Leonor y Sofía, las grandes protagonistas de la visita de la familia real a Cartagena
  1. Casas Reales
CASA REAL ESPAÑOLA

Leonor y Sofía, las grandes protagonistas de la visita de la familia real a Cartagena

Por primera vez en este 2021, las hijas de los Reyes se han unido a ellos en un acto oficial para la puesta a flote del submarino S81 en el muelle de la localidad murciana

Foto: Leonor y Sofía, este jueves en Cartagena. (Limited Pictures)
Leonor y Sofía, este jueves en Cartagena. (Limited Pictures)

Han pasado más de cuatro meses desde que viéramos a la princesa Leonor y la infanta Sofía juntas en un acto oficial por última vez. Pero, por fin este jueves, las hijas de los reyes Felipe y Letizia han vuelto a unirse a ellos para un compromiso de su agenda y, además, muy especial. Los cuatro han viajado hasta Cartagena para participar en la ceremonia de puesta a flote del submarino S81 Isaac Peral, en la que además la Princesa de Asturias ha tenido un gran protagonismo, ya que ha sido la encargada, junto con su padre, de bautizarlo. Una jornada de mucha emoción, en la que Leonor y Sofía se han convertido en el centro de atención de la visita de la familia real a Cartagena.

Eran las 12:30 de la mañana cuando los cuatro hacían su llegada al astillero de Navantia, la sociedad encargada de construir el submarino. Allí han sido recibidos por las autoridades, entre las que destacaban Margarita Robles, ministra de Defensa, y Fernando López Miras, presidente de la Región de Murcia. Tanto los Reyes como Leonor y Sofía han saludado a personalidades políticas y altos mandos militares, además de los diferentes embajadores invitados al acto. Cartagena ha recibido a la familia real con un cielo nublado, por lo que los responsables de la organización habían decidido instalar carpas en el muelle, donde tendría lugar la puesta a flote del submarino, por si la lluvia se colaba como invitada inesperada, aunque finalmente ha dado tregua.

placeholder La familia real, este jueves en Cartagena. (Limited Pictures)
La familia real, este jueves en Cartagena. (Limited Pictures)

A su llegada se desvelaba uno de los detalles más esperados en cada una de sus apariciones, los looks de Leonor y Sofía. Y comprobábamos que iban conjuntadas: ambas con vestido, Sofía en rojo y Leonor a cuadros y con un abrigo blanco del armario de la reina Letizia. Pero era la Princesa de Asturias la que llevaba el calzado en rojo, mientras que su hermana escogía unas bailarinas en punta de color negro y destalonadas. Pero, además, el look de Leonor venía con sorpresa, ya que la heredera ha aparecido con el pelo mucho más corto que en su última aparición pública, cuando afrontó su primer acto en solitario en el Instituto Cervantes, el pasado 24 de marzo.

Tras los saludos de rigor, los reyes Felipe y Letizia y sus hijas han posado en la escalinata de entrada con 20 trabajadores que han participado en la construcción del submarino, para después hacerlo junto a una placa conmemorativa de la cita. Y para esta imagen se han cambiado las posiciones iniciales, ya que Leonor y Sofía se han separado, colocándose la Princesa de Asturias a la derecha de su padre y su hermana a la izquierda de la reina Letizia, en la que es su posición habitual en sus compromisos públicos. Después, los cuatro han accedido a las instalaciones de Navantia, donde han podido ver un vídeo sobre el submarino S81 que estaba a punto de ponerse a flote en el muelle y conocer a parte del personal.

placeholder La familia real, este jueves en Cartagena. (Limited Pictures)
La familia real, este jueves en Cartagena. (Limited Pictures)

Pasada la una de la tarde, llegaba el momento más esperado de esta jornada. La familia real se dirigía hasta el muelle, donde el impresionante submarino esperaba su bautismo. Allí los Reyes, junto a Leonor y Sofía, han ocupado sus asientos en primera fila para presenciar la ceremonia de puesta a flote, en la que don Felipe y su heredera han tenido un papel muy especial. Tras los discursos del presidente de Navantia, del jefe del Estado Mayor de la Armada -ambos agradeciendo especialmente la presencia y madrinazgo de Leonor-, de Margarita Robles y de la bendición del barco -tradicional en este tipo de ceremonias-, el rey Felipe y su heredera han tomado posiciones en una plataforma situada junto al buque para proceder a su bautizo.

En lugar de champán -quizá la bebida que tenemos más en la mente para este tipo de situaciones-, se ha utilizado un vino tinto especialmente embotellado para la ocasión. Leonor ha sido la encargada de cortar la cinta para poner en marcha el dispositivo que lanzaría la botella contra el casco, recibiendo después un aplauso y un beso y un abrazo de su padre, un gesto ya habitual cada vez que su hija tiene protagonismo individual en algún acto público. El himno nacional y la foto de la familia real al completo junto al submarino han servido para dar por terminado un acto que ha supuesto la vuelta a la agenda conjunta de Leonor y Sofía, las grandes estrellas de la jornada.

Rey Felipe VI
El redactor recomienda