Shannen Doherty cumple 50: escándalos, romances turbulentos y lucha contra el cáncer
  1. Celebrities
sensación de vivir... al límite

Shannen Doherty cumple 50: escándalos, romances turbulentos y lucha contra el cáncer

"No estoy lista para irme todavía, tengo mucha vida en mí", asegura la actriz que interpretara a Brenda en 'Sensación de vivir'

placeholder Foto:  Shannen Doherty, en una imagen de archivo. (Getty)
Shannen Doherty, en una imagen de archivo. (Getty)

El futuro en la interpretación de esta joven de ojos azules y fuerte temperamento nacida en Memphis quedó sellado cuando con tan solo once años consiguió un papel en una serie legendaria, 'La casa de la pradera'. Las habilidades de Shannen Doherty impresionaron primero a Michael Landon y más tarde al productor Aaron Spelling, que a principios de los noventa la convirtió en una de las protagonistas del éxito mundial que fue 'Sensación de vivir'.

En la ficción que marcó a una generación de adolescentes, interpretaba a Brenda Walsh, una joven que se sentía como un pez fuera del agua habiendo llegado a Los Ángeles desde Minnesota. Pero en la vida real Shannen tampoco supo encajar en la vida de lujo y fama en la que se vio envuelta junto a sus glamurosos compañeros de reparto.

placeholder  Brian Austin Green, Shannen Doherty y Jason Priestley. (Cordon Press)
Brian Austin Green, Shannen Doherty y Jason Priestley. (Cordon Press)

Las fiestas hasta el amanecer y el conducir a altas velocidades en su BMW de 30.000 dólares junto a Tori Spelling y Brian Austin Green le granjearon rápidamente una reputación de chica mala. Sus caprichos de diva y las peleas con sus compañeros de serie eran constantes. Su hermano en la ficción, Jason Priestley, dijo años más tarde sobre ella que "todo le importaba una mierda" y que era "caprichosa e insoportable".

placeholder  Las protagonistas de 'Embrujadas'. (Getty)
Las protagonistas de 'Embrujadas'. (Getty)

En 1994, los productores se hartaron de su comportamiento y la despidieron, con la excusa de que su personaje se iba a Londres a estudiar actuación. Aunque pronto volvió a formar equipo con Aaron Spelling en otra serie emblemática de los noventa, 'Embrujadas', sus viejas costumbres volvieron a salir a la luz y fue nuevamente invitada a dejar la producción tras varios conflictos con otra de las protagonistas, Alyssa Milano.

Foto: El reparto de la serie, al completo. (Cordon Press)

Después vendrían años de papeles de segunda fila, portadas en 'Playboy' y diversos problemas con la ley, como cuando fue detenida por conducir bajo los efectos del alcohol en 2001. Pasó dos días en la cárcel y luego tuvo que hacer trabajos comunitarios. "Es probablemente una de las experiencias más humillantes y degradantes por las que se puede pasar", dijo Doherty a 'People' entonces. "Ha afectado a mi carrera; ha afectado a la forma en que me veo a mí misma".

Su vida amorosa ha sido también turbulenta. Su noviazgo con Dean Jay Factor, heredero del imperio de cosméticos Max Factor, terminó con una orden de alejamiento contra ella después de que la actriz llegara a amenazarle con una pistola. En 1993 se casó con Ashley Hamilton, pero su matrimonio duró solo unos meses. En 2002, Rick Salomon, exmarido de Pamela Anderson, se convirtió en su esposo; aguantaron un año. En 2011, encontró por fin la estabilidad emocional tras casarse con el fotógrafo Kurt Iswarienko.

Tras participar en el remake de 'Sensación de vivir' en 2008, en 2015 la actriz confesaba que padecía cáncer de mama y se sometió a una mastectomía. A través de sus redes narró cómo atravesó el duro proceso de quimioterapia, incluso con unas duras imágenes que muestran cómo tuvo que desprenderse de su llamativa melena negra con la ayuda de unas amigas.

La intérprete llevó a los tribunales a la empresa que la representaba por considerar que se olvidaron de pagar su seguro médico del sindicato de actores SAG en el 2014, por lo que se quedó sin cobertura sanitaria hasta el 2015, un intervalo de tiempo en el que dejó de hacer rutinarias visitas a los médicos.

placeholder  La actriz, en una tierna imagen de 2019. (Getty)
La actriz, en una tierna imagen de 2019. (Getty)

Cuando su enfermedad parecía superada, tras vivir el duro golpe de la muerte de su amigo Luke Perry, en febrero de 2020 volvía a anunciar que padecía de nuevo cáncer de mama en estadio IV. En una entrevista para 'Elle' se sinceró sobre su estado asegurando que "no estoy lista para irme todavía"

"No me he sentado a escribir cartas. Hay cosas que necesito decirle a mi madre. Quiero que mi esposo sepa lo que significa para mí. Eso es algo que tengo que hacer. Pero siempre que llega el momento de hacerlo parece algo demasiado definitivo", declaró Doherty. "Es como si estuvieras cerrando un ciclo y yo no lo estoy. Siento que soy un ser humano muy muy sano. Es difícil terminar con tus asuntos cuando sientes que vivirás otros 10 o 15 años", añadió.

Centrada en su salud, la actriz se encuentra estos días en cuarentena previa a rodar una película en Canadá. Un tiempo que, según ha relatado en su cuenta de Instagram, ha decidido tomarse para hacer ejercicio y llevar una vida más sana.

Shannen Doherty Cáncer de mama
El redactor recomienda