Cuando el bullying no acaba en el colegio: famosos y expertos nos hablan de sus consecuencias
  1. Estilo
  2. Ocio
BULLYING: UN PROBLEMA SOCIAL

Cuando el bullying no acaba en el colegio: famosos y expertos nos hablan de sus consecuencias

Explicamos al detalle las causas, consecuencias y vías de actuación frente al bullying. Una problemática social que ha ido agravándose con el mal uso de las redes sociales

placeholder Foto: Niña leyendo un libro. (Fotografía de Annie Spratt para Unsplash)
Niña leyendo un libro. (Fotografía de Annie Spratt para Unsplash)

Un año más, el curso escolar ha terminado, pero no por ello el calvario que sufren miles de niños y adolescentes alrededor del mundo, víctimas de bullying. El aumento del uso de las tecnologías y el acceso a las redes sociales por parte de los menores (sin control de los padres) no ha hecho más que agravar el problema. Numerosos acosadores utilizan estas plataformas para dirigirse a sus compañeros de manera todavía más violenta y difundir contenidos sobre la víctima que se expanden rápidamente, haciendo partícipes a todos aquellos que los reciben. Así pues, queda mucho camino que recorrer en la lucha contra el bullying, sobre todo en lo que respecta a la prevención de comportamientos violentos, el correcto uso de las tecnologías y, lo más importante, el apoyo a las víctimas por parte de padres, compañeros y centros educativos. En el presente artículo concretamos qué es el bullying y las consecuencias que este puede tener en la vida de niños y adultos.

El bullying o acoso escolar es toda forma de maltrato físico, verbal o psicológico que se produce de forma intencionada y reiterada a lo largo del tiempo por parte de otro, especialmente, en el ámbito educativo. Según datos de la Asociación NACE (Asociación No al Acoso Escolar), uno de cada cinco niños escolarizados sufre bullying en España de manera constante y un 5,7% lo vive de manera ocasional, pero no es algo nuevo. Se trata, desgraciadamente, de una lacra que lleva en nuestra sociedad más tiempo del que pensamos y muchas personas que actualmente son adultas lo sufrieron en su infancia experimentando consecuencias irreparables.

placeholder Chico mirando el teléfono móvil. (Fotografía de James Sutton para Unsplash)
Chico mirando el teléfono móvil. (Fotografía de James Sutton para Unsplash)

Como comentamos, el acoso escolar no es algo que haya surgido en los últimos tiempos, sino que nos ha acompañado a lo largo de la historia; sin embargo, hasta hace poco no era considerado un problema real y, como detallan en NACE, "simplemente se ignoraba". El modelo educativo antiguo se centraba en la impartición de conocimientos académicos y apenas dejaba espacio al desarrollo emocional. En muchos casos, eran los propios profesores quienes animaban a los alumnos a llevar a cabo juegos violentos, fomentaban las novatadas e incluso impartían ellos mismos la violencia; el bullying, por tanto, era algo que estaba presente, aunque invisible.

Todo esto lo conocen de cerca rostros conocidos como Jesús Vázquez, que durante su infancia tuvo que guardar silencio acerca del maltrato que estaba sufriendo en el colegio. "En casa no lo conté. Cómo le iba a decir a mi padre que yo era el 'gordo, mariquita de la clase'. Eso era una deshonra. En aquella época te lo tenías que tragar", contaba en 'Mi casa es la tuya', el programa de Bertín Osborne. Los Javis también hablaron de su traumática experiencia en su visita al 'Chester' de Risto Mejide, "Yo iba con miedo a clase. A mí de repente me han tirado un diccionario en mitad de clase, o toda la clase se ha puesto de acuerdo para pegarme cuando salía por una puerta, aunque tampoco excesivamente fuerte. Nada como esos vídeos que se han hecho virales de palizas ahora, pero sí acoso", decía Ambrossi, emocionando a la audiencia.

El doloroso recuerdo de Carme Chaparro

La lista de caras conocidas que sufrieron acoso escolar en su infancia no es precisamente corta, por desgracia, y entre ellas se encuentra la periodista y escritora Carme Chaparro, con la que hemos tenido la oportunidad de hablar sobre el tema. Carme sufrió bullying en su adolescencia, "entonces esa palabra ni existía", asegura. "Yo tuve suerte. No recibí amenazas, ni golpes, ni ningún compañero me robó nada. No fui víctima de violencia física, pero sí que, en el instituto, me apartaban con los raritos por mi aspecto. Una vez, una compañera de clase, cuando teníamos 16 años, me dijo que tendría que perder peso y vestirme y peinarme mejor si quería que me invitaran a salir con la mayoría de la clase", nos cuenta.

La presentadora asegura que su aspecto físico, unido a su "tenacidad en los estudios, era lo que se llamaba entonces -no sé si se sigue diciendo así- una empollona", fueron los dos puntos en los que sus acosadores pusieron el foco. "Con la pubertad me cambió el cuerpo, engordé, se me rizó mucho el pelo y se hizo descontrolable. [...] Me gustaba sentarme en las primeras filas y preguntar lo que no entendía, tomaba apuntes metódicos y sacaba buenas notas", relata. Entre sus peores recuerdos: "Algún que otro llanto porque no me invitaban a las fiestas. O escuchar cómo te critican y se ríen de ti por la ropa que llevas. No he sido capaz de volver a ponerme un pantalón de pana desde que dejé el instituto..., pero tuve la suerte de encontrar un pequeño grupo de amigos fantásticos que nos apoyábamos los unos a los otros".

placeholder Carme Chaparro, en los informativos de Cuatro. (Cortesía)
Carme Chaparro, en los informativos de Cuatro. (Cortesía)

En cuanto a las consecuencias que vivió a partir de un momento tan complicado en su vida afirma: "Viéndolo en retrospectiva, no sé cómo fui capaz de salir indemne de esos años tan duros. Imagino que cuando estás en el torbellino solo sigues nadando". De alguna manera, todo le sirvió para, en su vida adulta, "valorar la amistad, siempre, y cuidarla. Y saber que hay gente que se arrima a ti por interés, por ser quien eres o trabajar donde trabajas. Los amigos de verdad están en los buenos y los malos momentos".

Por último, nos deja un mensaje para quienes estén pasando por algo similar: "Los demás solo tienen capacidad de hacerte daño si tú les dejas que te lo hagan, si ellos se dan cuenta de que te importa su opinión. Tú eres una persona maravillosa que encontrará su camino en la vida, y será lejos de esos abusones. En el fondo, los acosadores son personas mucho más inseguras que tú. No son nada sin hacer daño a los demás y sin tener a otros pobres miedosos que los respalden".

Nerea Rodríguez comparte su traumática infancia

La cantante Nerea Rodríguez, concursante de 'Operación Triunfo', también ha charlado con Vanitatis y nos ha relatado en primera persona cómo fue el infierno que vivió. "Sufrí bullying desde los 4 o 5 años hasta los 14 aproximadamente [...]. ¿Hay algo que haya podido hacer mal una niña de 4 años y eso haya hecho que sus compañerxs del colegio la tomen con ella? La respuesta, evidentemente, es no. Lo más triste de los casos de acoso escolar es que tú solo piensas: '¿por qué me hacen esto a mí? ¿Qué he hecho yo?'. Y la respuesta es 'nada'. No has hecho absolutamente nada para que otras personas te traten con ese odio", afirma.

Como Carme Chaparro, Nerea cuenta que ella nunca llamó bullying a lo que le estaba sucediendo: "Creo que por aquel entonces no se utilizaba esa palabra. No tenía un término para referirme a lo que pasaba. Yo sentía que mis compañerxs se metían conmigo, que no les caía bien, y no lo entendía". Además, recuerda especialmente la tristeza con la que pasó aquellos años: "Las consecuencias que sufrí en aquel momento fueron la tristeza, el no entender por qué te hacen eso a ti, la tristeza que genera en tus padres verte llorar, sentirte menos que el resto, tener muchas inseguridades...".

placeholder Nerea Rodríguez, en una imagen de archivo. (EFE)
Nerea Rodríguez, en una imagen de archivo. (EFE)

A día de hoy, Nerea reconoce que arrastra ciertas inseguridades de aquella época: "Creo que, en mi caso, lo que más huella me ha dejado son todas las inseguridades que tenía. Y, aunque todo se puede trabajar, creo que las cosas que experimentas de tan pequeño siempre dejan huella", y envía unas palabras de ánimo y apoyo a todas las víctimas: "Todo pasa y puedes tener la vida que desees aunque todo eso haya existido. A medida que pasan los años, conoces a gente más afín a ti, se convierten en tus amigxs y ya todo queda en un mal recuerdo", asegura.

Lo cierto es que actualmente Nerea Rodríguez tiene motivos para sonreír porque el sueño por el que tanto ha luchado de dedicarse a la música es hoy una realidad. La joven acaba de lanzar su segundo EP, 'Doble o nada', y además participa en otros proyectos como ser la vocalista de uno de los nuevos himnos de Disney España: 'Desde ya', cuyo lanzamiento estuvo acompañado de un e-book protagonizado por las principales princesas Disney y basado, precisamente, en 'Cuentos para niñas valientes'.

Según los profesionales

placeholder Joven desolado. (Fotografía de Fernando @cferdo para Unsplash)
Joven desolado. (Fotografía de Fernando @cferdo para Unsplash)

Además de recoger el relato de diferentes famosos que soportaron algo tan doloroso como es el bullying, hemos querido abordar este asunto desde el punto de vista de varios profesionales a fin de que nos puedan dar una visión real de lo que sucede hoy en día en las aulas. Desde la Asociación Nacional de Psicólogos en Acción (ANPSA) nos explican: "El concepto 'bullying' o 'acoso escolar' se refiere a las conductas agresivas, ya sean verbales o físicas entre iguales, que además no se dan de forma puntual sino continuada y suelen ir acompañadas de un intento de aislamiento o exclusión social de la víctima. Generalmente, la víctima suele ser una persona, mientras que el rol de agresor puede ser individual o grupal. Además, se genera un tercer rol, el de espectador, que observa las agresiones".

También hemos querido contar con la opinión de Javier Gómez, director del área educativa en Apprender EdTech y psicopedagogo especialista en Altas Capacidades, que nos ha revelado datos muy interesantes. "Aunque es un problema que puede aparecer a cualquier edad, lo cierto es que se detectan más casos en los últimos cursos de Primaria (5º y 6º), primeros cursos de la ESO (1º a 3º), y ahora se están empezando a detectar también bastantes casos al inicio de Educación Primaria, entre el segundo curso y el cuarto", nos cuenta.

Desencadenantes del acoso escolar

placeholder Infografía 'Cómo detectar que tu hijo sufre acoso escolar o ciberbullying'. (EFE)
Infografía 'Cómo detectar que tu hijo sufre acoso escolar o ciberbullying'. (EFE)

En cuanto a las causas que pueden desencadenar una situación de acoso escolar, Javier nos informa de que "pueden ser muchas y muy diferentes entre ellas". Y añade: "Las etapas iniciales del acoso pueden darse por agresiones verbales que pueden ser confundidas con bromas por parte del resto de los alumnos. Cuando los acosadores comprueban que estas acciones no son reprimidas por el gran grupo o por los docentes entonces suelen pasar a otras etapas en las que las agresiones pueden ser de mayor gravedad"

"Generalmente podemos decir que los acosadores se centran en los que son diferentes y que por lo tanto no cuentan con un grupo grande de amigos o que no están totalmente integrados dentro de su grupo de clase. [...] Para el acosador es fundamental conseguir aislar a la víctima, de manera que generalmente no solo va a tender a agredirla, sino que va a intentar siempre que el resto de sus compañeros puedan llegar a creer que lo que está sucediendo es normal o es porque la víctima lo merece".

Consecuencias del bullying en la infancia

Llegados a este punto, nos interesa saber: ¿qué es lo que puede llegar a experimentar un niño, víctima de acoso escolar? "Las consecuencias pueden ser graves y pueden ser para toda la vida. Durante las diferentes etapas del desarrollo de los niños se configuran su personalidad y si no se ayuda a la víctima de bullying está puede desarrollar mecanismos de defensa que pueden abocar a problemas graves en su futuro. La figura de los psicólogos aquí es fundamental", cuenta a Vanitatis el psicopedagogo Javier Gómez.

"Es habitual que los/as niños/as y adolescentes víctimas de bullying experimenten aislamiento social, rechazo escolar, dificultades para relacionarse y síntomas de depresión y/o ansiedad. Cabe destacar que en la infancia y la adolescencia, el estado de ánimo deprimido muchas veces se manifiesta mediante la irritabilidad. Además, tiene un efecto importante en la autoestima y es un factor de riesgo para la depresión", afirman desde la Asociación Nacional de Psicólogos en Acción.

placeholder Joven, víctima de acoso escolar. (iStock)
Joven, víctima de acoso escolar. (iStock)

En los últimos tiempos, hemos sido testigos de cómo los casos de suicidios entre niños y adolescentes a consecuencia del bullying han crecido exponencialmente. Según un informe realizado por la Organización Mundial de la Salud junto a Naciones Unidas, son alrededor de 200 mil suicidios los que se producen al año entre jóvenes de entre 14 y 28 años. Según ANPSA, "el 29% de los niños que se suicidan han sufrido bullying. Las consecuencias del bullying son diversas y abarcan varias áreas psicológicas, ya que se trata de un periodo vital de alta vulnerabilidad psicológica y en el que las relaciones y las experiencias con los iguales son relevantes para su desarrollo".

Al respecto, Javier nos comenta: "En ocasiones extremas, si el acoso es muy continuado y si se dan los factores adecuados, la presión que sufre la víctima puede ser tal que le acabe llevando a pensar que la única manera de solucionar el problema es quitándose la vida". Asegura además que, aunque cueste creerlo, "en ocasiones, los familiares refieren que eran conscientes del problema y que, tras solicitar ayuda en el centro de estudios, el menor no recibió la atención que requería; en otras ocasiones, los familiares no eran conscientes del problema. Por esta razón, es fundamental trabajar para que sea el propio grupo de alumnos que rodea a la víctima para que rechacen el acoso y para que busquen ayuda en los docentes, en asociaciones o en policía, guardia civil, etc., para que se atiendan estos casos de manera adecuada".

Consecuencias del bullying en la vida adulta

Sin embargo, las víctimas de acoso escolar no solo sufren sus consecuencias en la infancia, como comentábamos, también pueden arrastrarlas en la vida adulta. Javier nos indica que el bullying puede derivar en "adultos con dificultades para relacionarse, problemas emocionales, con tendencia a la agresividad o con un exceso de autoculpabilidad frente a cualquier circunstancia".

Además, nos dice: "Estas personas pueden requerir de una ayuda especializada y la mejor manera de obtenerla es recurrir a buenos profesionales. Para ello, cualquier familia puede ponerse en contacto con la Asociación Española de Psicología Clínica y Psicopatología (https://www.aepcp.net/) para que les ayuden a localizar a un profesional con formación y experiencia contrastadas que pueda ayudar a superar esta etapa a la víctima de acoso".

Vías de actuación

placeholder Persona deprimida. (Fotografía de Dmitry Schemelev para Unsplash)
Persona deprimida. (Fotografía de Dmitry Schemelev para Unsplash)

Aunque queda mucho camino que reccorer en lo que a la lucha contra el bullying se refiere, es cierto que actualmente existe más información al respecto y numerosos centros educativos cuentan con protocolos que pueden poner en marcha para atender a las víctimas. Según Javier, "esta respuesta se vuelve especialmente efectiva cuando pasa por involucrar a toda la comunidad escolar, no solo a las víctimas y a los acosadores, y tiene que tener seguimiento en el tiempo para evitar que problemas similares vuelvan a reproducirse en el futuro".

Además, es importante que los niños o adolescentes acudan a terapia a fin de atajar el problema. "Las terapias que pueden requerir estos niños pueden ser muy diversas. En todo caso es fundamental conseguir recuperar la autoconfianza que hayan podido perder, así como también la seguridad para establecer relaciones con otros basadas en la confianza y tratar de reafirmar en el niño la idea de que la situación que ha vivido no ha sido por culpa suya. A partir de ahí se debe seguir trabajando con él hasta poder asegurar que ha conseguido superarlo", explica el psicopedagogo.

La opinión del experto

placeholder El experto nos da herramientas contra el bullying. (Fotografía de Sigmund para Unsplash)
El experto nos da herramientas contra el bullying. (Fotografía de Sigmund para Unsplash)

Por último, Javier Gómez, director del área educativa en Apprender EdTech y psicopedagogo especialista en Altas Capacidades, con el que hemos charlado, nos deja la siguiente reflexión: "Es muy importante saber que se debe levantar la mano rápidamente cuando se detecta el mínimo indicio de que se puede estar produciendo un caso de bullying. La rapidez en la respuesta es clave para evitar que el problema pueda hacerse más grande y por lo tanto mucho más difícil de solucionar, así como que pueda producir mayores consecuencias en la víctima. También es importante trabajar siempre a nivel grupal. En el bullying, los compañeros que son testigos de estas situaciones deben aprender a buscar ayuda siempre que las presencien".

"A las familias decirles también que es importante una correcta comunicación con los centros educativos. Hacerse presente en los mismos y hacer seguimiento de las acciones que se desarrollan para acabar con estos problemas es fundamental. Por último, animar a todos aquellos que presencien este tipo de problemas a que acudan a los docentes o a los diferentes cuerpos de policía o guardia civil. Todos ellos tienen formación y profesionales que pueden ser claves para solucionar estos problemas. El silencio por temor a represalias o considerar que el acoso es solo una broma puede tener consecuencias muy graves", zanja.

Bullying
El redactor recomienda