Es noticia
Menú
Tres nuevas formas de aplicar el rubor de mejillas que cambiarán tu relación con el colorete
  1. Estilo
  2. Belleza
Arrasan entre celebs e influencers

Tres nuevas formas de aplicar el rubor de mejillas que cambiarán tu relación con el colorete

En 2023, el colorete sustituirá no solo a los polvos bronceadores sino también al iluminador, y en las redes sociales encontramos tres técnicas infalibles y muy distintas para un acabado natural y muy personal

Foto: Durante el desfile de la colección primavera-verano 2023 de Ester Manas, ya vimos el uso del rubor cremoso naranja, una de las tendencias de maquillaje del año. (Imaxtree)
Durante el desfile de la colección primavera-verano 2023 de Ester Manas, ya vimos el uso del rubor cremoso naranja, una de las tendencias de maquillaje del año. (Imaxtree)

El predominio de bronceador, polvos de sol, contorno o como quiera que te refieras al maquillaje oscuro -bien para broncear, bien para pronunciar facciones- es cosa del pasado o, más bien, lo será. En su lugar, el auge de los iluminadores en todo tipo de formatos y el inesperado regreso de los rubores han cambiado de forma radical el tipo de maquillajes de moda, convirtiendo el mercado en una explosión de acabados.

No hablamos solo de texturas, colores y acabados, también han proliferado las técnicas con las que aplicar el colorete. Las redes sociales se han convertido en uno de los difusores de estos nuevos usos del blush; el otro canal es el celeb. Cada famosa tiene su propia técnica para aplicar el rubor en sus mejillas y son ellas mismas las que comparten su paso a paso. Muchas lo hacen para comercializar sus propios cosméticos, otras simplemente para contestar al 'me habéis preguntado mucho por…'.

placeholder El iluminador y el rubor de mejillas sustituirán a los polvos de sol, como base del maquillaje natural. (Imaxtree)
El iluminador y el rubor de mejillas sustituirán a los polvos de sol, como base del maquillaje natural. (Imaxtree)

El verdadero truco de Hailey Bieber

Reconvertida en empresaria cosmética, Hailey Bieber ha aprovechado su tirón mediático para darles salida a sus propios productos de cuidado de la piel y maquillaje. Todo lo que la mujer de Justin Bieber toca no solo desaparece de los stands de belleza, sino que se pone de moda. María Pombo es un ejemplo de seguimiento de las ‘tendencias Hailey’. Tras las glazed skin, la consiguiente manicura glaseada y los labios firma de la casa, ahora le ha tocado el turno a las mejillas. Porque, sí, Hailey Bieber también aplica el rubor de una forma distinta para conseguir su característico brillo.

placeholder Hailey Bieber, con maquillaje de labios 'liquid lips'. (Getty/Pascal Le Segretain)
Hailey Bieber, con maquillaje de labios 'liquid lips'. (Getty/Pascal Le Segretain)

El truco está en mezclar sobre una paleta una gota de rubor en crema, en concreto el Bionic Blush de Milk Makeup en el color Beyond, junto a un poco de la crema hidratante de su marca, Rhode Barrier Restore Cream.

El tono magenta del rubor -uno de los más virales de las redes sociales- queda diluido con la crema hidratante, que, al lograr una rápida absorción y dejar un acabado jugoso, contribuye a esa sensación de mejillas sonrosadas de forma natural. La maquilladora de la celebrity apunta que el otro beneficio extra es que la textura creada se trabaja mucho mejor y permite subir la intensidad capa sobre capa y hacer que el color se difumine y no se note el cambio de tono.

Para rematar el maquillaje, también suele aplicar un rubor en stick -del mismo tono y de la misma marca, en el caso de Bieber- sobre el dorso de la mano y, desde ahí, tomarlo con los dedos y volver a aplicarlo en las mejillas con ligeros toquecitos. Para conseguir un maquillaje muy natural y monocromático, el truco final es tomar el mismo tono de rubor en stick con pincel para difuminar sombra de ojos y aplicarlo por todo el párpado.

