Paula Echevarría ya conoce Potes, el pueblo que es Capital del Turismo Rural de 2020
  1. Estilo
  2. Ocio
Desconexión

Paula Echevarría ya conoce Potes, el pueblo que es Capital del Turismo Rural de 2020

No importa si es este año o el que viene, pero debes sacar tiempo para descubrir este encantador rincón de España

Foto: Paula Echevarría ya conoce Potes, el pueblo que es Capital del Turismo Rural de 2020
Paula Echevarría ya conoce Potes, el pueblo que es Capital del Turismo Rural de 2020

La mayoría de planes de verano de este año tienen un factor común, serán dentro de España. Así, apostando por unas vacaciones locales, son muchos los que han decidido descubrir los encantos de las playas, castillos, montañas o ciudades de nuestra geografía.

Una interminable lista de posibilidades a la que queremos sumar una más, Potes. Un precioso pueblo de Cantabria que ha sido nombrado Capital del Turismo Rural de 2020 tras una votación organizada por el portal de viajes Escapada Rural.

Así, ponemos rumbo al norte para descubrir más sobre los encantos de villa. Una localidad de la que ya habíamos oído hablar gracias a Paula Echeverría, que disfrutó de una escapada con sus amigas en verano de 2018.

Más vale tarde que nunca, por eso nos toca ahora a nosotros seguir la recomendación de la actriz, que quedó encantada con su visita, y enamorarnos de las muchas razones por las que Potes es un maravilloso destino para unas vacaciones asequibles y lejos de aglomeraciones.

Nos adentramos en un territorio rodeado de montañas, ubicado en el centro de la comarca de Liébana, donde se unen los ríos Deva y Quiviesa. Situado a los pies del Parque Nacional de los Picos de Europa cuenta con un casco antiguo declarado Bien de Interés Cultural, con categoría de Conjunto Histórico, desde el año 1983.

Su origen parece remontarse a mediados del siglo IX y desde la Edad Media estuvo vinculada a la Casa del Marqués de Santillana y a la del Infantado. Un pasado nobiliario con espectaculares casones aristocráticas, iglesias y puentes de piedra, que nos ayudan a sentir que viajamos en el tiempo al pasear por las calles del centro histórico.

Además, no podemos olvidarnos del peso que tiene la gastronomía en la localidad. La villa cuenta con un buen número de restaurantes en los que se puede degustar gran variedad de platos. Aunque, con permiso de los quesos, el cocido lebaniego, a base de los garbanzos típicos de la zona, cecina o carne, berza y relleno, es una de sus estrellas culinarias.

Podríamos decir mucho más sobre ella, pero creemos que lo mejor que podemos hacer es preparar la maleta y viajar hasta Cantabria. No solo nos quedaremos fascinados con Potes, también con su espectacular entorno que nos ofrece todo tipo de alternativas de ocio, culturales, deportivas y naturales.

Paula Echevarría Vacaciones Viajes en España Viajes baratos
El redactor recomienda