Fama y meditación: las razones de Jennifer Aniston, Jon Kortajarena y más famosos para meditar
  1. Estilo
  2. Ocio
La importancia de la mente

Fama y meditación: las razones de Jennifer Aniston, Jon Kortajarena y más famosos para meditar

La meditación puede cambiar nuestras vidas, ayudarnos a lidiar con la ansiedad y enseñarnos a conocernos mejor, por lo menos eso les pasó a estas famosas

Foto: Jennifer Aniston en una fotografía de archivo. (Getty)
Jennifer Aniston en una fotografía de archivo. (Getty)

Los motivos de cada persona para escoger, o no, darle una oportunidad a la meditación. Esta disciplina, de la que existen muchos tipos y que cada vez cuenta con más adeptos, no ha pasado desapercibida entre los famosos, nacionales e internacionales, que la han convertido en una práctica habitual para muchos de ellos, seguramente por los muchos beneficios que se pueden obtener de ella.

De forma general, la meditación puede ayudarnos a calmar nuestra mente, así como a conocernos mejor a nosotras mismas, mejorando la inteligencia y la salud emocional, así como la empatía, aumentando la conciencia personal, potenciando la memoria y aliviando algunos síntomas de estrés y ansiedad. Es ideal para mejorar la concentración, lo que puede ayudarnos a rendir más en el trabajo, pero también en algunos aspectos de la vida, nos ayuda a disfrutar el momento.

Tiempo y constancia son necesarios para convertirse en un experto en la materia, pero lo cierto es que muchos de los beneficios que se obtienen de la meditación son evidentes tan solo tras unas semanas de práctica. No es necesario dedicarle mucho tiempo y en pocos minutos muchos sienten mejoras evidentes. Lo habitual es meditar una o dos veces al día y dedicarle entre 5 y 20 minutos, en función de la persona, la técnica y, también, el tiempo que se tenga disponible.

Jennifer Aniston es una de las estrellas internacionales que dedica todos los días 20 minutos de su tiempo a meditar. Para ella, la meditación forma parte de su rutina de autocuidados, así emplea tanto esta técnica como la escritura de un diario para poder sentirse mejor, reflexionar sobre las cuestiones que le preocupan y encontrar soluciones a sus problemas. Así, su ritual de cada día es meditación y café o viceversa, café y meditación. Además intenta llevar una vida activa en la que compagina ejercicios de cardio y fuerza con sesiones de yoga.

Una vez que descubrió la meditación, la vida de Oprah ya no volvió a ser la misma. No solo descubrió un gran placer en esta práctica, también parece que quisiera convencer al mundo de sus beneficios. Durante las entrevistas que realiza es un tema que suele salir en la conversación, así sucedió con Hugh Jackman, quien también la practica desde hace tiempo. El actor confesó que la meditación cambió su vida, “medito dos veces al día durante media hora. Durante la meditación puedo dejar ir todo. No soy Hugh Jackman. No soy un padre. No soy un esposo”.

Oprah confía en la meditación trascendental desde hace más de 10 años, de hecho, en una entrevista con el Dr. Oz hace años contó que animó a que todos sus trabajadores hicieran un curso y paran para meditar dos veces al día, lo que había logrado mejorar la salud general de todos ellos, reduciendo las migrañas y mejorando el sueño de la mayoría. Algo parecido puso en práctica Ivanka Trump, otra habitual de la meditación.

Ella invitó a todo su equipo a un curso intensivo de meditación trascendental porque está comprobado que es una forma de mejorar la concentración y la productividad. Para ‘My Morning Rutine’ también confirmó que trata de meditar dos veces al día y que, aunque no siempre cumple con la segunda sesión, nunca se salta la primera, por la mañana y durante 20 minutos.

Seguro que a nadie sorprende que Keanu Reeves sea amante de la meditación, el novio de internet se acercó al budismo durante el rodaje de ‘El pequeño buda’ y esta experiencia cambió su vida. Así lo contaba hace años en una entrevista con Noemia Young recogida por el portal ‘Whoa is not me’. “Las experiencias personales que aprendí de la meditación me ayudaron a cambiar la forma en la que vivo mi vida modificando la percepción que tengo de mí mismo y de los demás. Lo que más recuerdo es que debemos vencer nuestros miedos”.

También la meditación fue un punto de inflexión para Katy Perry, que incluso llegó a visitar el Vaticano para hablar sobre este tema en un ciclo de conferencias. Gracias a esta terapia, la artista pudo controlar su ansiedad, le aporta el descanso mental que necesita y también le ha ayudado en su faceta como madre, sobre todo para encontrar momentos de descanso cuando el sueño no era una opción.

No solo los famosos internacionales han probado y se han dejado convencer por las bondades de la meditación, algunos nombres muy populares en España también confían en este sistema de encontrar la paz mental y aprender a conocernos mejor. Es el caso de Jon Kortajarena quien, igual que Katy Perry, encontró en la meditación una estupenda forma de reducir y controlar la ansiedad, “Conectar con nuestro cuerpo, y desde ahí escuchar y sentir todo lo que el subconsciente trata de decirnos... Atravesar nuestras emociones de una forma honesta, valiente y sin ‘atajos’, hace que salgamos aprendiendo lecciones muy importantes”, escribía en sus redes sociales, tras confesar que tras solo un mes de meditación ya sentía que le había cambiado la vida.

No todo el mundo lo ve tan claro como Jon, por ejemplo, Vanesa Lorenzo, amante del yoga, asegura que encuentra dificultades para meditar por ser demasiado nerviosa, le cuesta “sentarse a meditar”, confesaba en su blog. Aunque sigue intentándolo, ella prefiere alcanzar el estado de conciencia plena, de mindfulness con el ejercicio y el yoga, concretamente practicando Ashtanga Vinyasa.

Algo parecido le sucede a Ariadne Artiles, que encuentra una forma de meditación en las pequeñas cosas de la vida, como la pintura. Así lo reconocía hace tiempo en un post de Instagram: “Hay muchas maneras de meditar y cuando pinto a solas, el estado de concentración al que llego es absoluto, consigo estar aquí y ahora, la mente para milagrosamente para disfrutar de la calma”.

Con cada cosa que descubre, Cristina Pedroche se apasiona y pasa a compartirlo con sus seguidores. Esto le ha pasado también con la meditación, a la que llegó a través del yoga.

“Quizás os puede parecer fácil, pero estar sentados en silencio intentando estar presente es difícil. Os vendrán pensamientos de cualquier tipo (unos más absurdos y otros más intensos). Lo que tenéis que hacer es daros cuenta de que estáis pensando en otras cosas y dejarlo ir, volviendo a sentir la respiración”, aconsejaba a sus seguidores junto a un vídeo en el que les invitaba a acompañarla en una meditación guiada que, quien sabe, puede que sea la puerta a una nueva vida.

Cristina Pedroche
El redactor recomienda