Logo El Confidencial
CHAPUZÓN DE LUJO

Las mejores piscinas de hotel para bañarte este verano (y están muy cerca de ti)

No hay que irse a las Maldivas ni a ninguna isla paradisiaca perdida en el océano. Esta vez no. Estas piscinas están en las azoteas, los beach clubs, el campo... Pero en Málaga, BCN, Madrid...

Foto: La piscina infinita del Beach Club Estrella del Mar, en Marbella. (Cortesía)
La piscina infinita del Beach Club Estrella del Mar, en Marbella. (Cortesía)

¡Piscina! Es solo decirlo y parece que se nos quita el calor de encima. Y no digamos ya si la que imaginamos es una de esas infinitas que se confunden con el mar. O de esas otras que coronan las azoteas o que se esconden a la sombra de un hotel con mucho encanto en alguno de nuestros retiros veraniegos favoritos. Esta selección de piscinas es algo así como un oasis. Préparate para un buen chapuzón si te ves en pleno julio haciendo la travesía del desierto. ¡Al agua!

Roof pool en el Vincci Posada del Patio

Agua y cielo. Esta es la combinación que ofrece este hotel cinco estrellas que se alza en todo el centro de Málaga. O sea, que podrás gozar del skyline de la ciudad mientras te das el baño de tus sueños. Y la oferta gastro es bárbara. Afuera te esperan el Museo Picasso, su casa natal, la Alcazaba, el otro Museo Thyssen, etc. Y la calle Larios, claro. Precio: habitación doble desde 295 euros. Dónde: Pasillo de Santa Isabel, 7. Málaga.

Así es la piscina del Vincci Posada del Patio, en Málaga. (Cortesía)
Así es la piscina del Vincci Posada del Patio, en Málaga. (Cortesía)

Baño en plena Gran Vía, en el hotel Índigo

Tirarse a la piscina en el corazón de la Gran Vía es algo con lo que quizá no contabas. Su silueta urbana acaso sea ya en tu imaginario un cuadro de Antonio López, pero Madrid siempre se guarda sorpresas. Una de ellas: la diversión máxima en esta terraza con piscina, también infinita, donde uno puede deleitarse con la cocina de fusión MAD/MEX (cochinita pibil y demás) y los cócteles (michelada al poder). El interiorismo ha corrido a cargo de Combo Estudio: colores pastel, madera y verde que te quiero verde, que no falte. Dónde: C/ de Silva, 6. Madrid.

Ya estamos soñando con la piscina del Índigo al atardecer. (Cortesía)
Ya estamos soñando con la piscina del Índigo al atardecer. (Cortesía)

Piscina en la azotea de Casa Neri (Barcelona)

Y nada menos que en pleno barrio gótico, cerca de todo, de la catedral, de las Ramblas, de la Boquería, del Gran Teatre del Liceu y del Museo Picasso. Lleva el sello Relais & Châteaux, así que el lujo y la excelencia están garantizados: dos edificios históricos, uno de ellos un palacio medieval del siglo XII, 22 habitaciones y suites, y además apartamentos de grandes ventanales por donde culmina su invasión la luz. La piscina es pura tentación. Precio: desde 293 euros. Dónde: Carrer de Sant Sever, 5. Barcelona.

La piscina de Casa Neri, otra forma de ver BCN. (Cortesía)
La piscina de Casa Neri, otra forma de ver BCN. (Cortesía)

Splash Pool, en el Aloft Gran Vía

Otra piscina, modernísima, en la Gran Vía madrileña, que tiene una segunda vida en las alturas. La de este hotel que promete originalidad, tecnología y mucha música, cabalgando entre la era analógica y la digital, desde sus 139 habitaciones más loft hasta su rooftop. Una terraza en la que nos espera su Splash Pool, el oasis del viajero, junto a su bar W XYZ, donde te servirán cócteles y snacks. Lo que verás: desde la Torre de Madrid hasta el Palacio Real. Dónde: C/ Jacometrezo, 4. Madrid.

La piscina del Aloft Gran Vía, otro sueño urbano. (Cortesía)
La piscina del Aloft Gran Vía, otro sueño urbano. (Cortesía)

Piscina en el campo, en el Molino de Alcuneza

Esta es otra versión del paraíso: una casa en la naturaleza (madre) que es un viejo molino de piedra del siglo XV, con 17 habitaciones, un restaurante con estrella Michelin, un jardín que es un edén, un spa y la piscina que necesitábamos. Podrás degustar aperitivos fríos y calientes, mientras piensas qué cóctel te tomarás. Por cierto, ahora es cuando hay que ir a ver los campos de lavanda de Brihuega y sobrevolarlos en globo (te lo preparan en el hotel, también pícnics). Precio: desde 195 euros. Dónde: Carretera GU 128, km 05. Alcuneza-Sigüenza (Guadalajara).

La piscina del Molino de Alcuneza, muy natural. (Cortesía)
La piscina del Molino de Alcuneza, muy natural. (Cortesía)

Piscina y… vino, en Valbusenda

Exactamente en la localidad zamorana del Toro, que es meca del románico, además del enoturismo. Aquí es donde se alza este hotel con bodega de última generación y un restaurante que hará las delicias de los más gourmets... y encima se llama Nube (producto local y cocina de autor). Valbusenda Hotel Bodega & Spa, nombre completo, es un cinco estrellas con alma, así se presenta; entre viñedos, junto al río Duero, con 35 habitaciones y suites con vistas, spa, zona fitness, instalaciones deportivas y esa piscina que nos está haciendo soñar. Precio: desde 210 euros. Dónde: Carretera de Toro a Peleagonzalo, s/n. Toro (Zamora).

La piscina del Valbusenda, entre olivos. (Cortesía)
La piscina del Valbusenda, entre olivos. (Cortesía)

Infinity Pool en el Beach Club Estrella del Mar

Decir Marbella es decir verano y mar y fiestas. Añadimos esta piscina infinita del beach club del hotel Vincci Selección Estrella del Mar. Exclusividad a más no poder, mucho lujo y esa sensación inigualable de darse un chapuzón piscinero mientras se contempla el inmenso mar. Y luego están los jardines, el spa, su restaurante de día y de noche, su Sunset Bar… Precio: desde 256 euros. Dónde: Urbanización Estrella del Mar. Marbella (Málaga).

La piscina del Estrella del Mar, un lujo. (Cortesía)
La piscina del Estrella del Mar, un lujo. (Cortesía)

Ocio

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios