Tortilla, cerveza sin pasteurizar, Nueva York y un sótano: locales 'must' en Barcelona
  1. Estilo
  2. Ocio
REINVENTÁNDOSE

Tortilla, cerveza sin pasteurizar, Nueva York y un sótano: locales 'must' en Barcelona

Varios locales inauguran sus apuestas en plena pandemia y se convierten en imprescindibles en poco tiempo. Parking Sótano, Croma y Morriña son algunos de ellos

placeholder Foto: Croma, nuevo local de Flash Flash en plena Diagonal.
Croma, nuevo local de Flash Flash en plena Diagonal.

Cierres, cambios de horarios, turnos restringidos… La restauración es uno de los sectores más castigados por la pandemia; y ante las dificultades, muchos han intentado reinventarse. Los hay que incluso han decidido inaugurar su proyecto en plena crisis, sabedores de que, a veces, las apuestas más arriesgadas son las que triunfan. Es el caso de Morriña, por ejemplo, una cervecería gallega que acaba de abrir sus puertas en pleno Eixample Esquerra, en Barcelona, y que con su oferta atípica se ha convertido en pocas semanas en un ‘must’.

Algo parecido han hecho los responsables de Flash Flash, histórico restaurante barcelonés especializado en tortillas, que ha abierto un nuevo local, Croma, en la avenida Diagonal de la ciudad en plena pandemia. Las propuestas son variadas, algunas arriesgadas, decíamos, pero todas 100% recomendables.

Morriña

Con pocas semanas de vida, Morriña ya es un local de obligada visita en uno de los barrios más de moda de Barcelona. Su especialidad es la cerveza, y en su caso es algo totalmente innovador. Sirven cerveza despasteurizada, que se hacen traer directamente de Galicia en unos tanques que después vierten en barriles, con mangueras, en un proceso delicado y curioso que deja a los comensales con los ojos pasmados.

placeholder Barra del Morriña.
Barra del Morriña.

El local es una cervecería embotelladora de cerveza de bodega de 1906 y Estrella Galicia sin pasteurizar, que viene en camión cisterna desde la propia fábrica a sus tanques. Se puede consumir en una caña en el local o en una botella (morriña, de ahí el nombre) de un litro o dos para llevar a casa. Ah, y tienen además tapas, gallegas claro, entre las que no puede faltar el pulpo a feira y la empanada. Dicen quienes las han probado que son mejores que muchas de las que sirven en Galicia, pero eso no lo digan demasiado alto…

Dónde: Calle Urgell, 92. Barcelona

Croma

Es el primer ‘hijo’ que el clásico Flash Flash tiene en Barcelona. Creado por Leopoldo Pomés, Federico Correa y Alfonso Milá en los 70, probaron aventura en Madrid, que no salió bien, y ahora apuestan por la ciudad que los vio nacer. Aunque haya pandemia. El Croma es un local luminoso y amplio, en el que la oferta de cocina de mercado, de calidad, sencilla y como apuesta segura, se combina con un diseño que enamora.

placeholder Croma, nuevo local de Flash Flash.
Croma, nuevo local de Flash Flash.

El nuevo local reinterpreta los principales rasgos del proyecto de Correa-Milá de los años 70: los espacios se agrupan en zonas mediante las islas de mesas y terrazas a distintos niveles a través del banco corrido, marca de la casa. Con el blanco como motivo central, con las míticas fotografías de la modelo Karin Leiz (mujer de Pomés) en las paredes, en Croma se puede disfrutar de la clásica hambuguesa Monti con patatas paja, uno de los bestsellers junto con las decenas de tortillas que ofrecen. ¿Un consejo? Dejen espacio para el postre y pidan una tarta de queso.

Dónde: Avenida Diagonal, 640. Barcelona

Parking Sótano

Una fórmula clara y deliciosa: entrecot de 500 gramos para compartir, con patata gratén, puerro y gruyer, espinacas en crema, huevos, parmentier de patata y trufa, espárragos verdes… Después del éxito de Parking Pizza y Parking Pita, Marcos Armenteras y Berta Bernat, fundadores y almas del negocio, apuestan en esta ocasión por las brasas con Parking Sótano.

placeholder Parking Sótano, especializado en brasas.
Parking Sótano, especializado en brasas.

Y en pocas semanas, el local es otro de los lugares que no te puedes perder en Barcelona. De aires industriales y un estilo que nos transporta al Soho neoyorquino, Parking Sótano se basa en las brasas, en las que se centra una apuesta donde la carne es la absoluta protagonista.

Dónde: Pasaje Marimón, 5. Barcelona

Harry’s

La coqueta cadena de restaurantes Isabella's se lanzó en plena pandemia a inagurar el Harry's, que ya se ha convertido en uno de los locales de moda de la ciudad, pese a quien pese. Liderado por Isabella Heseltine y su hijo, Marco Garí, el local está situado en el pasaje de la Concepció, uno de los puntos más atractivos de la ciudad. Decorado por Mónica Colominas y Patrizia Cassarini, del Estudio Dalla Polvere, el local pretende tener un estilo neoyorquino y recuerda, eso sí, al Nueva York más clásico, ese de las películas de mafiosos.

placeholder Harry's, Barcelona.
Harry's, Barcelona.

La carta es muy parecida a la de otros locales del Grupo Isabella's, muy centrado en la cocina italiana. En todos triunfa su tagliata, según cuenta Heseltine en una entrevista en 'The New Barcelona Post', y los platos de pasta, como los ravioli con trufa, otro must del Harry's. Pronto, esperan abrir en Londres y en Madrid.

Dónde: Pasaje de la Concepción, 2. Barcelona.

Funky Bakers

Con los horarios restringidos y sin cenas en restaurantes, hay que buscar alternativas. Y aquí tenemos una: Funky Bakers. La calidad y el mimo por el detalle de este deli y panadería siguen acumulando colas en su coqueta esquina del paseo del Born, que también reparte sus delicatessen a través de un servicio de delivery sostenible. Para estas fiestas han preparado una selección de productos, a encargar 24 horas antes de su entrega, y que han bautizado como Christmas Collection.

placeholder Tarta de manzana de Funky Bakers.
Tarta de manzana de Funky Bakers.

Entre las tentaciones que sirven destaca su paulova, una tarta tradicional de estas fechas en Australia y Nueva Zelanda, uno de sus productos estrella. Hecha con una técnica muy especial, el merengue adopta una textura sedosa y crujiente por fuera, mientras que el interior resulta cremoso al paladar, gracias a un relleno de mascarpone con vainilla y piel de naranja, que culmina con una salsa de cereza ácida, granada fresca, kumquats y un toque de romero fresco.

Dónde: Paseo del Born, 10. Barcelona

Vila Viniteca

No es nuevo, todo lo contrario, pero no podemos dejar de recordar este local que nació casi con rebeldía y se ha convertido en un clásico. De los de verdad: hace 15 años que Vila Viniteca ofrece un menú de Navidad, conocido como La Cocina de las Estrellas, que elaboran chefs con estrella Michelin. La propuesta de este año está formada por cuatro platos de reconocidos cocineros de Barcelona.

placeholder Canelones de Vila Viniteca.
Canelones de Vila Viniteca.

El entrante es el foie escabechado con vegetales encurtidos, finas láminas de paloma y consomé ligero de aves de Paolo Casagrande del Lasarte (3 estrellas). Los canelones de rustido con ceps, hígado de pato, trufa y bechamel con leche de cabra son de Jordi Cruz del ABaC (3 estrellas). Y así hasta el postre, donde destaca la mano de los hermanos Torres y su mousse crujiente de chocolate 70%, casis y miso. Para que no digan que probar la comida de restaurantes con estrella es difícil.

Dónde: Calle Aguilers, 7. Barcelona

Restaurantes de Barcelona