Sí, hay vida más allá de los Juegos Olímpicos: hablamos con los deportistas
  1. Famosos
REPORTAJE

Sí, hay vida más allá de los Juegos Olímpicos: hablamos con los deportistas

Cuando las luces se apagan, muchos de estos atletas comienzan su reinvención profesional. En su 'segunda vida' hay hueco para la interpretación, el periodismo y hasta la política

Foto: Saúl Craviotto y su equipo llegan a la victoria. (Reuters)
Saúl Craviotto y su equipo llegan a la victoria. (Reuters)

Años de esfuerzo, de horas y horas de entrenamiento, de renuncias y de ‘venga un poquito más’ para lograrlo, para participar en los Juegos Olímpicos, para representar a España y cumplir un sueño, para volver con una medalla, o sin ella, pero con el orgullo de haber estado allí tras un trabajo previo que, en la mayoría de los casos, se hace durante años y condiciona casi el cien por cien la vida de los deportistas. Pero, ¿qué pasa cuando se acaban los Juegos? ¿cuándo se regresa a casa? ¿cuándo se decide que no habrá un siguiente intento? ¿o cuando volver a clasificarse para participar se hace demasiado cuesta arriba? Te contamos la historia de algunos que lo lograron y ahora continúan con su vida, en ocasiones ligada al Deporte, y en otras dedicados a otros menesteres que nada tienen que ver.

Almudena Cid es una de las gimnastas más reconocidas de nuestro país; es la que ha llegado a más finales de rítmica, concretamente a cuatro, pero en 2008 dijo adiós al tapiz regalando un beso que se ha convertido en historia. No le fue sencillo tomar la decisión, así lo explicaba ella misma en una entrevista reciente, “la transición suele antojarse difícil y hay que pensarla, razonarla, transitarla y hablar sobre ella. Vamos a vivir muchos finales en estos Juegos y no sé si los deportistas lo harán visible, pero deberían: te quita peso y hace que sea mucho más llevadero”.

placeholder Almudena Cid.
Almudena Cid.

Su vida ha cambiado mucho en estos 13 años y, aunque sigue muy ligada a la gimnasia (este año ha ejercido de locutora junto a Paloma del Rio en las competiciones de Tokio), su día a día ya ha tomado otro rumbo. Hace años que trabaja en el teatro y la televisión. Ahora mismo prepara la obra ‘Una historia de amor’ que se estrenará en los Teatros del Canal.

Policía y MasterChef

Saúl Craviotto es otro de los deportistas más reconocidos actualmente en España, y no siempre por sus logros en la competición. Él, junto a muchos otros compañeros, es de los que lucha por dar visibilidad a deportes más allá del fútbol, que tantos titulares y minutos de televisión ocupa en nuestro país. Saúl ha participado en los Juegos de Tokio en la modalidad K-4 de piragüismo y ha logrado hacerse con la medalla de plata.

Este miércoles regresaba a casa, repleto de orgullo y con una decisión difícil de tomar, ¿continuará compitiendo en los siguientes Juegos? Mientras lo decide, sigue con su vida. Él es policía, pues del deporte nunca ha podido vivir en exclusiva, aunque la popularidad le llegó gracias a su participación en el concurso MasterChef, del que (claro) se proclamó ganador.

placeholder Saúl Craviotto (derecha), en 'MasterChef'. (RTVE)
Saúl Craviotto (derecha), en 'MasterChef'. (RTVE)

El condecorado patinador Javier Fernández es otro claro ejemplo de deportista que se ha reinventado tras abandonar la competición de élite. Fue pionero en lograr un éxito español en el patinaje sobre hielo y compitió durante 20 años hasta ganar prácticamente en todas las categorías, pero en 2019 dijo basta. Tomó la decisión de retirarse de la primera fila y ahora se dedica a algo que según él mismo le llena igual o más que salir a la pista. Se dedica a transmitir la pasión por este deporte a través de un espectáculo propio, ‘Revolution on ice’.

Gente sin recursos

Gervasio Deferr es otro de los grandes que se suma a la lista de las estrellas del deporte, en su caso de la gimnasia artística, que tiene una nueva vida tras dejar la competición. Lo hizo en 2011 y después vivió, tal como él mismo ha confesado, dos años muy duros a nivel mental, con una gran depresión de la que logró salir gracias a ponerse en manos de los profesionales adecuados. Él llegó muy alto, en su palmarés cuenta con dos oros olímpicos y una plata, algo de lo que pocos pueden presumir. Ahora su vida ha tomado otro rumbo, se dedica a entrenar a niños sin recursos en el barrio de La Mina en Barcelona, y está encantado con su labor y con su día a día.

En nuestra intención de conocer los planes de todos estos deportistas una vez finalizados los Juegos Olímpicos a los que, compitan o no, siguen muy unidos, hemos hablado con Eva Calvo, medallista en Taekwondo en 2016, que no logró clasificarse para 2021. Comenta lo difícil que es, mentalmente, tomar la decisión de continuar o dejarlo: “cuando yo volví a casa en 2016 decidí que no iba a competir más en los Juegos Olímpicos, que se acabó; sin embargo, pocos días después volví e entrenar y eso he hecho durante todos estos años, aunque al final no lograse clasificarme para Tokio”.

"Vacaciones"

Vivir de nuevo el final de unos Juegos, ya sea en primera persona o en diferido, remueve los sentimientos y recuerdos de todos ellos, marca un antes y un después, les carga de nuevos propósitos o les hace reafirmarse en sus decisiones y continuar adelante. Para quienes han participado, es momento de descanso, por ello nos ha sido difícil en esta ocasión contactar con Craviotto o con Mireia Belmonte, que "están de vacaciones".

placeholder Anna Tarrés. (EFE)
Anna Tarrés. (EFE)

También hemos tratado sin éxito de lograr el testimonio de Anna Tarrés, exnadadora en sincronizada y seleccionadora y máxima responsable del equipo español entre 1997 y 2012. Actualmente entrena al equipo griego. Su caso es el claro ejemplo de que, aunque pasen los años, no es ni mucho menos sencillo dejar atrás algo que se vive con tanta intensidad. Sin embargo, también buscó su camino lejos del deporte, y actualmente lo compagina con la política, es diputada en el Parlamento de Cataluña, de donde es natural.

Todos ellos son solo la punta del iceberg de un sinfín de nombres de jóvenes que dedican una gran parte de su vida a entrenar en sus disciplinas y que, tras haber logrado sus objetivos y otras veces con peor suerte, deben replantearse una nueva vida. En pocos casos pueden vivir exclusivamente de su pasión por el deporte, por ello casi todos, cuando no entrenan, elaboran un plan B, pues los Juegos Olímpicos a veces se convierten en un sueño lejano.

Almudena Cid Saúl Craviotto Mireia Belmonte Juegos
El redactor recomienda