Jose Bono Jr. salva los muebles de la pandemia en su Hípica toledana
  1. Famosos
NEGOCIOS

Jose Bono Jr. salva los muebles de la pandemia en su Hípica toledana

El hijo del expresidente manchego ha tenido un mal año en lo personal, tras romper su relación con Aitor Gómez, pero en el ámbito profesional su empresa ha conseguido la preciada estabilidad

Foto: José Bono Jr., en un campeonato. (CP)
José Bono Jr., en un campeonato. (CP)

"El amor verdadero existe! No dejéis de buscarlo... #Habibi". El mensaje de José Bono Jr. de este fin de semana se acompañaba de una serie de imágenes en las que Bono, sentado entre paja, no era el protagonista principal de la foto. Lo era un precioso caballo tordo que, tendido junto a él, le mostraba su cariño de bestia noble. Bono es ya un nombre consolidado en el mundo de los caballos. Continúa participando en concursos, pero su día a día está centrado en la gestión de su Hípica de Toledo, donde cría y entrena caballos de salto, se dedica a la compraventa de los mismos y ejerce también como profesor.

Tal y como explica una fuente experta, "José cría caballos de deporte español como Alibaba HT, Jolly Jumper HT o Ryo HT. No ha tenido ningun éxito personal reseñable en los últimos meses, pero sigue participando y está muy dedicado a la cría. Hace poco sus alumnos participaron en el campeonato de España de menores y él estuvo con ellos". Siempre que concede entrevistas, que no suele, habla de esta faceta de profesor como de las más gratificantes de su trabajo, sobre todo con los alumnos que acuden a hipoterapia para personas con discapacidad psíquica y física.

El hijo del expresidente manchego no ha parado de trabajar ni por el coronavirus. "José cedió las instalaciones de la Hípica de Toledo en plena pandemia para la final del concurso organizado por la Asociación de Caballos de Deporte Español, y ellos le dieron un premio. Con la pandemia se han incrementado mucho los asociados a hípicas porque mucha gente, al no poder salir de las ciudades y no poder esquiar o viajar, se ha aficionado al caballo. En algunas hay hasta lista de espera", señala una fuente.

El centro ecuestre de Toledo comenzó siendo "un pequeño terreno con unas cuadras para que el joven practicara su afición cerca de casa", tal y como contó en la revista 'Vanity Fair'. "Su padre lo construyó cuando tenía nueve años. Lo hizo poco a poco, pensando en convertirlo en un negocio. Hubo años difíciles, con pérdidas; ahora ni pierde ni gana, pero emplea a Bono júnior y a cuatro personas más". El jinete de 38 años lleva más de una década dirigiéndolo, aunque no fue hasta hace dos años cuando su familia le dio las riendas en exclusiva de la empresa.

Foto: Fernando Ligues. (YouTube)

Hasta 2019, Hípica Almenara era propiedad en un 80% del expolítico socialista José Bono. El resto se dividía a partes iguales entre sus cuatro hijos, aunque el jinete era quien administraba la sociedad y actuaba de facto como líder. En la Navidad de 2019, la familia decidió hacerlo oficial y procedieron a extinguir la compañía original para alumbrar dos nuevas empresas. Una con el mismo nombre, Hípica Almenara SL, y otra con la denominación Viveros 02031924 SL.

placeholder José Bono Jr. y su exnovio Aitor. (EFE)
José Bono Jr. y su exnovio Aitor. (EFE)

La actividad de la primera es la de “explotación y gestión de fincas rústicas y ganaderas, así como la obtención y comercialización de los productos derivados de las mismas. La organización de eventos sociales, deportivos y de ocio, especialmente los relacionados con la actividad hípica y, concretamente, el pupilaje, estancia, cuida”. En la escisión de 2019, la sociedad recibió varias fincas en Toledo donde se encuentran las instalaciones de entrenamiento y cría ecuestre.

La segunda, Viveros, se dedica a la promoción inmobiliaria y entre su patromonio cuenta con propiedades en El Campello (Alicante) y Toledo. El administrador único de ambas sociedades es José Bono Rodríguez.

Sin ayudas públicas

A pesar del parón provocado por el coronavirus, Bono Jr. ha sido capaz de salvar los muebles de su empresa en este ejercicio 2020, como demuestran las cuentas que acaban de presentar al Registro Mercantil. La sociedad continúa teniendo cuatro empleados y no ha tenido que recurrir a ninguna de las ayudas públicas ofrecidas por el Estado o las comunidades autónomas para paliar los efectos del covid en las pequeñas y medianas empresas.

Según los datos consultados por Vanitatis, José ha logrado facturar este último ejercicio 250.000 euros, llevándose más de 50.000 euros de beneficio neto. Es un dato ligeramente inferior al de 2019, cuando ganó 77.000 euros limpios, pero especialmente significativo en el ejercicio 2020. Tampoco se aleja de las facturaciones de años anteriores, por lo que puede decirse que ha logrado la estabilidad.

Para Bono Jr., este no ha sido un año fácil. En noviembre de 2019, coincidiendo con la decisión empresarial de su familia de cederle en exclusiva la gestión de la Hípica, el jinete anunció que se casaba con su pareja de los últimos cuatro años, el periodista y diseñador Aitor Gómez. La boda estaba prevista para el mes de junio de 2020, pero se dio de bruces primero con la pandemia y luego con una serie de desencuentros entre la pareja que culminó en una ruptura definitiva. Poco amigo de airear sus intimidades, fue la familia de José la que confirmó que ya no estaban juntos.

En estos meses, el jinete se ha centrado en sacar adelante su empresa, una labor netamente vocacional de la que deja píldoras en sus redes sociales. Le hizo especial ilusión cuando su yegua tuvo mellizos, algo muy raro en un caballo. También ha fichado por una firma de artículos hipicos y ha 'jubilado' a su emblemático Sligo, que ya tenía edad. A él sí pudo hacerle una despedida pública. "Me has dado tanto... yo siempre he dicho que eres mi héroe. Con 18 años y una carrera deportiva envidiable ha llegado el momento de que te devuelva todo lo que has hecho por mí! Sligo Hard Times disfruta ya de su retiro en Hípica de Toledo. Reconozco que llevo tiempo para escribir este post, es el fin de una etapa… Pero solo tengo palabras de agradecimiento para él!", escribía.

José Bono
El redactor recomienda