Es noticia
Menú
Por qué nos rozan los muslos en verano y cómo se puede evitar según los expertos
  1. Estilo
  2. Belleza
Temporada de fricción

Por qué nos rozan los muslos en verano y cómo se puede evitar según los expertos

Si padeces de rozaduras en los muslos, sabrás que, según suben las temperaturas y aligeramos nuestra ropa, comienza la estación del sufrimiento. Hablamos con expertos para aprender a evitarlas y tratarlas en el caso de que ya hayan aparecido

Foto: Son varios los factores que favorecen que la fricción de los muslos  genere una rozadura en la piel. (Imaxtree)
Son varios los factores que favorecen que la fricción de los muslos genere una rozadura en la piel. (Imaxtree)

La primavera y el verano pueden pasar de ser las estaciones más idílicas del año a ser las más temidas, si tus muslos tienen la tendencia a estar en contacto el uno con el otro.

Aunque se trata de un problema que afecta a un alto porcentaje de la población, tanto hombres como mujeres, parece que hablar de las rozaduras de los muslos es aún un tabú, casi al nivel de la foliculitis en muslos y glúteos.

placeholder Las rozaduras de los muslos surjen por la fricción piel contra piel y existen varios condicionantes que favorecen su aparición. (Imaxtree)
Las rozaduras de los muslos surjen por la fricción piel contra piel y existen varios condicionantes que favorecen su aparición. (Imaxtree)

Tanto si las padeces como si es la primera vez que escuchas este concepto, primero hay que aclarar por qué salen estas rozaduras entre los muslos. Como consecuencia de su volumen, al caminar o correr los muslos terminan rozando de forma repetida y resultado de esa fricción entre la piel de ambos aparece una rozadura. El problema se presenta cuando esta rozadura empeora y termina en una piel irritada o en la aparición de ampollas, llegando incluso a desencadenar una hiperpigmentación de la zona como consecuencia de las cicatrices generadas por este roce.

placeholder El calor o los tejidos también pueden contribuir a la rozadura de los muslos. (Imaxtree)
El calor o los tejidos también pueden contribuir a la rozadura de los muslos. (Imaxtree)

El volumen de los muslos es la principal causa de la fricción, sin embargo, el estado de la piel y, por supuesto, los factores medioambientales también pueden influir en su aparición. “Una mayor temperatura y la presencia de humedad favorecen la aparición de estas lesiones ya que aumentan la sudoración y la piel se vuelve más vulnerable”, explica a Vanitatis Patricia Castro, farmacéutica y formadora técnica en Laboratorios Babé. Estas agresiones externas que no podemos controlar sí podemos prevenirlas mejorando el estado de la piel creando una capa protectora que evite que la piel se roce, además de reforzando su función barrera.

placeholder Las prendas y los factores ambientales también influyen en la aparición de rozaduras en los muslos. (Imaxtree)
Las prendas y los factores ambientales también influyen en la aparición de rozaduras en los muslos. (Imaxtree)

El estado de la piel también es un importante factor del que dependerá el nivel de la rozadura. La flacidez y la celulitis se suman al peso y la constitución corporal como desencadenantes de las rozaduras. El volumen de los muslos es el factor más determinante, “mayor volumen, mayor probabilidad de fricción entre los muslos y, por consiguiente, mayor probabilidad de rozadura”, precisa la farmacéutica. La falta de firmeza, de tono muscular, también favorece que los muslos se rocen.

Lo mismo ocurre si se tiene una piel sensible o celulitis, más vulnerables y, por tanto, con una mayor predisposición a ser dañadas. La fina piel de la cara interna de los muslos puede llegar a estar más seca que la de otras partes del cuerpo, lo que aumenta su fragilidad y favorece esa fricción que termine en rozadura.

placeholder Las rozaduras en los muslos pueden evitarse con barreras físicas o cosméticas. (Imaxtree)
Las rozaduras en los muslos pueden evitarse con barreras físicas o cosméticas. (Imaxtree)

Cómo evitar las rozaduras: la barrera física

La farmacéutica Patricia Castro apunta que lo más importante es prevenir la aparición de las rozaduras: “Una piel cuidada es una piel fuerte y resistente, capaz de defendernos frente a las agresiones externas. En esta línea, los cosméticos son clave. Una higiene suave, respetuosa con tu piel, y la hidratación son los dos pilares básicos para prevenir la aparición de cualquier problema”, detalla, que añade la importancia de mejorar la firmeza y tersura de la piel para minimizar aún más el problema.

placeholder El volumen de los muslos y el estado de la piel son determinantes para el desarrollo de rozaduras en los muslos. (Imaxtree)
El volumen de los muslos y el estado de la piel son determinantes para el desarrollo de rozaduras en los muslos. (Imaxtree)

Para reforzar esta barrera podemos recurrir bien a un escudo físico o a la dermocosmética. Las prendas de algodón o lino aportan comodidad, permiten que la piel respire y, al convertirse en la prenda que estará expuesta al roce, reducen el impacto sobre la piel. Otra opción son los cada vez más comunes Bandelettes, 25,99€ en Amazon, unas bandas antirroce que actúan una barrera física. Similares a una liga, pero más anchas y de un material que impide que se muevan por la pierna, evitan el contacto piel con piel. Están disponibles en todo tipo de diseños y colores.

placeholder Bandelettes con diseño de encaje.
Bandelettes con diseño de encaje.
Comprar

Cada vez más fáciles de encontrar en cualquier superficie, las mallas o shorts de fibras ligeras son una alternativa a las Bandelettes y ofrecen además mayor sujección. Su diseño es similar al de una clásica faja, pero no son tan rígidas ni molestas y tampoco se limitan a reforzar el bajo vientre. Estos pantalones moldeadores recorren desde la cintura hasta la mitad del muslo, evitando así la fricción de las piernas y evitando que el tejido se enrolle, algo habitual en las fajas de mayor longitud.

placeholder Pantalón moldeador de Women's Secret.
Pantalón moldeador de Women's Secret.

En Women's Secret podemos encontrar este tipo de pantalones moldeadores de microfibra en los que las costuras se localizan en el centro de la malla, para que al colocar encima un vestido o falda, estas no se noten. Pertenecen también a la colección Honest, realizada con materiales reciclados.

Comprar

Las mallas moldeadoras también han llegado a Oysho y un ejemplo son sus Shorts Moldeadores Rise Up, ahora 19,99€ en su web. Su innovador tejido de tul siliconado, que contribuye a ese efecto reafirmante, se combina con la cintura termosellada para reforzar el vientre. Se trata de unas mallas más centradas en realzar abdomen, muslos y glúteos, sin embbargo, su largo y tejido son perfectos apra crear la barrera física que impida que los muslos se rocen entre sí.

placeholder Shorts Moldeadores Rise Up de Oysho.
Shorts Moldeadores Rise Up de Oysho.
Comprar

Cómo evitar las rozaduras: la barrera cosmética

En el terreno de la dermocosmética, para evitar ese roce continuado, desde Laboratorios Babé recomiendan productos hidratantes, que fortalezcan de la función barrera de la piel, así como lubricantes para crear esa película que reduzca la fricción, algunos de ellos disponibles en formato stick.

  • Los lubricantes tipo vaselina son un recurso siempre a mano, pero los expertos también recomiendan los polvos de talco por su acción absorbente o los desodorantes en roll-on, que “crean esta capa lubricante en la piel y además controlan la sudoración (si además son no irritantes/microbiome-friendly mucho mejor)”.
  • Agentes hidratantes y calmantes como aloe vera o caléndula. También se recomienda la crema para las irritaciones que se utiliza para los bebés.
  • “Reparadores, cicatrizantes y fortalecedores de la función barrera como es la centella asiática (o también llamada cica) o el aceite de rosa mosqueta y las vitaminas (pantenol, vitamina C…)”, precisa la farmacéutica.
  • Por supuesto, con la búsqueda de la tersura en la piel, también son recomendables los cosméticos reafirmantes y anticelulíticos.
  • Los polvos de talco. Remedios tan tradicionales como Talquistina, 5,99€ en PromoFarma, calman la piel y crean una barrera que evita la sudoración y la fricción, además de reducir la hinchazón en el caso de que el roce ya se haya producido, gracias a la calamina.
Comprar
placeholder Cuida tus muslos. (Imaxtree)
Cuida tus muslos. (Imaxtree)

Precisamente, el problema más extendido está en el momento en el que la rozadura ya ha aparecido y la piel está irritada. Además de calmarla y reparar el daño, también hay que prestar atención a los posibles efectos secundarios como pueden ser las manchas.

Si hay herida, esta se debe curar como cualquier otra, manteniendo una adecuada higiene y aplicando un producto farmacéutico para su curación. Si hay costra, aquí la recomendación es clara: “Debemos evitar menospreciar el problema y evitar hurgar la rozadura y/o arrancar las costras”.

placeholder Los tejidos de las prendas también pueden favorecer o empeorar su oxigenación. (Imaxtree)
Los tejidos de las prendas también pueden favorecer o empeorar su oxigenación. (Imaxtree)

A largo plazo, haber padecido de forma continuada rozaduras en los muslos puede afectar al tono de la piel, siendo habitual la formación de manchas e hiperpigmentación en la zona. Los consejos de la farmacéutica de Laboratorios Babé es recurrir a cosméticos unificadores del tono de la piel o clarificantes, una vez la herida esté curada. Un aspecto a tener en cuenta en función de la gravedad de la rozadura: “En este sentido, se puede recurrir a productos regeneradores como puede ser un aceite de rosa mosqueta o también existen geles y parches que ayudan a reducir y, a veces, eliminar las cicatrices”.

Foto: No es algo aislado, se estima que el 20% de las mujeres padece lipedema. (Unsplash).

Productos a tener en cuenta

Para limpiar la zona con cuidado y sin dañar su hidratación, encontramos el Oil Soap de Babé, 19,90€ / 100ml, un jabón corporal sin agua y con omega 3, 6 y 9, formado por más de un 40% de aceites emolientes para mantener esa correcta hidratación, evitando la deshidratación. También funciona como un agente calmante de las pieles secas, muy secas o atópicas. Se aplica sobre la piel humedecida y luego se aclara con agua.

placeholder Oil Soap de Babé.
Oil Soap de Babé.
Comprar

La crema Loción Corporal Panthenol Intensivo de Soivre Cosmetics con una concentración de entre 6 y 8% de pantenol, crea una película sobre la piel, evitando el roce, recuperando la barrera cutánea alterada y mejorando la hidratación. Se trata de una crema resistente al sudor y al agua, encargados de crear ese microclima favorable a las rozaduras. Está disponible en formato spray para facilitar su aplicación, 10,35€ en Amazon, y en crema, 10,35€ también en Amazon.

Loción Corporal Panthenol Intensivo en formato spray de Soivre Cosmetics.

placeholder Loción Corporal Panthenol Intensivo en formato spray de Soivre Cosmetics.
Loción Corporal Panthenol Intensivo en formato spray de Soivre Cosmetics.
Comprar

Loción Corporal Panthenol Intensivo en formato crema de Soivre Cosmetics

placeholder Loción Corporal Panthenol Intensivo en formato crema de Soivre Cosmetics.
Loción Corporal Panthenol Intensivo en formato crema de Soivre Cosmetics.
Hoy en Amazon

Con regenerante aceite de pepino y vitamina E, Body Butter Melon & Cucumber, de la marca de cosmética polaca Mokosh, 16,50€ en su web, puede aplicarse como una manteca hidratante y reparador de la piel dos veces al día. Calma la piel, la desinflama y la hidrata gracias a ingredientes como manteca de karité, aceite de argán, de jojoba, de germen de trigo y de almendras dulces.

placeholder Body Butter Melon & Ccumber de Mokosh.
Body Butter Melon & Ccumber de Mokosh.
Comprar

Y si las rozaduras han dejado paso a las cicatrices en los muslos o la piel padece una ligera hiperpigmentación, el aceite Bio-Oil, 200ml ahora 14,96€ en Amazon, siempre es un aliado a tener en cuenta. El aceite de caléndula o el de romero calman la piel dañada, además de mejorar su hidratación. Este aceite multiusos también es útil en el tratamiento de las estrías y de las cicatrices.

placeholder Aceite Bio-Oil.
Aceite Bio-Oil.
Comprar

Para reparar la piel tras las rozaduras (pero también para evitarlas)

Como decíamos, cuando el daño ya está hecho, toca ser metódico y aplicar y reaplicar ungüentos que ayuden a reducir la hinchazón, calmar la irritación, curar las posibles heridas o costras y, por supuesto, hidratar la piel de esta delicada área.

Foto: Déjate encandilar por los beneficios de hipérico. (Unsplash/Roberto Nickson)

Muy similar a las cremas para el pañal, la Dermalibour+ Barrier Crema Protectora de Aderma, ahora 12,25€ en Primor, se aplica con esa misma sensación pastosa pero, al contacto con la piel se vuelve ligera y prácticamente se absorbe como si se tratara de un gel. La inmediata sensación es la calmante, seguida de la creación de una película no grasa que deja la piel elástica. Al estar elaborada con cica, la famosa centella asiática, la irritación se reduce, mejorando la superficie de la piel aplicación tras aplicación. Pero, además, gracias a esa película de hidratación no oleosa, también puede utilizarse como crema para evitar la rozadura al crear una barrera frente a la fricción, aunque en este caso la reaplicación debe ser más periódica.

placeholder Dermalibour  Barrier Crema Protectora de Aderma.
Dermalibour Barrier Crema Protectora de Aderma.
Comprar

La adictiva y multifunción agua termal de Avène es uno de los ingredientes que se cuela en la Cicalfate+ Crema Protectora Reparadora, ahora 15,87€ en PromoFarma, y la convierte en una crema salvavidas siempre a punto para calmar y reparar una quemadura, rozadura o cualquier molestia de la piel. De nuevo repetimos textura pastosa pero de rápida absorción y sin residuos. Al calmante agua termal se le suma la centella asiática para dar con una fórmula que repara la piel en 48 horas gracias a su película de protección y tratamiento. Los sulfatos de zinc y cobre cumplen además con la función desinfectante para, además de reparar y calmar la piel, protegerla de infecciones.

placeholder Cicalfate  Crema Protectora Reparadora de Avène.
Cicalfate Crema Protectora Reparadora de Avène.
Comprar

Continuando con los cuidados de bebés aplicados a los muslos, el efecto del Bálsamo Reparador de Alma Secret, 16,95€ en Druni, con su lista de ingredientes -del óxido de zinc al aloe vera, la caléndula o la manzanilla- ejerce una labor antiinflamatoria, calmante, hidratante y reparadora. Gracias al aloe vera ayuda a cicatrizar las posibles heridas como consecuencia de la fricción de los muslos, a lo que se suman las propiedades calmantes del bisabolol, el escualano de origen vegetal o la betaína. Pensado en su origen para las rozaduras del pañal en los bebés, está elaborado con aceite de almendras y caléndula, para ser apto también para pieles sensibles.

placeholder Bálsamo Reparador de Alma Secret.
Bálsamo Reparador de Alma Secret.
Comprar

Ungüento milagroso donde los haya, el Total Repair Balm de Skin Perfection by Bluevert, 11,40€ en PromoFarma, lo mismo te hidrata los labios que te cura una quemadura o te calma y repara una zozadura. La magia de su fórmula reside en dos algas Chlorella vulgaris y la Nannochloropsis gaditana que forman el Plasmarine Active Complex™ que microencapsula el activo -antioxidante, calmante, reparador, hidratante, despigmentante y reparador de fibroblastos y queratinocitos- en liposomas que mejoran su penetración en la epidermis. ¿La traducción? Aplicas un poco y la piel queda hidratada, calmada, refrescada y con una película nada grasa perfecta para no solo tratar la rozadura sino impedir que vaya a más. Su tamaño mini lo convierte en ese cosmético que llevar siempre encima para tratar cualquier molestia de la piel.

placeholder Total Repair Balm de Skin Perfection by Bluevert.
Total Repair Balm de Skin Perfection by Bluevert.
Comprar

¿En busca de una nutrición intensa pero sin sensación grasa? La rápida absorción de Skin Food Light de Weleda, 9,45€ en Amazon, la han convertido en una de esas cremas multiusos y salvadoras donde las hayas. Además de ser apta tanto para el rostro como para el cuerpo por su acción hidratante que mantiene la piel cómoda, su fórmula incorpora caléndula (calmante) y extracto de pensamiento que hidrata la piel y crea una barrera hidratante, convirtiéndose en el tratamiento perfecto de las rozaduras de los muslos: clama, hidrata y protege.

placeholder Skin Food Light de Weleda.
Skin Food Light de Weleda.

Comprar

Por supuesto, cada caso, cada piel, cada cuerpo encontrarán más útiles unos remedios que otros, pero es importante hablar del problemas de las rozaduras de los muslos para evitar males mayores. En muchas ocasiones esta fricción diaria produce ya no rojeces o molestias, sino heridas que necesitan curación y que, a la larga, pueden oscurecer la cara interna de los muslos. Influencers como Dianina XL han visibilizado este problema, dando además sus consejos personales para combatir y evitar la fricción entre los muslos.

Pero, como siempre, además de las barreras físicas y de la correcta hidratación de tu piel, consulta a un dermatólogo para encontrar el tratamiento que mejor se adapte a tu caso. Stop sufrir.

En calidad de afiliado, Vanitatis obtiene ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables. La inclusión de enlaces no influye en la independencia editorial de este medio: los redactores seleccionan y analizan los productos libremente, según su criterio y conocimiento especializado.

La primavera y el verano pueden pasar de ser las estaciones más idílicas del año a ser las más temidas, si tus muslos tienen la tendencia a estar en contacto el uno con el otro.

Tendencias de belleza
El redactor recomienda