El estilo nórdico llega también a la cocina: claves y trucos deco para acertar
  1. Estilo
  2. Decoración
Blanco y madera

El estilo nórdico llega también a la cocina: claves y trucos deco para acertar

Te contamos todo lo que tienes que tener en cuenta para que tu cocina sea de estilo nórdico, los colores más habituales y la decoración con la que completarlo

Foto: Claves para una cocina de estilo nórdico. ( Becca Tapert para Unsplash)
Claves para una cocina de estilo nórdico. ( Becca Tapert para Unsplash)

Cada día son más los hogares españoles que se rinden ante el estilo nórdico y, si bien lo más habitual es escoger este tipo de decoración para salones y dormitorios, lo cierto es que el resto de las estancias de la casa también pueden beneficiarse del diseño escandinavo. Colores blancos para crear dormitorios más amplios, espacios casi diáfanos que en ocasiones nos recuerdan a la decoración de estilo minimalista… hay muchos factores a tener en cuenta cuando queremos actualizar nuestra cocina y adaptarla a este estilo.

El estilo nórdico busca hacer de la sencillez su principal característica, busca espacios que inviten a hacer vida en casa, que resulten confortables y nos ayuden a relacionarnos en familia. Sofás y sillones cómodos, mantas agradables que nos hagan sentir arropados, ambientes cálidos, materiales naturales, como prueba una de sus variantes, la decoración hygge. El blanco impera, pero acompañado de maderas claras, aunque tampoco se descarta añadir algunas pinceladas de color, ya sea en negro a contraste o en colores más alegres, como los verdes o amarillos.

placeholder Claves para una cocina de estilo nórdico. ( Callum Hill para Unsplash)
Claves para una cocina de estilo nórdico. ( Callum Hill para Unsplash)

Así las cosas, era una cuestión de tiempo que intentáramos hacer que esa sensación de confianza y bienestar entrara también en nuestras cocinas, uno de los lugares destacados de todos los hogares, que sin quererlo se convierte en lugar de reunión y corazón de la casa, donde se cocina, se trabaja y se comparte. Los resultados de introducir el estilo nórdico en esta estancia no podrían ser más satisfactorios porque no solo obtenemos espacios que se ven más amplios, también más refrescantes y con sensación de limpios.

Todo al blanco

Igual que sucede en el resto de la casa, en las cocinas nórdicas también impera el banco, este es un truco decorativo muy habitual cuando queremos, como hemos señalado antes, que los espacios parezcan más grandes, pero también lograremos que nuestra cocina sea más luminosa. No es raro incorporar algo de color con detalles en color negro, pero también se puede apostar por papel pintado para las paredes, una opción original, moderna y que nos permite cambiar por completo el aspecto de nuestra cocina en poco tiempo.

placeholder Claves para una cocina de estilo nórdico. ( Jakob Owens para Unsplash)
Claves para una cocina de estilo nórdico. ( Jakob Owens para Unsplash)

Los patrones geométricos son otro de los detalles que forma parte de la decoración de estilo escandinavo, en general solemos verlos en alfombras, cojines o cortinas. Los textiles empleados en la cocina pueden ayudarnos a introducirlos, así como los rosas y verdes pastel, tonalidades habituales para crear un poco de contraste sin romper la armonía de la estancia. Son sin duda los tonos neutros los que te ayudarán a vestir la estancia, como grises, arena o beis.

Materiales naturales

La madera es de vital importancia en el estilo escandinavo, no solo porque nos acerca a la naturaleza y nos hace sentirnos un poco más conectadas al universo, también por la belleza que las piezas realizadas en materiales naturales desprenden. Si además son artesanales mucho mejor, porque estemos invirtiendo en elementos únicos, fabricados con amor y llenos de alma. Mejor en tonalidades claras y acabados poco trabajados.

placeholder Claves para una cocina de estilo nórdico. ( Uliana Kopanytsia para Unsplash)
Claves para una cocina de estilo nórdico. ( Uliana Kopanytsia para Unsplash)

La madera la encontramos en elementos decorativos, pero también en otros más importantes, como sillas, mesas, encimeras… en la decoración de estilo nórdico no es raro que las cocinas tengan estanterías abiertas elaboradas en madera. Esto permite tener a mano los productos que usamos de forma más habitual, pero conviene tener en cuenta que los espacios recargados no encajan con este estilo, en el que prima el minimalismo en elementos funcionales, de líneas sencillas. Un espacio cómodo.

Decoración

La iluminación es importante, por eso conviene intentar que nuestra cocina de estilo nórdico tenga la mayor luz posible, si es natural mejor que mejor. Esto hace que podamos contar con uno de los elementos más típicos en esta decoración, las plantas. Estos elementos son clave para llenar nuestra cocina de vida, de color y de alegría.

placeholder Claves para una cocina de estilo nórdico. ( Eduardo Casajús Gorostiaga para Unsplash)
Claves para una cocina de estilo nórdico. ( Eduardo Casajús Gorostiaga para Unsplash)

Es imprescindible que los elementos que queden a la vista, como cuencos o herramientas de cocina, tengan cierta continuidad estilística, para crear un conjunto armónico. Estos no deben ser demasiados porque la limpieza y el orden son clave para lograr el efecto deseado, la mayor parte de las cosas deben quedar guardadas en armarios y cajones, que podrán tener separadores para ayudarnos a que ese orden externo se extienda también al interior de la cocina.

Las cocinas escandinavas buscan espacios funcionales, presentan estancias ordenadas, en las que el color blanco es el principal, pero que nos permite jugar con otras tonalidades un poco más coloridas y materiales naturales, como la madera, creando el perfecto contraste que se ha convertido en seña de identidad de este estilo. Sostenibilidad, orden, limpieza y comodidad se dan la mano, en un espacio lleno de detalles que le aportarán calidez a tu cocina.

Estilo nórdico Decoración
El redactor recomienda