Es noticia
Menú
El show de Meghan Markle y Ellen DeGeneres: risas, bromas y un insólito vídeo
  1. Casas Reales
LE ROBA EL SHOW

El show de Meghan Markle y Ellen DeGeneres: risas, bromas y un insólito vídeo

Pocas veces habíamos visto a la duquesa de Sussex tan entregada a la causa, incluso formando parte de una cámara oculta, dando lugar a unas imágenes muy alejadas de su antiguo papel real

Foto: Meghan Markle, durante su participación en 'The Ellen Show'. (NBC)
Meghan Markle, durante su participación en 'The Ellen Show'. (NBC)

La duquesa de Sussex ha vuelto este jueves a televisión. Y no sabemos si tenía el único propósito de que se nos borrara de la memoria su entrevista con Oprah Winfrey del pasado marzo, pero desde luego empeño le ha puesto, y mucho. Tenemos que olvidar el tono intenso y dramático de su conversación con Oprah para dar paso a una nueva Meghan Markle: divertida, entregada, animada... El programa bien podría llamarse a partir de ahora 'El show de Meghan Markle y Ellen DeGeneres' porque la duquesa lo ha dado todo: ha habido risas, bromas y hasta un insólito vídeo en el que hemos visto a la exactriz protagonizando escenas muy alejadas de su antiguo cargo real.

Foto: Meghan Markle, en una imagen de archivo. (EFE)

Durante la entrevista con Ellen DeGeneres no han faltado numerosas anécdotas familiares. Una de ellas, cuando Meghan Markle ha contado cómo pudo celebrar Halloween junto al príncipe Harry, Eugenia de York y Jack Brooksbank poco antes de anunciar su compromiso, en 2017. Gracias a los disfraces que se pusieron los cuatro, pudieron salir a divertirse durante toda la noche sin que nadie supiera quiénes eran.

Una celebración muy diferente a la de este año, que compartió también con su anfitriona, según han contado. "Queríamos hacer algo divertido para los niños y a ellos no les gustó nada". Meghan y Harry disfrazaron a Archie de dinosaurio, pero no le duró mucho, "ni cinco minutos", puntualizaba la presentadora, dejando claro que habían pasado la noche de Halloween juntos. Y aún quería dejarlo más claro, señalando lo "mona" que estaba Lilibet Diana, a la que ha conocido bastante antes que cualquier miembro de la familia real, al menos en persona.

placeholder Archie, en una imagen del programa de Ellen DeGeneres. (EllenTube)
Archie, en una imagen del programa de Ellen DeGeneres. (EllenTube)

Meghan también ha contado lo contento que está Archie de ejercer de hermano mayor, momento que el programa aprovechaba para emitir una fotografía del niño, recolectando huevos del gallinero que Meghan y Harry pusieron en su casa de Santa Bárbara y el mismo que ya salió en su momento en el programa conducido por Oprah Winfrey. Un jersey azul, pantalones vaqueros y unas botas con dibujos de Peppa Pig de la marca Hunter le servían al pequeño Sussex como uniforme de faena.

Además, las dos amigas, anfitriona e invitada, también han hablado de la pequeña Lilibet Diana, a la que, a diferencia de su hermano a su edad, aún sus padres no han mostrado en público. Lili tiene ahora cinco meses y le están saliendo los dientes, así que lógicamente sus noches no son tan plácidas como deberían, según ha confesado una orgullosa mamá, que no se ha quejado de no poder dormir tanto como quisiera.

placeholder Meghan Markle, en el programa de Ellen DeGeneres. (EllenTube)
Meghan Markle, en el programa de Ellen DeGeneres. (EllenTube)

Por si alguien desconocía su amistad, Meghan Markle y Ellen DeGeneres se han encargado de repetir en varias ocasiones que son amigas y vecinas y que se ven a menudo. Tanta confianza tienen que la presentadora no dudaba en bromear en varias ocasiones con el título real de la exactriz, duquesa de Sussex, riéndose de cómo los fonemas tan parecidos que tiene le hacían difícil su pronunciación. Claro que no ha sido la única broma de la noche: faltaba ver la parte menos 'real' de la invitada, cuando participaba en una cámara oculta organizada por el programa para sorprender a los vendedores de mercadillo.

Esta cámara oculta era el momento más esperado de los 60 minutos de show, ya que iban a dar lugar a las imágenes más insólitas de Meghan, completamente opuestas a los protocolos y etiquetas de palacio, a los que se tuvo que ceñir durante poco más de dos años. La duquesa de Sussex llevaba un pinganillo a través del que recibía instrucciones de Ellen para hacer la broma a los vendedores. Si Ellen le decía que engullera alguno de los alimentos que vendía, lo hacía; si Ellen le decía que se colocara una diadema y maullara como un gato, lo hacía; y si Ellen le decía que hiciera una sentadilla, Meghan no lo dudaba y obedecía a su anfitriona.

Y todo esto en plena calle y sabiendo que las imágenes iban a ser vistas por millones de personas. Si ya el show de Ellen DeGeneres es seguido por millones de espectadores en Estados Unidos, el hecho de que tuviera como invitada a Meghan Markle ha hecho que el interés se extendiera a todo el mundo. No sabemos si también la familia real británica habrá podido verlo o, al igual que la entrevista de Oprah, tendrían acceso al programa completo antes de su emisión. Teniendo en cuenta que a la vez Guillermo y Kate disfrutaban del tradicional espectáculo de variedades en el Royal Albert Hall y que el príncipe Carlos y Camilla estaban en Egipto, lo vemos complicado, al menos para los Windsor más cercanos a la pareja.

Cierto es que el programa ha sido absolutamente blanco. Se ha hablado de su libro, 'El banco', ha hecho una generosa donación para la iniciativa solidaria de una mujer del público, ha contado anécdotas familiares... Pero de la familia real, de sus problemas y de todo aquello que contó en el programa de Oprah, nada de nada. Aunque no sabemos si la reacción de Isabel II al escuchar entonces las acusaciones de racismo será la misma que al ver a su nieta política haciendo sentadillas, engullendo un dulce o haciendo el gato.

La duquesa de Sussex ha vuelto este jueves a televisión. Y no sabemos si tenía el único propósito de que se nos borrara de la memoria su entrevista con Oprah Winfrey del pasado marzo, pero desde luego empeño le ha puesto, y mucho. Tenemos que olvidar el tono intenso y dramático de su conversación con Oprah para dar paso a una nueva Meghan Markle: divertida, entregada, animada... El programa bien podría llamarse a partir de ahora 'El show de Meghan Markle y Ellen DeGeneres' porque la duquesa lo ha dado todo: ha habido risas, bromas y hasta un insólito vídeo en el que hemos visto a la exactriz protagonizando escenas muy alejadas de su antiguo cargo real.

Príncipe Harry
El redactor recomienda