Doctor, ¿por qué me rozan los muslos y cómo puedo solucionarlo?
  1. Estilo
  2. Belleza
Temporada de fricción

Doctor, ¿por qué me rozan los muslos y cómo puedo solucionarlo?

Si sueles padecer las rozaduras en los muslos, sabrás que, según suben las temperaturas y aligeramos nuestra ropa, comienza la estación del sufrimiento. Hablamos con expertos para aprender a evitarlas y tratarlas

placeholder Foto: ¿Qué factores influyen en las rozaduras de los muslos? (Imaxtree)
¿Qué factores influyen en las rozaduras de los muslos? (Imaxtree)

La primavera y el verano pueden pasar de ser las estaciones más idílicas del año a ser las más temidas, si tus muslos tienen la tendencia a estar en contacto el uno con el otro. Aunque se trata de un problema que afecta a un alto porcentaje de la población, tanto hombres como mujeres, parece que hablar de las rozaduras de los muslos es aún un tabú, casi al nivel de la foliculitis en muslos y glúteos.

placeholder Hablemos de las rozaduras de los muslos. (Imaxtree)
Hablemos de las rozaduras de los muslos. (Imaxtree)

Tanto si las padeces como si es la primera vez que escuchas este concepto, primero hay que aclarar por qué salen estas rozaduras entre los muslos. Como consecuencia de su volumen, al caminar o correr los muslos terminan rozando de forma repetida y resultado de esa fricción entre la piel de ambos aparece una rozadura. El problema se presenta cuando esta rozadura empeora y termina en una piel irritada o en la aparición de ampollas, llegando incluso a desencadenar una hiperpigmentación de la zona como consecuencia de las cicatrices generadas por este roce.

El volumen de los muslos es la principal causa de la fricción, sin embargo, el estado de la piel y, por supuesto, los factores medioambientales también pueden influir en su aparición. “Una mayor temperatura y la presencia de humedad favorecen la aparición de estas lesiones ya que aumentan la sudoración y la piel se vuelve más vulnerable”, explica a Vanitatis Patricia Castro, farmacéutica y formadora técnica en Laboratorios Babé. Estas agresiones externas que no podemos controlar sí podemos prevenirlas mejorando el estado de la piel creando una capa protectora que evite que la piel se roce, además de reforzando su función barrera.

placeholder Las prendas y los factores ambientales también influyen en la aparición de rozaduras en los muslos. (Imaxtree)
Las prendas y los factores ambientales también influyen en la aparición de rozaduras en los muslos. (Imaxtree)

El estado de la piel también es un importante factor del que dependerá el nivel de la rozadura. La flacidez y la celulitis se suman al peso y la constitución corporal como desencadenantes de las rozaduras. Por supuesto, el volumen de los muslos es el factor más determinante, “mayor volumen, mayor probabilidad de fricción entre los muslos y, por consiguiente, mayor probabilidad de rozadura”, precisa la farmacéutica. La falta de firmeza, de tono muscular, también favorece que los muslos se rocen. Lo mismo ocurre si se tiene una piel sensible o celulitis, más vulnerables y, por tanto, con una mayor predisposición a ser dañadas.

Cómo evitar las rozaduras

La farmacéutica apunta que lo más importante es prevenir la aparición de las rozaduras: “Una piel cuidada es una piel fuerte y resistente, capaz de defendernos frente a las agresiones externas. En esta línea, los cosméticos son clave. Una higiene suave, respetuosa con tu piel, y la hidratación son los dos pilares básicos para prevenir la aparición de cualquier problema”, detalla Patricia Castro, que añade la importancia de mejorar la firmeza y tersura de la piel para minimizar aún más el problema.

placeholder El volumen de los muslos y el estado de la piel son determinantes para el desarrollo de rozaduras en los muslos. (Imaxtree)
El volumen de los muslos y el estado de la piel son determinantes para el desarrollo de rozaduras en los muslos. (Imaxtree)

Para reforzar esta barrera podemos recurrir bien a un escudo físico o a la dermocosmética. Las prendas de algodón o lino aportan comodidad, permiten que la piel respire y, al convertirse en la prenda que estará expuesta al roce, reducen el impacto sobre la piel. Otra opción son los cada vez más comunes Bandelettes, 25,99€ en Amazon, unas bandas antirroce que actúan una barrera mecánica. Similares a una liga, pero más anchas y de un material que impide que se muevan por la pierna, evitan el contacto piel con piel. Están disponibles en todo tipo de diseños y colores.

placeholder Bandelettes con diseño de encaje.
Bandelettes con diseño de encaje.
Hoy en Amazon

En el terreno de la dermocosmética, para evitar ese roce continuado, desde Laboratorios Babé recomiendan productos hidratantes, que fortalezcan de la función barrera de la piel, así como lubricantes para crear esa película que reduzca la fricción.

