Elena Furiase y Gonzalo Sierra, unos recién casados que se aplican en los negocios
  1. Famosos
ECONOMÍA

Elena Furiase y Gonzalo Sierra, unos recién casados que se aplican en los negocios

El flamante marido de la hija de Lolita es bajista en el grupo de Guillermo Furiase, pero su desarrollo profesional se encuentra en el ámbito del motor

Foto: Elena Furiase. (Cordon Press)
Elena Furiase. (Cordon Press)

Es indiscutible, a Elena Furiase y Gonzalo Sierra últimamente la suerte les sonríe. Aunque les sonríe después de haber tenido que aplazar su boda hasta en dos ocasiones. Pero es agua pasada, desde el sábado día 18 ya son marido y mujer, y el tiempo que la situación sanitaria por el covid-19 les ha obligado a aplazarlo no lo han perdido, todo lo contrario, sobre todo en el caso de él. Vanitatis tiene todos los detalles de en qué se ha ocupado durante la larga espera.

Gonzalo es conocido por ser el bajista de Albha, el grupo liderado por Guillermo Furiase, hermano de Elena, por el que conoció a la actriz, pero esta no es su única ocupación. En enero de 2019, pocos meses después de convertirse en padres, el recién casado quiso probar suerte en el mundo de los negocios y decidió emprender en un mundo que le apasiona, el de las motos.

En aquel momento se decidió por abrir una franquicia en Madrid de la firma italiana MotoStore, era la primera en España. Dedicada a la venta y el asesoramiento sobre piezas y accesorios para motos, Gonzalo, tal como en su momento anunció a través de redes sociales, comenzaba esta aventura con muchísima ilusión. Pero duró poco. No llegó al año, coincidiendo en el tiempo con el momento en que se decretó el estado de alarma, la tienda, que estaba ubicada en la calle Viriato de Madrid, cerró de forma permanente.

Foto: Elena Furiase en una imagen de archivo. (EFE)

Pero Gonzalo no desistió de su sueño, de hecho, dio un pasito más, y en junio de ese mismo año, 2020, abrió una tienda propia, sin franquicia, una marca registrada a su nombre, Moto Ark. En esta ocasión, el mercado al que se ha abierto es mucho más amplio. En su propia página web explica qué podemos encontrar en su establecimiento: “Moto Ark es una tienda dedicada a la venta de ropa de moto y accesorios, así como motos de ocasión y personalizadas, para todos los gustos y de todos los estilos. Moda para mujer y hombre al mejor precio con gran variedad de productos a tu alcance”.

No solo cambió la firma, también se mudó del centro de Madrid a las afueras, concretamente a Alcobendas, zona que queda mucho más cerca de donde reside la pareja. Y es que no se trata de un empresario que haya montado el negocio, haya puesto alguien a su cargo y se haya desvinculado. Todo lo contrario, lo normal es encontrar a Gonzalo en la tienda y que sea él quien te atiende y te asesore. También se encarga de llevar las redes sociales, que mantiene bastante actualizadas.

El local está en la zona antigua del municipio, en una calle con varios comercios en la que se hace mucha vida de barrio. Es muy común verle salir a tomar café a La Villa, una cafetería que tiene a menos de 50 metros de distancia, o a comprar algo al bazar que le queda enfrente. Si bien es cierto que allí en ningún momento ha llamado la atención. De hecho, tal como nos explica una vecina de la zona, allí casi nadie sabe que se trata del flamante marido de la hija de Lolita.

Cuadra con su forma de actuar hasta ahora. Si algo es evidente desde que conocemos su existencia y su relación con la actriz es que Gonzalo no tiene intención alguna de ocupar un papel protagonista en los medios. Se ha mantenido siempre en un discreto segundo plano y, restando las imágenes que veremos en el reportaje exclusivo sobre su boda, parece que seguirá siendo así.

Foto: María Corsini. (Gtres)

Se desconoce si los recién casados han cumplido la tradición y se han ido de viaje de luna de miel después del gran día o si pospondrán este momento. Tampoco se ha pronunciado ninguno acerca de sus planes una vez dado este paso, ¿quizá convertirse en propietarios de un nuevo hogar? Hasta ahora, y desde poco después de comenzar su relación, viven juntos en el norte de Madrid en una casa de alquiler. Quizá no han tenido tiempo todavía para pensar en estos extremos, porque lo que sí es evidente es que continúan en una nube tras haber logrado celebrar la boda de sus sueños.

Y es que se dieron en ‘sí, quiero’ rodeados de su familia y sus amigos más cercanos, en la finca Dehesa de Montenmedio, en Vejer de la Frontera. Todo salió tal como esperaban o, al menos, eso es lo que ha trascendido, pues los novios trataron de blindar el momento todo lo posible. Sin embargo, una vez pasado, han compartido su alegría a través de sus redes y han dejado evidencia de su felicidad. ¡Enhorabuena, pareja!

Elena Furiase