Logo El Confidencial
ARTE

El MACBA, listo para mostrar los experimentos televisivos más apasionantes

Principios de los años ochenta. Joseph Beuys no es artista, sino estrella de rock. Canta en un programa de variedades típico de los sábados por la

Principios de los años ochenta. Joseph Beuys no es artista, sino estrella de rock. Canta en un programa de variedades típico de los sábados por la tarde: “Del país que se autodestruye, que nos dicta su way of life, viene Reagan y nos trae armas y muerte”, y el estribillo responde: “Queremos sol y no lluvia”, que bien podría leerse como “queremos sol y no Reagan”, en un juego de palabras entre Regen (lluvia, en alemán) y el apellido del cuadragésimo presidente de Estados Unidos. Unos metros más allá, la sentencia de Pier Paolo Pasolini: “No existe nada más feroz que la televisión”, a la par que el artista alemán Christian Jankowski llama a un programa de televisión dedicado a leer las cartas del tarot y pregunta acerca del futuro de su obra y cómo situarse mejor en el mercado.

Son tres programas de los 145 que se emiten en el Museu d’Art Contemporani de Barcelona (MACBA) bajo el título-pregunta ¿Estáis listos para la televisión? No se trata de una exposición “sobre” la televisión, sino “desde” la televisión, donde unos inquilinos de excepción han tomado el medio televisivo para obligarlo a hablar otra lengua y provocar una fértil irritación: artistas y pensadores. La muestra, comisariada por Chus Martínez, conservadora jefe del MACBA, ha contado con la colaboración de Dora García, en la formalización del guión; Johan Grimonprez, en la concepción de un programa especial y una charla sobre YouTube; Isidoro Valcárcel Medina, con sus aportaciones sobre la televisión y sus convenciones, y Albert Serra, en la interrelación de la televisión con el cine, que además presenta una miniserie inédita filmada en el MACBA.

¿Estáis listos para la televisión? reúne piezas realizadas entre 1960 y la actualidad por 150 creadores y profesionales de la televisión, como Chris Burden, Jef Cornelis, Martin Kippenberger, David Lamelas, Guy Debord, Richard Serra, Bill Viola, Martha Rosler, Lucio Fontana, Samuel Beckett, Jan Dibbets, Joan Jonas, Peter Weibel, Dara Birnbaum, John Berger, Alexander Kluge, Antoni Muntadas, Harun Farocki, Paloma Chamorro, Joaquín Soler Serrano, Marta Traba, Robert Hughes, Judith Barry y Andy Warhol, entre otros. Tras su paso por el MACBA, la exposición podrá verse en el Centro Galego de Arte Contemporánea (CGAC), del 20 de mayo al 18 de septiembre de 2011.

“Necesitamos una plaga, y los programas que presentamos lo son. Una plaga, en palabras de Antonin Artaud, es aquello capaz de abrirse camino y acceder a todos los estratos de un organismo, desorganizándolo completamente, pero dándole una oportunidad única de liberarse de sí mismo. El rechazo de la gran audiencia a este tipo de programas se explica banalmente apelando al ‘aburrimiento’. Tiene más sentido pensar, sin embargo, que ser testigos de procesos de cambio sobre los que no tenemos control alguno provoca malestar. Si la cultura no es entretenimiento o la celebración de lo identitario, es un movimiento asincrónico que se produce en el corazón de lo social y que da lugar a fenómenos que no podemos ni bautizar ni consumir de forma inmediata”, escribe Chus Martínez en la guía que acompaña esta exposición. No en vano, el objetivo de esta muestra es estudiar de qué modo formas muy diversas de comprender la imagen y la vida de los conceptos contribuyen a dibujar el horizonte de nuestro presente cultural.

De claim publicitario a exposición

Are you Ready for TV? Este era el eslogan de un anuncio publicitario que utilizó en 1954 la firma Westinghouse para comercializar los primeros televisores en color. La campaña la parafraseó la CBS en 1981 para popularizar un nuevo canal de televisión bajo el lema Get Ready for TV? Ahora, cuando parece que la televisión ha llegado a su fin en el sentido clásico y tal como la concebíamos hasta hoy, el MACBA se pregunta: ¿Estáis listos para la televisión? Resultaría imposible mostrar la totalidad de los materiales que podrían abordarse en esta exposición, por lo que se propone a la audiencia enfrentarse a un dispositivo singular pensado ex profeso a partir de diez capítulos que incluyen un número limitado de ejemplos-situación.

El espacio expositivo se convierte así en un acontecimiento para explorar la relación entre imagen y acto crítico: diez escenas que conceptualizan las distintas estrategias y su función. Cada capítulo propone, desde diferente ángulo, la historia de la contestación de un lenguaje a otro: del arte a la televisión, de la televisión al pensamiento, en ambas direcciones. Cada uno de los diez apartados incluye una gran pantalla (home cinema o cine doméstico), un menú con varios vídeos a la carta y monitores de televisión.

Noticias relacionadas

- Gagosian y Obrist, dos de los más poderosos en el mundo del arte

- Guy Bourdin lanza sus mensajes cargados de simbolismo en una muestra en Madrid

Estilo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios