Logo El Confidencial
acudió arropada por su madre y sus hijas

Isabel Preysler recuerda el aniversario de la muerte de Boyer visitando su tumba

La filipina acudió con su hija Ana Boyer al cementerio de San Isidro, donde está enterrado el exministro. Ambas estuvieron arropadas por Fernando Verdasco, novio de Ana, y Tamara Falcó

Foto: Isabel Preysler y Ana Boyer en el velatorio de Miguel Boyer (Gtres)
Isabel Preysler y Ana Boyer en el velatorio de Miguel Boyer (Gtres)

Este 29 de septiembre era una fecha señalada para los Boyer Preysler. Se cumplía un año del fallecimiento de Miguel Boyer y, aunque muchas cosas han cambiado en estos 365 días (Preysler sale desde hace cinco meses con Vargas Llosa), su mujer y su hija Ana han querido recordarlo acudiendo al cementerio. Saliendo del camposanto de San Isidro, en Madrid, se pudo ver a Isabel Preysler y Ana Boyer cogidas del brazo y con el semblante serio.

Ambas estuvieron arropadas en todo momento por Fernando Verdasco, novio de Ana; Beatriz Arrastia, la madre de Isabel, y Tamara Falcó, quien destacó por el atuendo escogido para la ocasión: pantalones y camiseta blanco nuclear.

Fernando Verdasco, Isabel Preysler y Beatriz Arrastia en el entierro de Boyer
Fernando Verdasco, Isabel Preysler y Beatriz Arrastia en el entierro de Boyer

Precisamente fue Tamara la que más simpática se mostró con los empleados del cementerio. Según pudieron retratar los fotógrafos que se agolpaban en las inmediaciones, la hija del marqués de Griñón se mostró tan espontánea como siempre y no dudó en saludar entre carcajadas a los encargados de custodiar las instalaciones del camposanto. A ella se unió también Isabel Preysler, que detrás de su hija, también quiso estrecharle la mano a los empleados.

Ni rastro de los hijos mayores del exministro

A quien no se vio llorando la tumba del exministro fue a sus dos hijos mayores, Miguel y Laura. A ambos se les vio muy unidos a la familia Preysler en el entierro de su padre, pero no ha sido así en el aniversario de su muerte. Tampoco lo fue en el entierro de Elena Arnedo, la primera mujer del socialista y madre de Miguel y Laura, que falleció el pasado 7 de septiembre. A su funeral no acudió ningún miembro del clan de Isabel, ni ella, ni Tamara, ni tan siquiera Ana Boyer, hermana de los dos hijos de la fallecida.

Según informaron a Vanitatis fuentes del entorno de los Arnedo en aquel momento, al parecer la buena sintonía entre ambas familias el día de la muerte de Boyer no era más que una estrategia mediática de Preysler, que no da puntada sin hilo en lo que a la prensa se refiere. “Isabel cogió la mano de Hugo (nieto de Boyer) en cuanto presintió la presencia de los reporteros. Al chaval le pilló totalmente desprevenido”, confesaron a este medio fuentes de toda solvencia.  

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios