Gong emite unas vibraciones sonoras que facilitan el flujo de energía a través de las células, así como su movimiento. Un baño de Gong es una inmersión total en el sonido que lleva a un completo estado de relajación desde el que poder comenzar un proceso de sanación físico y emocional, eliminando pensamientos y sentimientos que nos bloquean, ayudando a armonizar y conectar con la verdadera esencia.

placeholder Baño de Gong para la meditación auditiva. (Elina Fairytale para Pexels)
Baño de Gong para la meditación auditiva. (Elina Fairytale para Pexels)

El Gong impacta en el cuerpo, liberando bloqueos, pero también sentimientos, por lo que no es raro que durante este tipo de meditaciones surja la necesidad de reír o de llorar. Para practicarlo no es necesario un equipo especial, salvo tener ropa cómoda, a menudo con alguna prenda de abrigo, pues la temperatura del cuerpo puede descender, y una esterilla sobre la que tumbarnos, porque estos baños suelen realizarse en la postura Savasana.

Aunque parezca sencilla a simple vista, esta es una de las asanas más importantes en el yoga. Tumbada sobre la espalda, con las piernas ligeramente abiertas y los brazos a ambos lados, con las palmas hacia el techo. Esta postura es típica de las relajaciones y se suele emplear para cerrar la práctica de yoga, así como para los baños de Gong. En ellos no hay que aguardar que suceda nada concreto, solo esperar que el cerebro sintonice con las vibraciones y el cuerpo hará el resto.

placeholder Baño de Gong para meditación auditiva. (Faruk Tokluoğlu para Unsplash)
Baño de Gong para meditación auditiva. (Faruk Tokluoğlu para Unsplash)

Se suele decir que 45 minutos de un baño de Gong equivalen a ocho horas de sueño profundo y reparador. El sonido y las vibraciones envolventes del gong se llevarán las preocupaciones, dejándote sumido en un estado de relajación máxima, de calma, al terminar la sensación que nos queda es placentera. El sonido del Gong es el primer sonido del universo, el que lo creó, es el sonido creativo primordial y la mente no puede resistirse a él.

La meditación es una técnica mucho más amplia de lo que podría parecer a simple vista, aunque habitualmente lo asociemos con dejar la mente en blanco, uno de los mitos sobre esta práctica que conviene desterrar, o incluso pensemos que no estamos evolucionando, las mejoras se notarán con la práctica, siendo constantes y comprometiéndonos con ella, aprendiendo a apreciar estos momentos de paz que nos ayudan a conectar con nosotras mismas.

El redactor recomienda