Foto: Backstage del desfile de Paul Costelloe primavera-verano 2020. (Imaxtree)

Aura blush, el colorete degradado

Otro de estos nuevos métodos para aplicar color en las mejillas es el aura blush, que poco tiene que ver con un maquillaje angelical. Combinando varios colores a modo de círculos concéntricos que buscarían crear tridimensionalidad en la zona de las mejillas. Para lograrlo, lo ideal es utilizar rubores fluidos y fáciles de aplicar con los dedos y hacer una elección cromática en función del tono de piel. Aquí, una vez más, el colorete más utilizado es el Bionic Blush de Milk Makeup.

A modo de base siempre se aplicará un rubor melocotón, muy próximo a nuestro color de piel y se extenderá por una superficie amplia, como si siguiéramos la técnica del W blush, pero sin tocar la nariz. El siguiente color será más intenso y concentrado y se quedará solo en las manzanas, para lo que se necesita un rubor entre burdeos y magenta. El paso final es el rubor naranja, que se depositará en la zona central de los anteriores rubores. La cantidad de coloretes en crema que utilizar es orientativa, siendo siempre el mínimo dos tonos, para crear esa sensación de volumen.

Cada una de las tonalidades deberá difuminarse correctamente. Antes de aplicar la siguiente encima, no hay que perder de vista que se persigue una cierta naturalidad. En el tutorial inicial con el que la tendencia ha cobrado protagonismo, la tiktoker cubría todo el degradado con una capa de filtro iluminador, para crear un efecto más desdibujado y luminoso. La única advertencia es prestar atención a la maleabilidad de los coloretes, ya que los tintes de mejillas pueden ser demasiado intensos y dejar un peligroso 'efecto Heidi'.

Foto: Dale una vida renovada a tu colorete. (Imaxtree)

Naranja, el tono que comprar

Hace apenas un año, la teoría del color nos enseñaba que un rubor morado se podía transformar en un útil rosa frío dependiendo del tono de la piel sobre el que se aplicase. Ahora es el naranja el que se cuela en la paleta de colores poco habituales para convertirse en un color que quieres probar. Lo vimos sobre la pasarela, pero nunca pensamos que su acogida en nuestro maquillaje sería tan sencilla y exitosa.

Si en los desfiles vemos el mismo maquillaje repetido en todas las modelos, cuando se trata de aterrizar la tendencia, el matiz del tono de la piel es fundamental. Para que el rubor naranja funcione -y cuando nos referimos a naranja es en su versión más pigmentada y potente, no en un tono melocotón o coral- es importante no perder de vista la rueda de los colores complementarios, prestando atención al tono de la piel, el color del cabello o el resto de colores utilizados en el maquillaje.

El efecto del colorete naranja en el rostro es el de una inmediata calidez y sensación de bronceado homogéneo, además de que los pómulos parecen pletóricos y la mirada parece más iluminada. Mientras otros tonos pueden resultar difíciles de controlar, el naranja puede ser un buen color para comenzar a utilizar rubores, especialmente si tu piel es morena o cálida. Y, como todo lo que se pone de moda en TikTok, no existe una sola forma de utilizarlo. La plataforma se ha llenado de vídeos en los que los usuarios enseñan y retan a introducir el colorete naranja en el maquillaje del día a día.

El predominio de bronceador, polvos de sol, contorno o como quiera que te refieras al maquillaje oscuro -bien para broncear, bien para pronunciar facciones- es cosa del pasado o, más bien, lo será. En su lugar, el auge de los iluminadores en todo tipo de formatos y el inesperado regreso de los rubores han cambiado de forma radical el tipo de maquillajes de moda, convirtiendo el mercado en una explosión de acabados.

Tendencias de belleza
El redactor recomienda