Es noticia
Menú
Las navidades de Isabel Preysler al calor de Miami (ausencias y presencias)
  1. Famosos
DÍAS DE RELAX

Las navidades de Isabel Preysler al calor de Miami (ausencias y presencias)

Serán unas fiestas agridulces, ya que pese a reunir a sus hijos, echará de menos la presencia de su madre, Beatriz Arrastia, recientemente fallecida

Foto: Isabel Preysler.
Isabel Preysler.

Los últimos años, Isabel Preysler ha pasado las navidades en Madrid rompiendo la costumbre de viajar a Miami para estar con los hijos y nietos que viven en Estados Unidos. Chábeli, Enrique y Julio José dejaron de viajar a España y era la madre la que se desplazaba con Tamara, Ana y la abuela Beba para disfrutar juntos de esas fechas. Volvían para la fiesta de Reyes. Una tradición que se rompió cuando Beatriz Arrastia fue cumpliendo años y los desplazamientos tan largos eran cada vez más complicados. Ni tan siquiera se barajaba la posibilidad de viajar en el avión privado de Enrique.

Así quedaban el calendario festivo, que se agravó con la pandemia y durante los últimos tres años no ha sido posible desplazarse a Estados Unidos por las restricciones sanitarias. Esta vez sí y todos a Miami, incluidos los niños Verdasco Boyer. Al menos, así es la agenda navideña como confirmó la propia Isabel a la revista '¡Hola!'. Y Tamara a sus amigos en su fiesta de cumpleaños.

En el caso de la ganadora de 'MasterChef' volverá para pasar la noche de fin de año con Iñigo Onieva, que estará a pie de obra en la discoteca Lula, que abrió hace quince días y de la que es socio y cabeza visible. El 31, si no hay cambios sanitarios, habrá cotillón y disco hasta el cierre del local. Tamara tendrá que retomar su trabajo en 'El hormiguero'.

placeholder Tamara Falcó e Iñigo Onieva. (Limited Pictures)
Tamara Falcó e Iñigo Onieva. (Limited Pictures)

Si la trayectoria amorosa de la pareja continúa como hasta ahora, es muy previsible que sean las últimas navidades de solteros. En los muchos reportajes siempre ha manifestado Tamara su deseo de casarse y ser madre. No a la inversa, como ha declarado cada vez que se le preguntaba por esta cuestión hasta que llegó el relaciones públicas a su vida. “No me planteo ser madre soltera. Me encantaría si encuentro a la persona correcta, me enamoro y hay un plan de futuro, creo que es una evolución natural. Ojalá Dios me ponga la persona correcta, pero si no me la pone, pues no podrá ser".

Instalados en casa de Enrique

Lo que sí ha llamado la atención en esta edición navideña es la falta del reportaje anual de Isabel con el árbol y la decoración de su casa de Puerta de Hierro. La explicación que dan desde su entorno es que aún se encuentra muy tocada por la muerte de su madre. Julio José confirmaba ese estado de ánimo en su último viaje a Madrid, donde fue imagen de una firma comercial: “Mi madre está triste, echamos mucho de menos a mi abuela. Era lo mejor de la familia”. Adelantó cómo iban a ser este año las navidades: “Estaremos todos juntos en Miami”

Y así ha sido. Preysler y su prole se han instalado en la mansión que Enrique y Anna Kournikova comparten con sus tres niños, Lucy, Nicholas y Mary. A la pequeña de la casa, Isabel, Ana y Tamara no la conocían hasta ahora.

placeholder Enrique Iglesias, en un concierto reciente. (EFE/Giorgio Viera)
Enrique Iglesias, en un concierto reciente. (EFE/Giorgio Viera)

La casa de mil seiscientos metros cuadrados se encuentra construida en una parcela de más dos mil metros cuadrados y con embarcadero propio en la zona más elitista de Miami. Tiene siete habitaciones con sus respectivos baños, sala de juegos para los niños, zona de servicio, cocina, pista de tenis y porche con vistas a la piscina y a la bahía.

Por lo tanto, hay espacio suficiente para que cada miembro de la familia Preysler tenga su intimidad. Chábeli tiene su casa y compartirá las cenas y los almuerzos festivos. Antes de que nacieran los hijos de Enrique, Isabel se instalaba en la vivienda de su primogénita. Enrique paraba poco en la suya y era la hija la que ejercía de anfitriona.

En cuanto a la agenda navideña de este año en Miami, las costumbres son las mismas. Un menú clásico a base de salmón preparado con la receta nórdica, sal, azúcar y eneldo (confirmaba Tamara), pavo en vez de pularda, que en Miami es difícil de encontrar, arroz (es un elemento que nunca falta en la mesa Preysler) y, como siempre, un postre de chocolate, la adición gastronómica de la jefa del clan.

Tradiciones familiares

La noche del 24 llega Papá Noel, una costumbre que Isabel Preysler ha vivido desde que era pequeña en su casa de Manila. Los Reyes Magos empezaron a llegar a su vida cuando dejó Filipinas y comenzó su etapa vital en España. Primero con sus tíos y después ya casada con Julio Iglesias. Enrique, Julio y Chábeli mantienen la costumbre anglosajona más que la tradición española.

placeholder Julio José Iglesias. (Getty)
Julio José Iglesias. (Getty)

Hasta que no llegó la pandemia, Chábeli, su marido y sus hijos se reunían con Julio Iglesias el día de Navidad. “El 25 lo pasamos con mi padre en su casa de Miami”, anotaba la primogénita. Este año también será diferente. El cantante mantiene su cuartel general en Punta Cana por temor al contagio y solo se relaciona con personas de su confianza. Puede ser que, al tener la vacunación completa, esta vez pueda retomar las navidades de siempre.

Para Isabel Preysler serán unas fechas agridulces. Tener a todos sus hijos juntos es una felicidad, pero la ausencia de Beatriz Arrastia también estará muy presente. Mario Vargas Llosa ha pasado la primera parte de estas vacaciones en Miami. Él mismo anunciaba el día que viajaba a Estados Unidos con Isabel que volvería a Madrid para pasar la Nochebuena con sus hijos Morgana, Gonzalo, Álvaro y los nietos. Como en todas las familias, hay que repartirse.

Los últimos años, Isabel Preysler ha pasado las navidades en Madrid rompiendo la costumbre de viajar a Miami para estar con los hijos y nietos que viven en Estados Unidos. Chábeli, Enrique y Julio José dejaron de viajar a España y era la madre la que se desplazaba con Tamara, Ana y la abuela Beba para disfrutar juntos de esas fechas. Volvían para la fiesta de Reyes. Una tradición que se rompió cuando Beatriz Arrastia fue cumpliendo años y los desplazamientos tan largos eran cada vez más complicados. Ni tan siquiera se barajaba la posibilidad de viajar en el avión privado de Enrique.

Así quedaban el calendario festivo, que se agravó con la pandemia y durante los últimos tres años no ha sido posible desplazarse a Estados Unidos por las restricciones sanitarias. Esta vez sí y todos a Miami, incluidos los niños Verdasco Boyer. Al menos, así es la agenda navideña como confirmó la propia Isabel a la revista '¡Hola!'. Y Tamara a sus amigos en su fiesta de cumpleaños.

Miami Familia Preysler
El redactor recomienda