  • Los lubricantes tipo vaselina son un recurso siempre a mano, pero los expertos también recomiendan los polvos de talco por su acción absorbente o los desodorantes en roll-on, que “crean esta capa lubricante en la piel y además controlan la sudoración (si además son no irritantes/microbiome-friendly mucho mejor)”.
  • Agentes hidratantes y calmantes como aloe vera o caléndula. También se recomienda la crema para las irritaciones que se utiliza para los bebés.
  • “Reparadores, cicatrizantes y fortalecedores de la función barrera como es la centella asiática (o también llamada cica) o el aceite de rosa mosqueta y las vitaminas (pantenol, vitamina C…)”, precisa la farmacéutica.
  • Por supuesto, con la búsqueda de la tersura en la piel, también son recomendables los cosméticos reafirmantes y anticelulíticos.
placeholder Cuida tus muslos. (Imaxtree)
Cuida tus muslos. (Imaxtree)

Cuando el daño ya está hecho

El problema está en el momento en el que la rozadura ya ha aparecido y la piel está irritada. Además de calmarla y reparar el daño, también hay que prestar atención a los posibles efectos secundarios como pueden ser las manchas.

Si hay herida, esta se debe curar como cualquier otra, manteniendo una adecuada higiene y aplicando un producto farmacéutico para su curación. Si hay costra, aquí la recomendación es clara: “Debemos evitar menospreciar el problema y evitar hurgar la rozadura y/o arrancar las costras”.

placeholder Los tejidos de las prendas también pueden favorecer o empeorar su oxigenación. (Imaxtree)
Los tejidos de las prendas también pueden favorecer o empeorar su oxigenación. (Imaxtree)

A largo plazo, haber padecido de forma continuada rozaduras en los muslos puede afectar al tono de la piel, siendo habitual la formación de manchas e hiperpigmentación en la zona. Los consejos de la farmacéutica de Laboratorios Babé es recurrir a cosméticos unificadores del tono de la piel o clarificantes, una vez la herida esté curada. Un aspecto a tener en cuenta en función de la gravedad de la rozadura: “En este sentido, se puede recurrir a productos regeneradores como puede ser un aceite de rosa mosqueta o también existen geles y parches que ayudan a reducir y, a veces, eliminar las cicatrices”.

Productos a tener en cuenta

Para limpiar la zona con cuidado y sin dañar su hidratación, encontramos el Oil Soap de Babé, 3,70€ / 100ml, 20,50€ / 500ml, un jabón corporal sin agua y con omega 3, 6 y 9, formado por más de un 40% de aceites emolientes para mantener esa correcta hidratación, evitando la deshidratación. También funciona como un agente calmante de las pieles secas, muy secas o atópicas. Se aplica sobre la piel humedecida y luego se aclara con agua.

placeholder Oil Soap de Babé.
Oil Soap de Babé.
Hoy en Amazon

La crema Loción Corporal Panthenol Intensivo de Soivre Cosmetics con una concentración de entre 6 y 8% de pantenol, crea una película sobre la piel, evitando el roce, recuperando la barrera cutánea alterada y mejorando la hidratación. Se trata de una crema resistente al sudor y al agua, encargados de crear ese microclima favorable a las rozaduras. Está disponible en formato spray para facilitar su aplicación, 11,50€ en Amazon, y en crema, 11,50€ también en Amazon.

Loción Corporal Panthenol Intensivo en formato spray de Soivre Cosmetics.

placeholder Loción Corporal Panthenol Intensivo en formato spray de Soivre Cosmetics.
Loción Corporal Panthenol Intensivo en formato spray de Soivre Cosmetics.
Hoy en Amazon

Loción Corporal Panthenol Intensivo en formato crema de Soivre Cosmetics

placeholder Loción Corporal Panthenol Intensivo en formato crema de Soivre Cosmetics.
Loción Corporal Panthenol Intensivo en formato crema de Soivre Cosmetics.
Hoy en Amazon

Con regenerante aceite de pepino y vitamina E, Body Butter Melon & Cucumber, de la marca de cosmética polaca Mokosh, 19,90€, puede aplicarse como una manteca hidratante y reparador de la piel dos veces al día. Calma la piel, la desinflama y la hidrata gracias a ingredientes como manteca de karité, aceite de argán, de jojoba, de germen de trigo y de almendras dulces.

placeholder Body Butter Melon & Ccumber de Mokosh.
Body Butter Melon & Ccumber de Mokosh.

Y si las rozaduras han dejado paso a las cicatrices en los muslos o la piel padece una ligera hiperpigmentación, el aceite Bio-Oil, 200ml 17€ en Amazon, siempre es un aliado a tener en cuenta. El aceite de caléndula o el de romero calman la piel dañada, además de mejorar su hidratación. Este aceite multiusos también es útil en el tratamiento de las estrías y de las cicatrices.

placeholder Aceite Bio-Oil.
Aceite Bio-Oil.
Hoy en Amazon
Piernas Piel seca
El redactor recomienda