¿Guiño a don Juan Carlos? Doña Sofía rescata su anillo de pedida para su vuelta al trabajo
  1. Casas Reales
SORPRENDENTE GESTO

¿Guiño a don Juan Carlos? Doña Sofía rescata su anillo de pedida para su vuelta al trabajo

La reina Sofía ha recuperado su agenda solo un día después de haber sido vacunada y lo ha hecho rescatando una de las piezas más icónicas de su joyero, su anillo de compromiso

placeholder Foto: La reina Sofía, este miércoles en Zarzuela. (Casa de S. M. el Rey)
La reina Sofía, este miércoles en Zarzuela. (Casa de S. M. el Rey)

Han sido unos días de mucho protagonismo para la reina Sofía. Si la semana pasada volvía a formar parte de la agenda oficial de la familia presidiendo de forma virtual la reunión del patronato de la Escuela Superior de Música Reina Sofía, este martes volvía a la actualidad por haberse vacunado contra el coronavirus. Y solo un día después la Reina emérita ha retomado sus compromisos oficiales, por lo que se entiende que la primera dosis de la vacuna no ha tenido en ella ningún efecto secundario preocupante o, al menos, que le haya impedido cumplir con sus citas. La de esta tarde era con los miembros y la junta directiva del Queen Sofía Spanish Institute, una corporación sin fines de lucro fundada en 1954 para estimular el interés de los estadounidenses en el arte, la cultura, las costumbres, el idioma, la literatura y la historia del mundo de habla hispana. Y si algo ha llamado la atención de esta cita es que hemos visto cómo doña Sofía ha rescatado su anillo de pedida para esta vuelta al trabajo tras ser vacunada.

Quizá son más las ganas de que sea un gesto pensado hacia su marido que realmente su intención real, pero no podemos evitar plantearnos si el hecho de que se lo haya vuelto a poner este miércoles es un guiño a don Juan Carlos o simple fruto de la casualidad. Lo cierto es que llevábamos muchos meses sin ver esta pieza en sus manos, por lo que se daba por hecho que había desterrado completamente este anillo como complemento para lucirlo en su día a día, dados los numerosos disgustos que durante el año pasado le había dado el Rey emérito. Pero no, sea de forma aleatoria o con la clara intención de enviar un mensaje, si es el caso, está claro que sigue estando presente en la mente de doña Sofía.

placeholder La reina Sofía, este miércoles en Zarzuela. (Casa de S. M. el Rey)
La reina Sofía, este miércoles en Zarzuela. (Casa de S. M. el Rey)

El anillo en cuestión está compuesto por un aro de oro y dos rubíes redondos, unidos por un diamante talla baguette, haciendo que sea una de las piezas más originales que hemos podido ver en las últimas décadas en las casas reales europeas. Pero la historia que tiene detrás también es bastante curiosa, ya que un jovencísimo don Juan Carlos se lo entregó hace ya casi seis décadas, haciendo gala de esa campechanía que causa tanto odio como amor. Ni rodilla en tierra, ni una ocasión bien escogida, ni un escenario romántico: el exmonarca se lo lanzó al grito de "Sofi, cógelo". No sabemos si a la entonces Princesa griega le divirtió el gesto, le gustó o aceptaba a su prometido con todas las consecuencias. El caso es que el anillo se convirtió en el protagonista de una mañana de septiembre de 1961, cuando anunciaron su compromiso. Cierto es que había dejado de lucirlo en los últimos años, pero decidió rescatarlo para la misa de Pascua de 2019, poniéndoselo desde entonces en numerosas ocasiones.

Por supuesto, no ha sido la única joya que ha lucido doña Sofía este miércoles. Si por algo se caracteriza la estética de la madre del rey Felipe es por esa mezcla ecléctica de collares, pulseras y diferentes complementos, combinando bisutería con piezas más exclusivas. Este miércoles, por ejemplo, han llamado mucho la atención las numerosas piedras de colores que lucía tanto en el cuello como en sus muñecas, junto a un buen reloj y otros originales diseños. Entre esas llamativas piedras había varios ojos turcos, un característico amuleto realizado con vidrio azul que protege contra el mal de ojo y típico en países de Oriente Medio y mediterráneos, como Grecia o Turquía. Por supuesto, no ha faltado un broche, casi una seña de identidad en la Reina emérita, que casi quedaba perdido con el llamativo estampado de su camisa.

placeholder La reina Sofía, manteniendo una reunión virtual. (Casa de S. M. el Rey)
La reina Sofía, manteniendo una reunión virtual. (Casa de S. M. el Rey)

Pero aún hemos visto otro guiño en su indumentaria. Además de las medallas con las iniciales de sus hijos y sus nietos, con las que siempre tiene presente a su familia, la madre del rey Felipe no ha querido que faltara un trébol con una pequeña incrustación de piedra en color verde, en honor a San Patricio, patrón de Irlanda, cuyo día grande se celebra precisamente este 17 de marzo.

Ya dejando a un lado la indumentaria y sus mensajes, hemos visto cómo doña Sofía se ha preparado la reunión con los miembros y directiva del Queen Sofía Spanish Institute a conciencia, puesto que en la mesa de su despacho -que ya analizamos aquí hace unos días- se veía una especie de 'chuleta', con la cara y el nombre de todos los ponentes de esta reunión. Una cita que ha supuesto la vuelta de la Reina al trabajo tras su vacunación y para la que ha rescatado una de las piezas más especiales de su joyero, el anillo de pedida que le regaló el rey Juan Carlos.

Reina Sofía
El redactor recomienda