Logo El Confidencial
diseño

El lápiz vuelve a dibujar la moda: seis ilustradores nos cuentan cómo trabajan

La historia de la ilustración de la moda del siglo XXI se escribe ya con nombres y apellidos. 'Vanitatis' repasa las vidas y trayectorias de algunos de los dibujantes del momento

Foto: La ilustración siempre ha formado parte del mundo de la moda (Cortesía Gonzalo Muiño)
La ilustración siempre ha formado parte del mundo de la moda (Cortesía Gonzalo Muiño)

El mundo de la 'haute couture' siempre tuvo a sus favoritos. A sus ilustradores fetiche. Nunca se movieron de ahí aunque, durante años, parecía que habían desaparecido. Históricas firmas de moda como Givenchy, Balenciaga o Schiaparelli no se entenderían sin la prolífica carrera de René Gruau. La obra del célebre artista italiano, encargado de 'rubricar' sendas portadas de revistas de moda o campañas publicitarias, encontró su epítome en el cartel de la película 'La dolce vita', de Federico Fellini.

Sus dibujos, la versión chic y cuidada de los 'sórdidos' (y de bajos fondos) macrocarteles de Toulouse Lautrec supusieron una revolución en el no menos exagerado y aspiracional mundo de la moda. Revistas como 'Flair' o la edición gala de la revista 'Vogue' contaron en más de una ocasión con sus (ilustrados) editoriales 'fashion'. Gruau no hizo más que reinterpretar una 'corriente pictórica' antaño explotada por Gordon Conway o el vallisoletano Eduardo García Benito.

Figurín inspirado en un diseño de Elie Saab, obra de Katie Rodgers (Cortesía)
Figurín inspirado en un diseño de Elie Saab, obra de Katie Rodgers (Cortesía)

La réplica artística a estos se la darían, tiempo después, los celebérrimos Erté o René Bouché, entre otros, quienes también se enfrentaron al abismo de la inspiración (y del folio en blanco) a lo largo del siglo XX. Con el devenir de la era digital, disciplinas propias de las Bellas Artes se han fragmentado para dar lugar a actividades académicas relacionadas con el diseño gráfico y la ilustración 2.0.

Gracias a este tipo de 'materias', la historia de la ilustración de la moda del siglo XXI se escribe ya con nombres y apellidos. Virtuosos del trazo que manejan con soltura lápices de colores y paletas digitales por igual. 'Vanitatis' repasa las historias y las trayectorias de algunos de los ilustradores del momento. Seis perfiles cuyas obras son conocidas en formato 'online' u 'offline' y que han encontrado en Internet la mejor ventana al mundo. Cuatro de ellos, además, son españoles.

1. Ernesto Artillo (Málaga, 1987)

La obra de este licenciado en Publicidad y Relaciones Públicas ha traspasado fronteras. Sus famosos 'collages' han formado parte de infinidad de editoriales en revistas de medio mundo. Una labor que le llevó a desarrollar su carrera profesional como ilustrador y creativo publicitario hace tres años. Se lanzó al vacío en solitario y en su haber atesora ya sendos proyectos comerciales donde ha dado forma a estampados, carteles, vídeos o pequeñas producciones de moda que, además, le han permitido exponer su trabajo en ciudades tan 'remotas' como la rusa San Petersburgo.

El universo creativo de Ernesto Artillo no se entiende sin sus célebres 'collages' (Cortesía)
El universo creativo de Ernesto Artillo no se entiende sin sus célebres 'collages' (Cortesía)

Recientemente, ha puesto una pica en Hong Kong gracias a su trabajo con una conocida firma de moda del país asiático. “Esta colaboración ha sido reconocida como una de las diez mejores campañas publicitarias de Asia”, asegura a este medio. Artillo, que siempre sintió el ardor por lo artístico, dice estar muy orgulloso de todos esos proyectos donde ha podido desarrollar su creatividad. Y todo, según explica, gracias a sus padres: “Ellos siempre me animaron a probar con disciplinas como el teatro, la fotografía, la pintura o la escritura. Y gracias a su apoyo incondicional desde que era un niño, ahora me siento capacitado para enfrentarme a diferentes retos sin miedo al fracaso”.

2. Katie Rodgers (Georgia, Estados Unidos, 1986)

La historia (ilustrada) de esta joven entiende, y mucho, de romanticismo y acuarelas. Estudió Diseño Industrial en la Carnegie Mellon University de Pittsburgh, pero, poco tiempo después, decidió que debía hacer de su afición su oficio.

Trabajó como diseñadora en una empresa privada. Una labor que compaginaba con la elaboración de su blog 'Paper Fashion'. “Finalmente renuncié a mi carrera para hacer del arte y la ilustración un modo de vida”, asegura a 'Vanitatis'. Gracias a su pasión, ha logrado hacerse un hueco en este complicado mundo. “Es un sector donde la competencia es feroz; por ello considero que es vital que cada uno tenga su propio acento, su propia técnica. Y que lo hagan con ahínco y pasión. Ahí está la clave”, apunta. 

La ilustradora Katie Rodgers junto a algunos de sus dibujos más icónicos (Cortesía)
La ilustradora Katie Rodgers junto a algunos de sus dibujos más icónicos (Cortesía)

Sus dibujos, inspirados en bailarinas, trajes de noche o zapatos le han servido para que importantes firmas de lujo cuenten con sus ilustraciones para campañas publicitarias. “Valentino, Balenciaga, Cartier, Lacoste o revistas como 'Harper's Bazaar' forman parte de mi cartera de clientes”, concluye.

