Primicia: Las gemelas Iglesias ya están en Marbella con su madre, pero sin su padre
  1. Famosos
VERANO 2021

Primicia: Las gemelas Iglesias ya están en Marbella con su madre, pero sin su padre

Las hijas del cantante y Miranda ya están con su madre en Cuatro Lunas, la finca marbellí en la que pasarán las vacaciones acompañadas por sus mascotas y sus caballos

placeholder Foto: Las dos gemelas en la gala MET de 2019.(CP)
Las dos gemelas en la gala MET de 2019.(CP)

Cuatro Lunas ya nota el trasiego del ir y venir desde que parte de la familia Iglesias arribó a Marbella. Victoria y Cristina Iglesias, las gemelas de Julio Iglesias y Miranda Rijnsburger, con los hermanos pequeños, ya están en la finca. Los hijos del cantante, bajo la atenta mirada de su madre, la modelo holandesa, ayudan a la puesta a punto de las instalaciones.

Según ha sabido Vanitatis de fuentes cercanas a la familia, “la llegada del cantante podría ser inminente”. Mientras tanto, Victoria y Cristina Iglesias llevan una vida de 'relación' total con sus caballos en la finca que muestran en sus stories de Instagram. Las hijas de Julio Iglesias, grandes amantes de la hípica, han ampliado su cuadra con la adquisición de nuevos equinos. Ellas mismas con sus cuidadores se ocupan de que no les falte de nada. También tienen prevista en su agenda veraniega la asistencia al concierto de su 'amado' Nicky Jam, el exponente máximo de reguetón mundial, que a ellas les encanta y actuará el día 19 en el festival Starlite. En la anterior edición de este concierto, las jóvenes tenían previsto asistir. Ya tenían sus entradas de palco, pero el asiento fue ocupado esa noche por “las bailarinas del espectáculo de Julio Iglesias”, debido a que ese día salió la sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 13 de Valencia que reconocía que Javier Sánchez Santos era hijo de su padre, Julio Iglesias. Pero este año las gemelas no piensan perderse, por nada del mundo, el concierto de su ídolo.

Iglesiaszoo, la pasión de Cristina y Victoria

En la puerta de Cuatro Lunas hay apostados fotógrafos esperando las codiciadas primeras imágenes del verano. Pero, de momento, se tienen que conformar con las instantáneas que las jóvenes muestran en sus redes sociales de los nuevos caballos que han comprado y de sus mascotas caninas. Para ello, han montado una página propia que han denominado Iglesiaszoo, donde aparecen las nuevas adquisiciones de sus peludos: Leila, Luke, Coco. Las dos niñas son grandes amantes de los animales. Tanto es así que han adoptado algún can de las instalaciones de la perrera de Ojén Triple A, donde está ubicada la finca en la que residen. Las gemelas comparten muchas fotografías de sus 'bebes' y los empleados que trabajan en la finca dicen que son dos niñas encantadoras. Les encanta leer (muestran muchas escenas en redes de ellas con sus libros con los animales), la hípica y sus tardes de relax bajo el sol disfrutando de un relajante baño en la piscina.

Antes, la familia asistía a un conocido picadero marbellí a la entrada de la localidad malagueña, pero este año se han agenciado su propia cuadra de caballos y los paseos los dan por los terrenos de su propiedad. Cuando las gemelas no están en España, montan en la finca americana de Annette de la Renta, viuda del diseñador dominicano amigo de su padre. La pasión por la hípica no es lo único que han heredado de Miranda; también muestran instantáneas de su pasión por la moda. Ya lo dice Julio Iglesias: "Quieren ser modelos, como su madre. Yo lo que quiero es que sean fuertes, porque la vida les ha regalado mucho". Cristina y Victoria debutaron como modelos hace dos años, precisamente rindiendo homenaje al diseñador amigo de su familia Óscar de la Renta, y en la actualidad marcan tendencia entre los 100.000 seguidores que posee cada una.

La familia en pleno en Cuatro Lunas

Miranda ya es una más en la zona de Elviria, donde residen. Incluso en la peluquería, ha dicho más de una vez: “Estamos muy felices de estar aquí. A los niños les encanta venir”. Aunque el palacete se puso a la venta hace unos años, el alto precio que marcaron los dueños no ha permitido que nadie lo compre de momento. La finca fue adquirida por una sociedad de Miranda Rijnsburger. Cuando esto ocurrió, Cuatro Lunas pertenecía por aquel entonces a un jeque libanés que se la vendió con muebles incluidos. La parte de Marbella era propiedad de Curro Romero, que la compró cuando estaba casado con Concha Márquez Piquer. Hace diez años, se decidió adoptar un acuerdo salomónico en Urbanismo, partiendo por la mitad los dos terrenos. Ahora la casa pertenece a Ojén y la parte de la piscina en la que las gemelas aparecen siempre posando en sus redes sociales está situada en el municipio de Marbella.

La finca además aloja una bodega con 2.000 botellas de capacidad para el capricho de sus Vega Sicilia, el vino con el que siempre le gusta obsequiarnos a los periodistas cuando hemos visitado su casa con motivo de la presentación de alguno de sus discos. Sus más de 450 hectáreas dan para mucho. La bodega se encuentra en medio de su particular bosque animado, un inmenso alcornocal de árboles centenarios donde el propio artista había mandado construir un par de huertos ecológicos y donde planta sus propias frutas y verduras bordeando toda la finca. En la casa principal, donde Curro Romero dio algún que otro capotazo, encontramos la joya de la corona: una suite de 400 m² que fue el recinto nupcial donde celebró, un 24 de agosto, su noche de boda con Miranda. La terraza, con vistas al mar y la montaña, permite deleitarse con el paisaje. Lo que realmente llama la atención son los ocho cuartos de baños, cinco para el servicio, y tres para la familia.

La aldea de lujo

Como todos los veranos, la familia Iglesias espera a sus más allegados en su mansión. Para arribar hasta Cuatro Lunas, pueden hacerlo usando los dos helipuertos que tiene dentro de la finca. En el complejo de las tres piscinas, sus hijos han celebrado más de un cumpleaños en numerosas ocasiones. En realidad, Cuatro Lunas es muy parecida, en su interior, a un cortijo andaluz; una auténtica aldea de lujo a la que no le falta detalle. Además de la casa principal, hay varias casas más: la del Lago, con cómodas terrazas para sentarse y comer, y la de la Huerta, diseñada para invitados y que integra una espectacular suite principal, cinco habitaciones, una bodega con comedor contiguo y una piscina cuyas aguas se entremezclan con la vista del mar. También existe una cuarta casa de invitados, que cuenta con su propio baño, su propia cocina, su lavandería y su bodega.

Gemelas de Julio Iglesias
El redactor recomienda