La reaparición navideña de Mary de Dinamarca tras pasar el coronavirus
  1. Casas Reales
NAVIDAD DANESA

La reaparición navideña de Mary de Dinamarca tras pasar el coronavirus

Tras superar el covid, la princesa ha podido unirse a su familia para la celebración de Nochebuena y Navidad en el castillo de Marselisborg

Foto: La princesa Mary, el pasado septiembre en Milán. (Reuters/Flavio Lo Scalzo)
La princesa Mary, el pasado septiembre en Milán. (Reuters/Flavio Lo Scalzo)

Después de unos días de ausencia, hemos asistido a la reaparición de Mary de Dinamarca tras pasar el coronavirus. La princesa pudo unirse finalmente a las celebraciones de Navidad junto a su familia, después de estar confinada durante varios días en el palacete del recinto de Amalienborg donde vive y asistió a la tradicional ceremonia religiosa tanto de la Nochebuena como del día de Navidad en Aarhus. Mary, completamene recuperada del covid, se unía así a su familia en el castillo de Marselisborg para disfrutar de las fiestas junto a la reina Margarita, su marido, el príncipe Federico, y sus cuatro hijos, Christian, Isabella, Josephine y Vincent. Solo faltaban en la estampa los dos nuevos miembros de la familia, que los príncipes presentaban hace poco a través de las redes sociales.

Para el servicio religioso del día 24, Mary repitió el vestido negro de Oscar de la Renta que llevó el pasado 1 de diciembre para asistir a la representación de 'Snow Queen' en el Tivoli´s Concert Hall, aunque que esta vez lo combinó con su abrigo rojo de Diane von Furstenberg y unas botas altas de ante. Una imagen muy navideña en la que apostó por el color de la temporada, que tan a menudo se repite en el armario de las royals en estas fechas. con la que reaparecía feliz y renovada. Un detalle que sorprendió es que, salvo la reina Margarita, ninguno de ellos lució mascarilla.

El 25 de diciembre por la mañana la veíamos de nuevo llegar a la iglesia, y otra vez igual de guapísima y muy sonriente, esta vez con un espectacular look de estreno. Mary llevaba un precioso abrigo de cuadros en azul de la firma británica Hobbs London. Se trata del modelo que lleva por nombre Meghan, de cuello chimenea y cinturón tipo batín, y tiene un precio de 495 euros, aunque actualmente está rebajado a 345 en la web. Como complementos, un clutch azul navy repetido de la marca Quindam y unos de sus pendientes preferidos, de Sophie Brille Brahe y realizados en oro y diamantes, con un precio de nada menos que 13.600 euros. Un estilismo perfecto para despedir el año por todo lo alto.

Estas eran sus primeras imágenes después de anunciar que había contraído la enfermedad y de permanecer aislada durante el tiempo que marcan las normas sanitarias. Así lo hacían saber a través de este comunicado oficial emitido el pasado 15 de diciembre: "Su Alteza Real la Princesa Heredera dio hoy, miércoles 15 de diciembre de 2021, positivo por COVID-19. Su Alteza Real permanece aislada en el Palacio de Federico VIII en Amalienborg. No se ha encontrado infección en otros miembros de la familia. En relación con la respuesta de la prueba, la Casa Real recibe consejos de la Agencia Danesa para la Seguridad del Paciente con respecto a la detección de infecciones. La Princesa Heredera permanece en confinamiento solitario hasta que sea seguro romper el confinamiento solitario nuevamente de acuerdo con las pautas aplicables".

Se despejaban así las dudas de si la australiana podría estar en la tradicional cena de Nochebuena junto a su marido y sus hijos. Un misterio que desde la propia Casa Real quisieron mantener, puesto que en las imágenes publicadas en sus redes sociales el mismo día 24, solo aparecía la reina Margarita y los hijos de los príncipes adornando el árbol de Navidad, con el siguiente mensaje: "Saludos navideños desde el Castillo de Marselisborg, donde Su Majestad la Reina y la familia del Príncipe Heredero celebran la Navidad". Los que no han estado en la residencia de vacaciones de la reina por Navidad han sido el príncipe Joaquín, la princesa Marie y sus hijos, Henrik y Athena, que se quedaron en París para celebrar las navidades con la familia de la francesa.

Este año, la pandemia del covid ha afectado especialmente a la Casa Real danesa y parece que seguirá haciéndolo en 2022. De momento, se ha anulado la gran gala tradicional de Año Nuevo, muchas de las citas por el Jubileo de la reina Margarita, previsto para mediados de enero, y parece que tampoco habrá actos públicos para festejar el 50 cumpleaños de Mary de Dinamarca, el próximo 5 de febrero.

Foto: La princesa Mary de Dinamarca, en una imagen de archivo. (EFE/Mads Claus Rasmussen)

Pero no son los únicos royals que han recibido la incómoda visita del virus durante este tiempo. El príncipe Alberto de Mónaco fue el primer caso de una familia reinante que conocimos. Le siguieron el príncipe Carlos de Inglaterra y su hijo mayor, el príncipe Guillermo. En Suecia, han estado infectados la princesa Victoria y su marido, y también su hermano, el príncipe Carlos Felipe, y su esposa Sofía.

En Holanda, Beatriz, la madre del rey Guillermo, no escapó al covid. Entre los jóvenes de la realeza europea, Christian, el hijo mayor de Federico y Mary de Dinamarca, e Ingrid Alexandra de Noruega. De los pocos que, por el momento, permanecen a salvo de contagios son los miembros de la familia real española. El rey Felipe VI, Letizia, Leonor y Sofía no han estado expuestos al virus, por lo que ni su vida ni su agenda oficial se han visto afectadas.

Mary de Dinamarca Botas Casa Real Príncipe Carlos de Inglaterra Coronavirus
El redactor recomienda