3. Gonzalo Muiño (Madrid, 1988)

La historia de este diseñador gráfico e ilustrador madrileño entiende de tradición familiar. Su bisabuelo era pintor; su bisabuela, diseñadora de joyas, y su madre vendía sus propios dibujos en el Rastro durante los años 80. “Desde pequeño, viajaba con un estuche lleno de lápices de colores en mi mochila”, dice a este medio. Y aún hoy mantiene la tradición. 

Muiño encontró el cénit de su formación académica gracias a su máster en Diseño Editorial de la School of Visual Arts de Nueva York. Una ciudad que le brindó la posibilidad de participar en un concurso para ser el autor encargado de ilustrar una portada de la revista 'Time' con motivo del décimo aniversario del 11-S. Quedó segundo. Y no se detuvo.

Gonzalo Muiño encuentra inspiración en eventos relacionados con el mundo de la moda. Pasados, presentes o futuros (Cortesía)
Gonzalo Muiño encuentra inspiración en eventos relacionados con el mundo de la moda. Pasados, presentes o futuros (Cortesía)

Su carrera le ha llevado a ilustrar el último libro del modista Lorenzo Caprile. A través de sus dibujos, en 'De qué hablamos cuando hablamos de estilo' (Editorial Temas de Hoy), Muiño hace un amplio repaso a la historia del mundo 'fashion' y de los vínculos que siempre han existido entre moda, actrices, diseñadores y 'socialites' más relevantes de los últimos años. “Mis dibujos nunca habían estado relacionados con este sector; pero fue una buena manera de empezar en él: ¡y qué manera!”, argumenta.

Este proyecto le animó a seguir por el camino de la ilustración de moda. Además de haber realizado proyectos para algunas de las revistas femeninas y de decoración más importantes de nuestro país, es posible encontrar algunos de sus dibujos en Jungla Fashion: un blog que comparte junto a una amiga y cuyas entradas están relacionadas con el lado más salvaje del sector.

4. Abraham Menéndez (Gijón, 1977)

Los derroteros académicos de este asturiano, más conocido como Abe the Ape, comenzaron bajo el auspicio de la publicidad. Con 30 años decidió romper con todo y acabó por diplomarse en moda (especialidad en textil) por el Instituto Europeo di Design (IED). Y ahí empezó todo. Célebre es su labor como reputado ilustrador. De su mano, el mundo de la decoración y la cerámica descubrió que los platos son los nuevos cuadros.

“No me considero un ilustrador de moda como tal –asegura a 'Vanitatis'–, pero haber estudiado en el IED me llevó a dibujar figurines y mujeres esbeltas”. Su brío con los lápices, amén de su adoración por Gruau, el chileno Antonio López o Paul Kenneth Block, hicieron el resto.

Las mujeres de Hitchcock y los figurines, pasión que adquirió mientras estudiaba, lo catapultaron como uno de los ilustradores de referencia del panorama patrio (Cortesía)
Las mujeres de Hitchcock y los figurines, pasión que adquirió mientras estudiaba, lo catapultaron como uno de los ilustradores de referencia del panorama patrio (Cortesía)

Su serie de ilustraciones de las mujeres de Hitchcock son, para él, uno de los grandes hitos en su carrera. También ha trabajado para diversas revistas relacionadas con la moda, las tendencias y la decoración, además de haber realizado proyectos con firmas como Chanel o Perrier.

5. Vincent Moustache (Valencia, 1987)

El objetivo primordial del trabajo de este joven licenciado en Bellas Artes es siempre el mismo: "Transmitir una pequeña historia con cada ilustración". Y siempre lo consigue. Dibujos de personajes solitarios o de grupos de gente con un punto naíf son el hilo conductor de un temática que también tiene que ver con el mundo de la moda. Un industria que considera su pasión.

Moustache se ha encargado de delinear en multitud de trabajos el universo onírico de propio del director creativo de Del Pozo, el catalán Josep Font. Los figurines también forman parte de su portfolio. “Antes o después, los ilustradores siempre hemos tenido la tentación de acabar bocetando la moda”, sostiene.

Estampas oníricas o figurines de moda son algunos de los personajes en los que se inspira Moustache (Cortesía)
Estampas oníricas o figurines de moda son algunos de los personajes en los que se inspira Moustache (Cortesía)

Gusta de acudir a actos o pasarelas para retratar los diseños en directo. París, la ciudad que lo acoge, le ha servido como catapulta para formar parte de la nómina de colaboradores de revistas como ‘Vogue’, del Consejo de Diseñadores de Moda de América (CFDA por sus siglas en inglés) e, incluso, uno de sus murales ha estado presente en la pasada edición de la Semana de la Moda parisina.

6. Marc-Antoine Coulon (Saint Louis, 1974)

Es precisamente París, la ciudad donde nace (y se inspira) el trabajo de este ultimo ‘káiser’ de la ilustración francesa. Acuarelas que simulan vestidos vaporosos sobre fondos grecorromanos vertebran la obra de este ilustrador licenciado en Literatura Americana.

Gruau también es otro de los causantes de su pasión por el dibujo. A partir de una serie de perfumes inspirados en los anuncios del artista galo, Coulon comenzó a explotar su gusto por esta materia. Aunque la verdadera causante de su pasión no es otra que la ‘top’ alemana Marpessa Hennink a quien retrató por primera vez para una revista italiana.

Gruau es uno de los célebres ilustradores que han inspirado la obra de Coulon (Sime Eskinja y Cortesía)
Gruau es uno de los célebres ilustradores que han inspirado la obra de Coulon (Sime Eskinja y Cortesía)

Después llegarían encargos de importantes cabeceras femeninas para acabar exponiendo gran parte de su obra en la boutique de Inès de la Fressange. De hecho, a día de hoy es posible visitar esta pequeña retrospectiva en la transitada Rue de Grenelle.

Descarga la APP de 'Vanitatis' en tu móvil o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Pincha aquí.

Moda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios