El emotivo mensaje de Ana Obregón a su hijo Aless en un triste aniversario
  1. Famosos
"Eres mi amor eterno"

El emotivo mensaje de Ana Obregón a su hijo Aless en un triste aniversario

Actriz, presentadora, bióloga... pero sobre todo madre. Ana Obregón recuerda a su hijo Aless, su legado y lo mucho que aprendió de él meses después de su muerte

Foto: Ana Obregón, en la gala de clausura del FesTVal. (Getty)
Ana Obregón, en la gala de clausura del FesTVal. (Getty)

Hay golpes de los que uno nunca termina de recuperarse y para Ana Obregón, la muerte de su hijo ha sido el definitivo. Aless era su motor y su motivo para sonreír y, desde que murió, ella no ha vuelto a ser la misma. La tristeza se ha convertido en su compañero de vida y, aunque es consciente de que todavía le queda mucho por vivir, no son pocas las ocasiones en las que afirma que, con su hijo, también se le fue la vida.

Hace más de un año, Aless Lequio perdía la vida a causa de un cáncer al que siempre plantó cara con la mejor de las actitudes. Con energía, una sonrisa y con la mayor entereza posible, el joven tuvo que hacer frente a un diagnóstico nada fácil de asumir, una enfermedad que se lleva demasiadas vidas, entre ellas la suya. A pesar de la gran tristeza que esto produjo en Ana, la actitud que en todo momento mostró su hijo, también le dio una gran lección, una que recuerda siempre que puede y que le hace sentirse más orgullosa -si es que es posible- de su hijo y su legado.

Las redes sociales se han convertido para ella en una forma de recordar a su hijo y compartirlo con los demás, de hacer que el mensaje y el objetivo que Aless tuvo en vida siga estando vigente. También es una forma estupenda de sentirse apoyada, porque gracias a esta plataforma, mucha gente en su misma situación puede sentir que no está sola, a pesar de los golpes de la vida. Por eso, en fechas señaladas como la de hoy, Ana no duda en mandar mensajes y, sobre todo, recordar a su hijo públicamente.

“Hoy hace 17 meses que tuve que enterrar a mi hijo”, empezaba la presentadora su texto. “Hoy mi corazón está con todas las madres y los padres que han tenido que despedirse de sus hijos para siempre, pero sobre todo mi corazón está con todos los niños y jóvenes a los que la vida decidió robarle su futuro”. Ella mejor que nadie sabe lo duro que es enfrentarse a una situación como esta.

“No se trata de mí”, continuaba escribiendo, dejando claro que, una vez más, esta misiva es en honor a su hijo. “Se trata de ti, mi Aless. Porque tú sonreíste al cáncer. Con tu entereza, solidaridad, amor, coraje, y esa lección de vida que con solo 27 años has tatuado con sangre en mi corazón. Esa lección que me hace aprender a morir en vida y sobre todo para que algún día aprenda a vivir sin ti, aunque esté muerta. Eres mi amor eterno”.

Meses duros en lo que Ana ha tenido a su hijo presente en todo momento, aunque el recuerdo de todo lo sucedido ha sido más difícil de sobrellevar en momentos especialmente complicados, como tras la muerte de su madre el pasado mes de mayo. “Me hicisteis inmensamente feliz”, escribía hace poco recordando a estas dos figuras que han sido clave en su vida. “Tanto… que ya no me importa nada no volver a serlo nunca jamás”.

Piedras en el camino que en ocasiones parecen no tener fin, pues hace escasas semanas un nuevo disgusto golpeaba de nuevo a Ana Obregón, su padre era hospitalizado en el mes de septiembre, una situación nada sencilla para nadie, pero que hace que los recuerdos dolorosos de nuevo se aviven.

A pesar de intentar siempre mostrar su cara más amable y cumplir con sus compromisos laborales de la forma más profesional (como demostró durante las campanadas de fin de año), la vida de Ana nunca más será la misma, ahora es mucho más triste, aunque ella sigue adelante gracias a la lección que aprendió de su hijo.

Ana Obregón Álex Lequio
El redactor recomienda