Iñaki Urdangarin ya no tendrá que volver a dormir en prisión y puede salir de España
  1. Casas Reales
FAMILIA DEL REY

Iñaki Urdangarin ya no tendrá que volver a dormir en prisión y puede salir de España

Instituciones Penitenciarias se ampara en su buen comportamiento y haber seguido un programa para presos económicos. A efectos prácticos, ha logrado la semilibertad

placeholder Foto: Iñaki Urdangarin. (Cordon Press)
Iñaki Urdangarin. (Cordon Press)

Está cada vez más cerca de su objetivo, lograr la libertad condicional y terminar la condena en Ginebra. Iñaki Urdangarin ha recibido una nueva buena noticia, algo que se acumula últimamente en su ‘bandeja de correo’. La última decisión de Intituciones Penitenciarias le da permiso para no volver a dormir en el centro de reinserción de la cárcel alavesa de Zaballa. A efectos prácticos, el exduque de Palma ya ha conseguido, pues, el régimen de semilibertad.

Acorde con el artículo 86.4 del reglamento penitenciario, Urdangarin ya puede dormir cada noche en casa de su madre, en Vitoria. Su buen comportamiento y el cumplimiento de un programa para presos por delitos económicos han sido el argumento de la direccion general de Instituciones Penitenciarias para tomar esta decisión. Así, el marido de la infanta Cristina ya no tendrá que volver a pisar una prisión más que para seguir el citado programa de reinserción de presos económicos, una noticia que ha adelantado 'El Correo'.

placeholder Iñaki Urdangarin. (EFE)
Iñaki Urdangarin. (EFE)

Si a esta decisión le sumamos la más reciente, por la que se le ha concedido el derecho a pasar algunos de los días de permiso en Ginebra, con su mujer y su hija, Irene, podríamos afirmar que la penitencia ha terminado. Al menos, la parte más dura.

Sin pulsera

Tal como confirman desde Instituciones Penitenciarias, el juez de Vigilancia Penitenciaria le ha autorizado salidas fuera de España, algo que adelantó Vanitatis hace unos días. Además, la Dirección General, en la revisión de grado, le ha aplicado el artículo 86.4 por el que puede dormir en casa con control presencial o semanal en prisión o control telefónico. Además, sin pulsera. Eso sí, deberá ir a la cárcel a seguir haciendo PIDECO (el programa de delitos económicos)

Foto: Iñaki Urdangarin. (Getty)

El marido de la infanta Cristina ya ha disfrutado de algún permiso en Ginebra. Sin ir más lejos, volvió el pasado jueves 10 de junio de Suiza. Allí estuvo con su mujer y con su hija, Irene, por quien tiene debilidad. El exdeportista ha logrado el permiso del juez para disfrutar de algunos de los 48 días al año que tiene libres para poder estar con su familia.

Vivir en Ginebra

No es algo extraño, nos dicen, si tenemos en cuenta que tiene arraigo en Ginebra y que en la ciudad suiza cumplía sin problemas con el requisito de personarse en comisaría antes de entrar en prisión. Esta misma posibilidad, la de volver a Ginebra, le fue denegada con anterioridad por el juez, quien le otorgó permisos pero no le permitió viajar a Suiza. Ha sido su abogado, Mario Pascual Vives, quien se ha empeñado en que su cliente y amigo pueda estar con su mujer y su hija, algo que hacen la mayoría de presos que tienen familia fuera.

Foto: Pablo Urdangarin. (AG)

Además, el letrado pidió que Urdangarin pudiera dejar de ir al centro de reinserción social y, si era necesario, fuera controlado con una pulsera de vigilancia. Para Mario Pascual Vives, el próximo septiembre era demasiado tarde para lograr ese objetivo. Y parece que tenía razón, porque su cliente no deberá volver a dormir a prisión.

Vacaciones del 25 de junio

El cambio de vida de Iñaki Urdangarin ha sido notable en los últimos meses. Si tenemos en cuenta el calvario por el que ha pasado, tras varios años de juicio público y después su severa condena a prisión, poder tener tiempo para estar con los suyos es lo único que le importa. Normalmente solía hacer coincidir sus permisos penitenciarios con las vacaciones de Irene, quien ha viajado a España casi siempre que su padre ha salido de la cárcel.

placeholder La infanta Cristina, con Iñaki Urdangarin. (Getty)
La infanta Cristina, con Iñaki Urdangarin. (Getty)

Pero las cosas han cambiado, y mucho. Ahora es Urdangarin quien visita a su mujer y su hija. Este viernes 25 de junio, Irene termina las clases, lo que supone que tiene todo el verano por delante.

La nueva vida de Urdangarin es como había soñado en los últimos tiempos: casi anónima. Una vida, nos dicen, tranquila y discreta. La familia Urdangarin de Borbón ha logrado su objetivo: dejar de ser noticia. Al menos, el exduque de Palma, a quien ni siquiera la prensa busca para hacerle alguna foto. Con casi tres años de condena cumplida, el preso más famoso de España va logrando sus objetivos poco a poco. Y volver a vivir en Ginebra, como siempre había dicho el entorno de Cristina de Borbón, es el objetivo final.

Iñaki Urdangarin Infanta Cristina
El redactor recomienda