Logo El Confidencial
Cuida tu salud

Cambiar la sal por estas especias no te hará adelgazar, pero sí te sentirás más ligera

Este pequeño cambio en tu alimentación puede suponer una gran mejora en tu salud

Foto: Cambia la sal por especias y siéntete más ligera. (Calum Lewis para Unsplash)
Cambia la sal por especias y siéntete más ligera. (Calum Lewis para Unsplash)

Cuando estamos en la cocina preparando la comida hay muchas cosas que hacemos de una forma mecánica, sin apenas darnos cuenta. Pequeños gestos que forman parte de nuestra rutina, en donde uno de ellos es echar sal a la comida.

Nos hemos acostumbrado a tomar las cosas de una determinada manera pero lo cierto es que normalmente muchos de nosotros consumimos más sal de la que necesitamos y ese exceso de sodio puede llegar a provocarnos problemas de salud con el tiempo.

Por qué dejar la sal

Añadimos sal casi sin darnos cuenta. (Becca Tapert para Unsplash)
Añadimos sal casi sin darnos cuenta. (Becca Tapert para Unsplash)

Si solo contara la sal que nosotros añadimos, seguro que el problema sería menor. Pero a esa cantidad de sodio hay que sumarle la que contienen los alimentos por sí mismos. Y también toda la que llevan añadida los productos que compramos, sobre todo lo que vienen ya preparados.

Con todas estas ingestas, la mayoría de ellas inconscientes, nos pasamos mucho de la cantidad de 5 gramos diarios que recomienda la Organización Mundial de la Salud, por ello debemos prestar mucha atención, para evitar agravar el problema.

Un exceso de sodio en nuestra dieta puede dar lugar a problemas tan preocupantes como la hipertensión, pero esto no es lo único que podemos aliviar si conseguimos reducir nuestra ingesta.

Un exceso de sodio puede hacer que nuestros niveles de calcio sean menores, por lo que puede provocar un descenso de masa ósea que afecte a nuestros huesos y nuestros dientes.

Los alimentos pueden contiener sodio. (Mariana Medvedeva para Unsplash)
Los alimentos pueden contiener sodio. (Mariana Medvedeva para Unsplash)

Dejarla también favorece la función renal, ya que una ingesta de sodio elevada y prolongada puede llegar a dañar nuestros riñones. Además, el exceso puede entorpecer la circulación sanguínea lo que aumenta la retención de líquidos.

Por tanto si reducimos nuestros niveles de sal y comenzamos a prestar atención a lo que comemos podemos ayudar a nuestro cuerpo a funcionar mejor, sentirnos menos hinchadas y, por tanto, más ligeras.

Cambia la sal por estas especias

Si tienes miedo de que tu comida pierda todo el sabor al no añadirle sal, no te preocupes. Aunque al principio cueste un poco, las papilas gustativas se acaban acostumbrando y conforme pase el tiempo no notarás su ausencia.

También puedes eliminar la sal cambiándola por algunas de estas especias con las que conseguirás que tus platos sigan teniendo un toque diferente y con las que no renuncias al sabor.

El jengibre puede ser tu aliado. (iStock)
El jengibre puede ser tu aliado. (iStock)

Puedes cambiarla por ajo en polvo, que tiene un sabor muy particular que sirve para realzar el de los otros alimentos. También la cebolla en polvo es una gran opción, y en su opción natural para las ensaladas, otro gran aliado es la pimienta negra.

Puedes emplear orégano, una hierba aromática que además tiene propiedades medicinales. El potente sabor del comino te servirá para evitar que tus platos queden sosos. Para arroces y legumbres emplea la cúrcuma, y para sopas y dulces, el jengibre será tu aliado.

Si optas por las hierbas aromáticas y las especias, pronto dejarás de echar de menos la sal en la cocina y tu salud te lo agradecerá.

Ocio

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios