Es noticia
Menú
Muere Jean Louis Mathieu, el relaciones públicas que movía el mundo social
  1. Famosos
OBITUARIO

Muere Jean Louis Mathieu, el relaciones públicas que movía el mundo social

Su amigo Ramiro Jofre ha confirmado su muerte a este medio. En unos días se celebrará una misa a la que acudirán sus muchos amigos para rendirle homenaje

Foto: Jean Louis Mathieu en la boda de Cristina Higaldo.(Gtres)
Jean Louis Mathieu en la boda de Cristina Higaldo.(Gtres)

Jean Louis Mathieu ha fallecido la mañana de Reyes. Como decía uno de sus grandes amigos y discípulos, Ramiro Jofre “se ha ido tranquilo, en silencio y con la discreción de siempre. Fue mi rey Mago, mi maestro y mi amigo. Una gran persona. Ahora estará en el cielo organizando las fiestas”. Jofre, que aprendió de su maestro la elegancia y la distinción a la hora de presentar un proyecto para todo tipo de eventos, está desolado.

A partir de esta mañana abrió la capilla en el tanatorio de San Isidro de Madrid. Después, una vez que se hayan dado por finalizadas las postnavidades Jofre tiene previsto realizar un funeral para que todos los que le quisieron y trataron puedan brindarle su cariño y participar el homenaje merecido al que lo fue todo en el mundo de las relaciones públicas.

“Será algo diferente porque Jean Louis era único”, concluye Ramiro Jofre, que aprendió lo esencial de este gran profesional imprescindible en la vida social de la España de las cuatro ultimas décadas.

placeholder Ramiro Jofre, su gran amigo, en un acto celebrado en 2019.(Getty)
Ramiro Jofre, su gran amigo, en un acto celebrado en 2019.(Getty)

Hace unos años decidió retirarse totalmente de la vida pública y social. Vivía en el barrio de Salamanca y era habitual coincidir con él en sus paseos por la zona, que terminaban en la pastelería Mallorca de la calle Velázquez. Aunque no se dejaba ver en ninguna de las grandes fiestas que se celebraban en Madrid, Sevilla o Barcelona, las familia del poder social y empresarial le seguían convidando a las bodas y celebraciones como amigo y no como profesional. Los últimos tiempos también dejó cerrada esta puerta. Prefería que le recordaran como siempre: activo, nervioso y pendiente de hasta la última flor de la decoración. Era tal su meticulosidad que los amigos decían que en cada acto festivo que organizaba adelgazaba varios kilos y perdía un mechón de pelo. Mathieu al ser de complexión pequeña se lo tomaba con sentido del humor.

Tenía un carácter especial: era sensible, extremadamente educado pero firme con algunos de los personajes famosos de la última hornada a los que no les permitía faltar el respeto a ninguno de sus colaboradores. En una ocasión, en una fiesta en la discoteca Joy Eslava, su feudo durante años, invitó a una conocidísima cantante pasada de copas a que se fuera a su casa. El motivo de este enfado era haber sido testigo del mal trato a un camarero. Era implacable con la mala educación.

Foto:  Pedro Trapote. (Getty)

Jean Louis Mathieu era francés de nacimiento y español de corazón. Había nacido en la Alta Saboya y estudió idiomas en Ginebra. Una vez que obtuvo la titulación de intérprete le aconsejaron que se trasladara a España para completar sus estudios con el español. Y es lo que hizo. Pero en vez de regresar a Francia, decidió quedarse y nunca más volvió a su ciudad. En aquellos años no era fácil encontrar a un profesional que hablara tres idiomas. Los dueños de la peletería Villagray le contrataron para que diera visibilidad a la marca.

A partir de ese momento, el nombre de Mathieu se convirtió en un reclamo. En Madrid no había costumbre de montar grandes desfiles en lugares como las discotecas. Hasta ese momento se hacían pequeñas presentaciones en los salones y talleres de los modistos y con las clientes habituales. Menos aún que empresas comerciales se hicieran visibles con fiestas temáticas.

placeholder Carmen Franco, una de las asiduas a Villagray. (Getty)
Carmen Franco, una de las asiduas a Villagray. (Getty)

Mathieu revolucionó la firma Villagray. A los desfiles acudían desde Carmen Franco y sus hijas Carmen y Mariola Martínez Bordiú a Alain Delon, la condesa de Romanones, el Cordobés, Antonio el Bailarín y la duquesa de Alba, entre otros personajes de la aristocracia social y cultural. Consiguió que los tres hermanos Bosé (Miguel, Lucía y Paola) desfilaran cuando aún no habían cumplido la mayoría de edad y lo mismo hizo con Isabel Preysler y su hija Chabeli.

Una amplia trayectoria

Cerró esa primera etapa. Y comenzó su importante trayectoria profesional. Se le requería en Marbella en las fiestas que se organizaban en las discotecas de moda y que él hacía diferente. En una de ellas coincidió con el empresario Pedro Trapote, que acababa de comprar el teatro Joy Eslava en Madrid. En ese encuentro le dijo: “Jean Louis no me conoces pero yo a ti sí. Quiero que vengas a trabajar conmigo”. A partir de ese momento, Mathieu se convirtió en imprescindible.
Las fiestas de la discoteca eran únicas. Tenía la mejor agenda de Madrid. Lo mismo aparecían las infantas Elena, Cristina y el príncipe Felipe que alguna de las princesas marroquíes de incógnito. Una de ellas, Lalla Hasna, hija de Hassán II de Marruecos y hermana del actual rey Mohamed VI pudo vivir su romance clandestino con el torero Miguel Báez Litri gracias a Mathieu, que organizaba cada encuentro al milímetro. Ya fuera en una finca en Andalucía que en un campo de La Mancha. Su discreción y fidelidad formaban parte de su ADN.

placeholder La Familia Real de Marruecos, con la que Mathieu tuvo una gran relación, al completo (Gtres)
La Familia Real de Marruecos, con la que Mathieu tuvo una gran relación, al completo (Gtres)

Su relación con la familia real de Marruecos fue intensa y pasaba temporadas en el palacio como invitado y casi pariente. Organizaba viajes y fiestas en Fez y Marrakech, y trasladaba hasta esos lugares a invitados VIP y periodistas. Lo mismo cerraba un Riad y lo llenaba de flores que montaban una expediciones en coches todo terreno por la zona del Atlas con premio incluido. En un de ellas la ganadora fue la condesa espía de Romanones Aline Griffith y su novio. La aristócrata tenía 79 años y su pareja 83. El final de fiesta fue en una jaima con los protagonistas de la noche bailando un vals.

placeholder Junto a Gina Lollobrogida y Marinero en 1975. Él fue el encargado de presentarlos.(Cortesía)
Junto a Gina Lollobrogida y Marinero en 1975. Él fue el encargado de presentarlos.(Cortesía)

El peletero Miguel Marinero y su mujer Inés compartieron muchas de estas vivencias en Marruecos. En la fotografía que ilustra el texto aparece Mathieu presentando a Gina Lollobrigida a Marinero en el casino de Madrid. Eran muy amigos.

Las alternativas y ofertas de Mathieu para que un evento fuera diferente eran tan amplías que nunca se repetía una decoración o una misma línea argumental. Con Mathieu y su gran agenda de contactos se acaba una época gloriosa donde el relaciones públicas siempre estuvo dos pasos atrás. Nunca quiso ser protagonista de nada. Descanse en Paz.

Jean Louis Mathieu ha fallecido la mañana de Reyes. Como decía uno de sus grandes amigos y discípulos, Ramiro Jofre “se ha ido tranquilo, en silencio y con la discreción de siempre. Fue mi rey Mago, mi maestro y mi amigo. Una gran persona. Ahora estará en el cielo organizando las fiestas”. Jofre, que aprendió de su maestro la elegancia y la distinción a la hora de presentar un proyecto para todo tipo de eventos, está desolado.

Decoración Bodas Rey Felipe VI Rey Mohamed VI Noticias de Francia
El redactor recomienda