Esther Doña, ante su Navidad más complicada: ¿quién es su paño de lágrimas?
  1. Famosos
HA PERDIDO DOS SERES QUERIDOS

Esther Doña, ante su Navidad más complicada: ¿quién es su paño de lágrimas?

A pesar de las ausencias que deja en su vida este 2020, la marquesa viuda tiene un gran apoyo en una aristócrata, prima de Carlos y Fernando Falcó

Foto: Esther Doña. (Getty)
Esther Doña. (Getty)

Esther Doña ha recordado estos días a su marido, Carlos Falcó, en su Instagram. Una imagen en la que aparece con sus padres y otros familiares en una terraza de Málaga, en días previos a las navidades. Este 2020, la viuda volverá a regresar a su ciudad para compartirlas con su madre, hermanas y sobrinos.

Ha pasado un año y dos de las personas más queridas por Esther Doña, y que aparecen en la foto, ya no están. Su padre, José Doña, falleció hace un mes y el marqués de Griñón murió en marzo, a comienzos del confinamiento.

A pesar de estas ausencias, la marquesa viuda tiene un gran apoyo en su amiga Verónica Fernández de Córdova y Aznar. Esta aristócrata, marquesa de la Puente, era prima de Carlos y Fernando Falcó. Con ambos mantenía una buenísima relación. Sobre todo con el marqués de Griñón, con el que, además, también compartía la pasión por el campo y la agricultura. Es consejera de la empresa Herederos Marqués de Riscal y propietaria de la marca de aceites Valle del Arcipreste.

Foto: Esther Doña. (Getty)

De la familia Falcó, Verónica es la única que tiene trato directo con Doña. Hace unos días acudieron a la inauguración de un local que acaba de abrir Canales Rivera, según informaba Jesús Manuel Ruiz. Sorprendió esta asistencia de la viuda, que hasta ahora no se prodigaba en actos lúdicos de estas características. Menos aún se conocía el nexo de unión entre el sobrino de Paquirri y la que fuera aristócrata consorte.

Historia de una amistad

La amistad de la prima con Doña nació a raíz del noviazgo de esta con Griñón. Fue una de las primeras personas que supo del sorprendente enamoramiento de su pariente de una mujer cuarenta años menor que él. Se convirtió en una de las invitadas principales en la posboda celebrada en El Rincón y un año antes abrió las puertas de su finca (lindante con la de Falcó) en Nochevieja para celebrar, junto con otros amigos, el último y el primer día del calendario.

placeholder Esther Doña y Carlos Falcó. (EFE)
Esther Doña y Carlos Falcó. (EFE)

Y cuando Griñón celebró sus 80 cumpleaños, Verónica Fernández de Córdova formaba parte del grupo de íntimos que se reunieron en la finca Casa de Vacas, el campo más querido por el aristócrata. De hecho, allí reposan sus cenizas y será en este lugar también donde se celebrará, en un futuro, el funeral en condiciones que por la situación sanitaria no se ha podido aún oficiar. Entre los 17 amigos que festejaron al marqués en aquel aniversario estaban Jaime Soto, José Vicuña, Matías Cortés, Marina Castaño, Verónica y Esther Doña, ejerciendo de ama de casa.

Cariñosa y solitaria

La marquesa de la Puente y Sotomayor estuvo casada con Luis Tassara-Gil Delgado, quien falleció a 2018 y con quien tuvo dos hijos: Jaime y Luis. En marzo estaba previsto que el segundo se casara con Paloma Garnica de Juan, pero la boda se tuvo que retrasar por la pandemia hasta noviembre y con una reducida lista de invitados. Habría sido una de las reuniones de la aristocracia en el Molino Blanco, la finca que tiene en San Martín de Pusa (Toledo), a la que, por supuesto, habrían acudido Esther Doña y Carlos Falcó. En esa casa se han alojado también los Reyes de España y los de Grecia.

Foto: Juan Carlos I, en una imagen de 2018. (EFE)

Otra de las aficiones que la unía a Carlos Falcó y a sus primos era la caza, y en su campo de Toledo organizaba jornadas cinegéticas a las que acudían, entre otros, don Juan Carlos y el príncipe Felipe cuando aún no existía en el horizonte, cercano ni futuro, la periodista Letizia Ortiz.

Los que conocen a Verónica la definen como una mujer cariñosa, económicamente muy potente, generosa y solitaria por decisión propia. Ahora, Esther Doña tiene en ella su mejor compañera de ocio.

El redactor recomienda