Letizia, Máxima o Kate: el broche es el accesorio definitivo para un look elegante
  1. Casas Reales
UN COMPLEMENTO BRILLANTE

Letizia, Máxima o Kate: el broche es el accesorio definitivo para un look elegante

Nos adentramos en el exclusivo joyero de estas tres mujeres de la realeza para enseñarte cuáles son algunos de sus broches más preciados y cómo los lucen

Foto: Kate Middleton con un broche de la guardia irlandesa. (REUTERS)
Kate Middleton con un broche de la guardia irlandesa. (REUTERS)

No solo de tiaras, pendientes, collares y pulseras se nutre el joyero de las royals, algunas, que no todas, son asiduas a rematar sus looks más formales, elegantes y protocolarios con un broche e independientemente de las prendas y los accesorios elegidos hacer que ese pequeño elemento brillante sea el verdadero protagonista del outfit. Tres de las mujeres que más lo ponen en práctica son doña Letizia, Máxima de Holanda y Kate Middleton, y precisamente hoy queremos adentrarnos en sus colecciones para enseñarte cuáles de todos son sus broches más preciados.

Algunos ocupan ese rol por su valor económico, otros por ser herencia de la casa real a la que cada una pertenecen y aquí también entra en juego el apego sentimental que cada una de ellas mantiene por esas piezas. Pasean y vean, su joyero y sus broches quedan expuestos.

Letizia

placeholder Los Reyes de España en 2019. (Limited Pictures)
Los Reyes de España en 2019. (Limited Pictures)

Comenzando 2019 y en el tradicional acto de la Pascua Militar, la Reina Letizia desempolvó del joyero de la familia real un impresionante broche que en su día también lució la reina emérita Sofía. Una 'nueva' pieza para ella que en origen se remonta a la época de reina Victoria Eugenia.

Perteneciente al lote de pasar, se trata de "un broche con perla grande gris pálido rodeada de brillantes y del cual cuelga una perla en forma de pera", tal como lo describió la misma Victoria Eugenia y con el que bordó su look con chaqueta de tweed de Armani y vestido largo confeccionado con terciopelo de color azul marino.

placeholder La Reina, con el broche de Van Cleef and Arpels. (Cordon Press)
La Reina, con el broche de Van Cleef and Arpels. (Cordon Press)

Otro broche singular en la colección de Letizia es el famoso clip en forma de libélula, una creación de nombre 'Dragonfly Clip' realizada en oro blanco con pavé de zafiros rosas diseñada por la casa de joyas francesa Van Cleef & Arpels y que, a diferencia de la herencia anterior, fue un obsequio de don Felipe.

Lo cierto es que la Reina lo ha lucido pocas veces, la primera vez que se lo vimos fue en 2008, durante la inauguración de la nueva legislatura en el Congreso de los Diputados. Aquel día, decidió darle un toque más regio a su dos piezas gris perla de Felipe Varela añadiéndole el broche que su marido le había regalado unos meses antes.

Máxima de Holanda

placeholder Máxima de Holanda con un broche en forma de libélula durante su visita a Alemania. (Getty)
Máxima de Holanda con un broche en forma de libélula durante su visita a Alemania. (Getty)

De bichos sí que está repleto el joyero de Máxima de Holanda. No apto para entomofóbicos, además de libélulas como doña Letizia, la argentina ostenta una completa colección de broches con mariposas, escarabajos, cucarachas o arañas salpicados con diamantes, esmeraldas, rubíes y zafiros.

Nos quedamos con su broche en forma de libélula, una pieza que perteneció a las antepasadas de su marido y que ha portado en múltiples ocasiones siempre destacando por encima de las prendas e incluso, de otras joyas.

placeholder Los Reyes de Holanda en el Prinsjesdag de 2020. (EFE)
Los Reyes de Holanda en el Prinsjesdag de 2020. (EFE)

Dejando a un lado su obsesión por los bichos, Máxima también ha heredado un impresionante muestrario de broches a los que recurre en las grandes ocasiones y que vienen a demostrar el poderío económico de la casa real holandesa.

¿Un ejemplo? Para el Prinsjesdag de 2020, o Día del Presupuesto, uno de los más importantes del año en el país, rescató una espectacular pieza con la que prendió la banda que llevaba encima de su vestido de Claes Iversen. Se trata de un broche que data de 1878 y que se cree que fue creado por Oscar Massin, uno de los joyeros más reputados del siglo XIX. Fue encargado por el rey Guillermo III -tatarabuelo del actual monarca de los Países Bajos- para su prometida, la princesa Emma. Realizado con diamantes y un gran zafiro central, ha sido utilizado por todas las reinas desde entonces, hasta Máxima, que a pesar de ser consorte también tiene acceso a la histórica colección familiar.

Kate Middleton

placeholder Los duques de Cambridge en 2018. (REUTERS)
Los duques de Cambridge en 2018. (REUTERS)

En el caso de Kate Middleton, el valor sentimental suele primar a la hora de escoger los broches que luce en los actos oficiales. Primero queremos hablar de la insignia 'Dacre', un clip que ha portado varias veces y que duquesa recibió el mismo día que el Ejército del Aire la nombró comandante de honor, la máxima distinción que se puede alcanzar en este cuerpo militar.

Realizado con diamantes y zafiros montados sobre oro blanco, este broche se le entregaba cada año a las mejores cadetes aéreas, tradición que comenzó en 1982 y que se mantuvo ininterrumpidamente hasta 2016, año en que la Royal Air Force se lo regaló a Kate Middleton. Siempre destacando sobre su también espectacular colección de abrigos, es una insignia a la que la duquesa tiene mucho cariño.

placeholder Kate Middleton en 2019 con un broche en forma de trebol. (REUTERS)
Kate Middleton en 2019 con un broche en forma de trebol. (REUTERS)

Elaborada por Cartier, esta pequeña y singular joya de oro con un pequeño zafiro verde en el centro encierra una bonita historia y además es una de las piezas favoritas de Isabel II, ella y su hija, la princesa Ana, también han portado este broche en forma de trébol en muchos momentos.

En el caso de Kate Middleton lo mismo, para los actos por el Día de San Patricio o bien, y como podemos ver en la imagen, para asistir al desfile militar de Beating Retreat en Londres en el año 2019. Presentado a la princesa María en 1961 tras su muerte, sobre él se cuenta que fue comprado por el regimiento de guardias irlandeses como obsequio y señal de afecto a la fallecida, y desde entonces entró a formar parte de la colección familiar inglesa.

Kate Middleton Reina Letizia Máxima de Holanda
El redactor recomienda