Logo El Confidencial
Cosas de la cuarentena

Clara Lago y sus problemas con las uñas acrílicas… ¿Quitar o dejar?

Durante el confinamiento, el pelo y las uñas han crecido. Y si llevabas manicura acrílica, estarás sufriendo las consecuencias en tus manos, igual que Clara Lago

Foto: Clara Lago, en una imagen de archivo. (EFE)
Clara Lago, en una imagen de archivo. (EFE)

Con una fotografía en su cuenta de Instagram, la actriz compartía una realidad para miles de mujeres: el estado actual de las uñas con manicura acrílica. Poco queda ya en nuestras manos de aquel esmalte perfecto que iba desde la lúnula hasta el borde libre con una capa gruesa, intensa y brillante.

[LEER MÁS: ¿Te quitarías el esmalte semipermanente en casa? Cómo, cuándo y por qué hacerlo (o no)]

Las uñas de Clara Lago no son una excepción, y después de casi dos meses de confinamiento, la mítica frase de 'Jurassic Park' 'la naturaleza se abre paso' queda más confirmada que nunca. Las uñas han crecido y, a diferencia de los esmaltes tradicionales o de gel, la manicura con acrílico permanece fija en la uña dejando el aspecto de las manos de la actriz.

Si eres una habitual de la manicura permanente o de los acrílicos, sabrás que precisamente para evitar este efecto en las uñas, es necesario acudir cada dos semanas al centro de belleza para retocarlas y rellenarlas. Las uñas acrílicas pueden durar hasta 6 meses, una de las cualidades que ha hecho que su popularidad se multiplique. Si a esto le sumamos su poder para que la lámina ungueal parezca más larga, permitiendo así cantidad de diseños, el resultado son las uñas de moda.

[LEER MÁS: ¿Duran más las uñas de gel o las acrílicas? Lo que debes saber antes de tu manicura]

Antes de la cuarentena, Clara Lago optó por un bonito esmalte entre rojo y burdeos (infalible) con el que lucir una manicura perfecta durante más tiempo y sin tener que estar pendiente de que el esmalte se saltara. Pero, claro, después de varias semanas sin poder salir a hacerse el pertinente retoque o retirarse la manicura, el resultado es el de una uña que ha crecido sin esmalte varios milímetros, dejando la zona con esmalte casi en el extremo.

Detalle de la manicura de Clara Lago antes de la cuarentena. (Cordon Press)
Detalle de la manicura de Clara Lago antes de la cuarentena. (Cordon Press)

Retirarse el esmalte permanente o el acrílico en casa es un ejercicio poco recomendado y ningún manicurista nos diría de forma habitual 'adelante, hazlo'; sin embargo, al haber crecido tanto la uña, el riesgo es que se enganche y parta o que nos la arranquemos. Las uñas de Clara Lago son un ejemplo de lo que puede pasar en el peor de los casos y es que varias uñas de la actriz se han partido y parecen astilladas.

[LEER MÁS: Este endurecedor de uñas promete salvar tu manicura, tanto que es bestseller en Amazon]

Primero, conviene recordar que las uñas acrílicas son postizos que se aplican sobre la uña a través de un polímero en polvo y otros componentes químicos, así que no solo hay que quitar el esmalte permanente. Por supuesto, si no estuviéramos en esta excepcional situación, lo suyo sería acudir a un especialista, y ahora que las fases de desescalada están más cerca, nada como esperar un poquito y pedir cita antes de acabar en un drama.

El esmalte burdeos es uno de los preferidos de Clara Lago y lo hemos podido comprobar en varias situaciones. (Cordon Press)
El esmalte burdeos es uno de los preferidos de Clara Lago y lo hemos podido comprobar en varias situaciones. (Cordon Press)

Do it yourself para salir del paso

Si no hay otra opción, esto es lo que puedes hacer. El primer paso es limar la superficie de la uña para eliminar el barniz brillante, igual que haríamos con la manicura de gel. A continuación, aplica un aceite protector en las cutículas para ademar reblandecer la superficie.

El siguiente paso depende de lo que tengas en casa y de lo que más te guste. Los profesionales utilizan acetona pura colocada solo encima de la uña. Para ello puedes empapar un algodón en la acetona y envolver la punta del dedo en papel de aluminio o utilizar una pinza especial para retirar la manicura.

Distintos tipos de quitaesmaltes: tradicional, sin acetona y acetona pura.
Distintos tipos de quitaesmaltes: tradicional, sin acetona y acetona pura.

Aunque en internet hay muchos tutoriales que hablan sobre el uso del aceite de oliva para retirar el esmalte gracias a su poder reblandecedor, es preferible recurrir a lo que funciona. Puedes hacer lo mismo que con la acetona pura con tu quitaesmaltes habitual, lo único es que mientras que la acetona pura necesita solo 10 minutos, el quitaesmaltes necesita alrededor de una hora. Otras opciones muy novedosas son los quitaesmaltes sin acetona. De izquierda a derecha: quitaesmalte Good as Gone de Essie con poder blanqueante (6,91€), Mavala Crystal Quitaesmalte de Uñas sin Acetona (6,56€) y Acetona Pura de Babaria (3€).

Cuando retires los algodones, puede que la uña ‘postiza’ se haya despegado por completo o puede que tan solo se haya reblandecido. Utiliza un palito de naranjo para retirar el esmalte con cuidado y sin apretar o aparecerán en tu uña las famosas líneas de Beau. Debajo, de izquierda a derecha: removedores de esmalte con clip (6,99€), palitos de naranjo de Mavala (4,87€), aceite de uñas y cutículas Por Spa de OPI (14,95€).

Herramientas para retirar el esmalte en casa y sin riesgos.
Herramientas para retirar el esmalte en casa y sin riesgos.

Lo más recomendable sería que ahora dejaras respirar a la uña, la limaras y cortaras y aplicaras un tratamiento recuperador. ¿Se animará Clara o esperará a tener cita en su centro de confianza? Son varios los comentarios de seguidoras que se prestaban a retirárselas en su casa, pero esperemos que todo el mundo siga las normas de la fase de desescalada.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios