De Máxima a Letizia: el ranking de los sueldos de las reinas (consortes) europeas
  1. Casas Reales
SUELDOS REALES

De Máxima a Letizia: el ranking de los sueldos de las reinas (consortes) europeas

La reina de los Países Bajos está en el centro de la polémica esta semana por el dinero que recibe de las arcas públicas, que a muchos holandeses les parece desproporcionado

placeholder Foto: Máxima y Letizia, en una imagen de archivo. (Getty)
Máxima y Letizia, en una imagen de archivo. (Getty)

Un yate de dos millones de euros, varios viajes a Grecia -además, muy criticados- solo en el último año y diseños de firmas exclusivas estrenados cada cierto tiempo nos pueden dar una idea de que la cuenta corriente de los reyes Guillermo y Máxima de Holanda es más que holgada. Un dato del que, precisamente estos días, se está hablando mucho en los Países Bajos, especialmente tras la victoria, de nuevo, de Mark Rutte en las urnas. No solo es su gran el gran valedor dentro del Gobierno, sino que se convirtió en su gran cómplice durante sus criticadas vacaciones a Grecia en octubre. Pero lo más importante, es que defiende a ultranza su sueldo, incluyendo la subida del 5% que se anunció para los presupuestos de este año. Aunque lo cierto es que no hacía falta una gran subida de sueldo para que Máxima Zorreguieta sea la reina consorte mejor pagada de Europa. Evidentemente, no se la puede comparar ni con la reina Isabel II ni con la reina Margarita de Dinamarca, puesto que ambas son jefas de Estado y su sueldo, como tal, es mucho mayor. Pero sí hemos querido hacer un ranking de todas sus homólogas, incluyendo a la reina Letizia, para comprobar lo bien que le van las cosas financieras a la argentina.

placeholder La reina Máxima, en una imagen de archivo. (EFE)
La reina Máxima, en una imagen de archivo. (EFE)

1. Máxima de Holanda

Efectivamente, la esposa de Guillermo Alejandro es la consorte que tiene el sueldo más elevado en Europa. Concretamente, 395.000 euros anuales libres de impuestos que van directos a su cuenta corriente y de su total libre disposición. A esta cantidad hay que sumarle otros casi 700.000 euros que también se le asignan desde el Gobierno para gastos de representación, de personal y otras contingencias por el estilo. La duda siempre ha sido si en estos gastos de representación se incluye su vestidor o las prendas que habitualmente lucen se pagan con su propio dinero. Hay que tener en cuenta, además, que Máxima también tiene otro sueldo por su trabajo como asesora especial de la ONU. Sus dos salarios junto con sus inversiones financieras hacen que su fortuna esté estimada en unos 200 millones de dólares.

placeholder La reina Sonia, en una imagen de archivo.  (Getty)
La reina Sonia, en una imagen de archivo. (Getty)

2. Sonia de Noruega (con matices)

La reina Sonia de Noruega no tiene una mala asignación, pero viene con truco. Y es que ella y el rey Harald forman un 'pack' y cobran como institución, no de forma individual. De ahí que, aunque entre los dos reciban 1,2 millones de euros anuales, la situemos por detrás de Máxima. Este dinero es tanto para gastos de representación como para su uso propio, ya que hay otra partida para seguridad, el mantenimiento de las joyas y colecciones reales y viajes institucionales. Además, de estos últimos deben justificar cada uno de los gastos a final de año. Eso es así desde que se descubriera que los reyes estaban utilizando esta partida presupuestaria para el mantenimiento de sus siete propiedades privadas, a pesar de que en los presupuestos generales se especificaba que este tipo de gastos debían salir de su propia asignación.

placeholder La reina Silvia, en una imagen de archivo. (Cordon Press)
La reina Silvia, en una imagen de archivo. (Cordon Press)

3. Silvia de Suecia

Su caso también es un tanto especial, ya que en Suecia no se considera la asignación que reciben los reyes como un salario porque no están empleados en el sentido formal de la palabra, pero sí se sufragan todos sus gastos con dinero público. En el caso de la reina Silvia, cuenta con una partida anual de 200.000 euros. La familia real se hace con un 'sobresueldo' gracias a sus finanzas, ya que no tienen prohibido invertir, tanto en empresas como en propiedades. La diferencia con algunas de sus homólogas es que, en su caso, está sujeta a la misma política de impuestos que el resto de ciudadanos. Aunque el presupuesto que recibe la familia real no es muy elevado, comparado con otras casas reales, siempre está en el punto de mira de la opinión pública. De ahí que el rey Carlos Gustavo decidiera cortar por lo sano y reducir el número de miembros de la Casa Real, borrando de la ecuación tanto a los hijos de la princesa Magdalena como a los de Carlos Felipe.

placeholder La reina Letizia, en una imagen de archivo. (EFE)
La reina Letizia, en una imagen de archivo. (EFE)

4. La reina Letizia

Es uno de lo menos misteriosos, ya que, siguiendo la política de transparencia impulsada por el rey Felipe cuando asumió el trono, en enero se publican al detalle las cifras de lo que recibe cada uno de los miembros de la familia real. Así, podemos saber que el sueldo anual de la reina Letizia en este 2021 es de 139.610 brutos, casi 12.000 euros mensuales, de los que hay que quitar los impuestos, ya que tanto ella como el rey Felipe y la reina Sofía -los tres miembros de la Casa Real con una asignación- están obligados a hacer la declaración del IRPF. Cabe destacar que es una de las monarquías con el presupuesto más bajo y que la cifra no se ha incrementado en los últimos años, a diferencia de otras casas reales europeas.

placeholder La reina Matilde, en una imagen de archivo. (EFE)
La reina Matilde, en una imagen de archivo. (EFE)

5. Matilde de Bélgica

Su situación es parecida a la de Sonia de Noruega, puesto que no recibe una asignación de forma individual. Pero es que, en su caso, ni siquiera forma tándem con su marido y reciben el dinero de forma conjunta. Tal y como establece la Constitución del país -precisamente modificada a iniciativa del rey Felipe-, solo reciben asignación el monarca, su antecesor y los hijos del primero de ellos, aunque los príncipes Laurent y Astrid la siguen teniendo porque no se aplicó con carácter retroactivo. Por eso, es el rey Felipe el que ingresa dinero y lo dispone como él quiere. En concreto, son 12 millones de euros anuales que puede manejar a su antojo, una cantidad más que suficiente para compartir con la reina Matilde. Eso sí, tampoco ellos están exentos de impuestos, una medida que el propio rey impuso cuando llegó al trono, después de la abdicación de su padre. Quizá por eso veían innecesario que su primogénita, la princesa Elisabeth, recibiera un sueldo al cumplir los 18 años y han renunciado a él hasta que la heredera termine sus estudios y esté preparada para asumir su función institucional.

placeholder La princesa Charlène, en una imagen de archivo. (Reuters)
La princesa Charlène, en una imagen de archivo. (Reuters)

6. Charlène de Mónaco

En esta lista de consortes nos falta un nombre, el de Charlène de Mónaco, pero no hay datos publicados sobre lo que cobra cada año por su labor institucional. Todo apunta a que, como la anterior, no tiene un sueldo exclusivamente para ella, sino que sus gastos se cubren con la asignación del príncipe Alberto, que está actualmente en 8 millones de euros, después de que, hace justo un año, decidiera rebajarse un 40% su sueldo para dar ejemplo en la crisis provocada por el coronavirus. Lo llamativo de Charlène es que su fortuna está estimada en torno a 150 millones de euros, de lo que se deduce que ha hecho buenas y exitosas inversiones en el principado.

Máxima de Holanda Reina Letizia Sonia de Noruega Princesa Charlene de Mónaco Silvia de Suecia Mathilde de Bélgica
El redactor recomienda